Presidente de México en contra de enjuiciar a exmandatarios

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pronuncia un discurso durante un mitin en el Zócalo de la Ciudad de México. FOTO LA HORA/FERNANDO LLANO/AP

CIUDAD DE MÉXICO/AP

El presidente Andrés Manuel López Obrador propuso poner un “punto final” al pasado y no enjuiciar a exmandatarios pese a que aseguró que en un país con un sistema presidencialista como el mexicano, el jefe del gobierno conoce todo lo que ocurre en su administración.

“El presidente de México tiene toda la información”, aseguró. “Todos los presidentes saben lo que sucede”.

“Mi propuesta era que se pensara en un punto final y sólo si la gente lo solicitaba, lo pedía, que se hiciera una consulta” popular sobre el tema, dijo hoy y adelantó que él votaría en contra de enjuiciarlos.

López Obrador hizo estos comentarios cuando hay un proceso abierto contra Rosario Robles, exsecretaria del gabinete de Enrique Peña Nieto (2012-2018), acusada de conocer desvíos de fondos desde 2014 y no denunciarlos.

Un juez dictó la prisión preventiva de Robles como parte de la investigación y pidió a la fiscalía federal aclarar si Peña Nieto fue informado de tales irregularidades.

López Obrador, que ha hecho de la lucha contra la corrupción su principal batalla, insistió en que la fiscalía y el Poder Judicial tienen total autonomía y que su gobierno trabajará para que no haya impunidad.

Sin embargo, desde el mismo día de su toma de posesión se mostró reticente a enjuiciar a los exmandatarios porque, dijo, había que empezar una etapa nueva en lugar de apostar por la venganza.