El primer ministro italiano Giuseppe Conte revisa documentos durante un debate posterior a su discurso en la cámara baja del Parlamento, en Roma. Foto La Hora/AP/Alessandra Tarantino.

COLLEEN BARRY y NICOLE WINFIELD
ROMA
Agencia AP

El primer ministro italiano Giuseppe Conte reconoció hoy los errores en el combate a una pandemia sin precedentes, pero en un discurso que apunta a preservar su segundo mandato dijo a los legisladores que su gobierno puede «mantener la frente en alto».

Conte luchaba por su vida política después de perder su mayoría de coalición con la deserción de ministros de Gabinete que pertenecen al pequeño pero crucial partido Italia Viva del expremier Matteo Renzi. Renzi ha enfrentado fuertes críticas por sus maniobras políticas en medio de la pandemia. Pero ante la espera de miles de millones de euros a través de fondos de la Unión Europea para el combate al COVID-19, ha defendido la medida como necesaria para evitar que Conte amase demasiado poder.

«¿Siempre ha tomado él las mejores decisiones? Todos pueden hacer sus evaluaciones», dijo Conte ante la cámara baja. «Por mi parte, puedo decir que el gobierno trabajó con el mayor cuidado y atención por los delicados equilibrios, incluyendo los constitucionales», consciente de las fuertes implicaciones para los italianos ordinarios.

«Si puedo hablar en nombre del gobierno completo, con la frente en alto, no es por la arrogancia de alguien que cree que no ha cometido errores», añadió Conte. «Es por el saber que el gobierno en su totalidad puso toda su energía física y mental para proteger de la mejor manera a la nación».

Expresó perplejidad por la crisis política que, aseveró, «no tiene bases plausibles» en un momento en que «la pandemia sigue en su curso total».

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorII. Las complicaciones del COVID-19
Artículo siguienteFilipinas suma 500 mil casos entre confusión sobre vacunas