Preocupa a religiosos las acciones de Morales

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

El Consejo Nacional Apostólico de Guatemala de la Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús, la Conferencia Episcopal de Guatemala y el Obispado de Huehuetenango manifestaron su preocupación por la situación actual del país y respaldaron las resoluciones de la Corte de Constitucionalidad (CC).

Para el Consejo Nacional Apostólico de Guatemala de la Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús, no se trata de estar a favor o en contra de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), al referirse a la situación del país y de las decisiones del presidente Morales, sino de preservar la legalidad con ética política.

En su comunicado, los jesuitas expresaron su sorpresa, preocupación e indignación como consecuencia de las decisiones tomadas por el presidente Morales de dar por terminado el acuerdo de CICIG y la desobediencia a las resoluciones de la Corte de Constitucionalidad, que consideran han generado inestabilidad, inseguridad e irrespeto a la Constitución y al Estado de Derecho, poniendo en riesgo la democracia.

“No se trata de estar a favor o en contra de la CICIG, se trata de preservar la legalidad con ética política y de recuperar el sentido político como forma de construir una sociedad más justa, pacífica e incluyente”, refirieron los religiosos.

Además, señalaron que con las decisiones del Ejecutivo se rompe la confianza entre la ciudadanía y las autoridades porque se desprecia la institucionalidad del Estado y el respeto a la Constitución; se contradicen las palabras del Presidente y su equipo de gobierno que afirman trabajar por la transparencia y en contra de la corrupción.

“Los hechos nos dictan que se está favoreciendo mediante un pacto de impunidad a intereses sectoriales y los privilegios de los poderosos. Se divide a la población y se pone en peligro la paz social”.

Agregaron que más allá de cualquier comisión es el respeto al Estado de Derecho y el servicio al bien común de la población, especialmente de los más vulnerables.

“Solicitamos a las autoridades que reconsideren sus decisiones y asuman actitudes y hechos de interés para el bien común, tomando el rumbo de respeto a los dictámenes de la CC y del Estado de Derecho”.

Finalmente hicieron un llamado a los guatemaltecos de buen corazón a no dejarse llevar por el miedo y la indiferencia y recordaron que la participación ciudadana es un derecho y un deber para contribuir en la construcción de una sociedad más justa e incluyente.

DETERMINACIÓN DE CC HA SIDO LA CORRECTA SEGÚN CEG

En tanto la CEG lamentó la actual confrontación del Gobierno y otros organismos de Estado legítimamente constituidos que ponen en peligro al Estado de Derecho en el país, por lo que reafirman la necesidad de defender a la Constitución del país.

Vemos con satisfacción y alivio coherentes con la ley las acciones llevadas a cabo por la Corte de Constitucionalidad; instancia constituida para determinar la correcta interpretación de la Constitución de la República, refirió la CEG.

Por su parte la Diócesis de Huehuetenango, destacó que la decisión tomada por Morales, preocupa al ser contraria a las normas y principios Constitucionales y a las normas del Derecho Internacional, además que la misma socava el Estado de Derecho y lesiona el respeto debido a las leyes del país.

La Diócesis agregó que esta situación entorpece el proceso iniciado y los convenios acordados en los Acuerdos de Paz que hablan de los desafíos de desarticular organismos criminales dentro del Estado.