Economía

Primer Ministro de Italia presentará propuesta sobre presupuesto a UE

Bruselas/Roma
Agencia (dpa)

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, está trabajando en una nueva propuesta para la Comisión Europea con la que pretende solucionar la disputa que Italia mantiene con la Unión Europea (UE) sobre su presupuesto para 2019.

“Estoy terminando una propuesta mía que la Unión Europea tendrá que tomar en consideración”, dijo Conte en una entrevista publicada hoy por el diario Avvenire, sin dar detalles ni cifras.

“Mi objetivo es evitar un procedimiento de infracción para Italia que dañaría a nuestro país y también podría dañar a Europa”, añadió.

La Comisión Europea rechazó en octubre el presupuesto presentado por Italia y exigió una revisión. El problema estriba en el objetivo de déficit para 2019, que el Gobierno italiano del M5S y la Liga fijó en un 2,4 por ciento del producto interno bruto (PIB), por encima del 0,8 por ciento fijado por el anterior Ejecutivo.

Aunque aún queda por debajo del límite del 3,0 por ciento que establece el Pacto de Estabilidad de la UE, el aumento del déficit se traduce en una mayor deuda pública, cuando la de Italia ya es con más del 130 por ciento del PIB una de las más altas del mundo y está muy por encima del techo del 60 por ciento establecido en el Pacto de Estabilidad.

Si no cambia su postura, Italia se arriesga a que la UE inicie un procedimiento por déficit excesivo en su contra que podría desembocar en sanciones económicas.

Los Ministros de Finanzas de la zona euro dejaron claro esta mañana que en su opinión los planes presupuestarios de Italia violan el reglamento de estabilidad europeo.

El comisario de Economía de la Unión Europea (UE), Pierre Moscovici, señaló hoy que Italia se está mostrando más cooperadora pero que todavía necesita hacer compromisos “creíbles” sobre la reducción de su déficit para evitar ser sancionada por la UE.

“Tengo que decir que en esta última semana claramente (vimos) un tono diferente, una voluntad de cooperar”, dijo Moscovici en Bruselas.

La intención expresada por Roma de reducir su objetivo de déficit es “un paso en la dirección correcta”, pero “necesitamos compromisos que tienen que ser muy concretos, tienen que ser creíbles” y “la diferencia tienen que estrecharse más”, advirtió el comisario.