Preguntas sobre cáncer de seno

Alfonso Mata

¿Se puede reducir la pérdida de cabello?

En muchas mujeres con cáncer de seno es un efecto angustioso de la quimioterapia. La técnica de enfriamiento para evitar la pérdida ha tenido un éxito limitado. En un estudio en mujeres con cáncer de mama, durante su tratamiento con taxano (Taxol y otros), las que utilizaron el DigniCap (aparato para enfriar cabeza) perdieron menos de la mitad de su cabello, en comparación con mujeres que se sometieron al mismo tratamiento y no lo usaron. Los tratamientos de enfriamiento del cuero cabelludo comienzan 30 minutos antes de que comience la infusión de quimioterapia, dura durante toda la infusión y continúan durante 90 a 120 minutos después.

¿Debería hacerse mamografías después de los 75 años?

A medida que envejece la persona, el cuerpo y las pautas para cuidarlo cambian. Las Guías recomiendan mamografía cada dos años para mujeres de 50 a 75 años con un riesgo promedio de desarrollar cáncer de seno. Para las mujeres mayores, no hay pruebas suficientes de los riesgos y beneficios potenciales de la mamografía en los que basar una recomendación. La decisión depende de varios factores, incluido el riesgo de cáncer de mama, la esperanza de vida y las preferencias personales. Si bien una mamografía realizada hoy podría detectar un cáncer que no se diseminara o metastatizara durante varios años, el porcentaje de mujeres que sobreviven disminuye con cada año que pasa sin detección.

Las mujeres posmenopáusicas tratadas por DCIS viven igual que otras mujeres

El carcinoma ductal in situ (CDIS) es el más frecuente y comienza en los conductos que llevan leche desde la mama hasta el pezón y el carcinoma lobulillar que comienza en partes de las mamas llamadas lobulillos, que producen la leche materna.

El carcinoma ductal in situ (CDIS) difiere del cáncer de seno porque no es invasivo, por lo que no se puede diseminar a otras partes del cuerpo. Sin embargo, puede progresar a un cáncer de seno invasivo, que puede ser potencialmente mortal. Padecer de DCIS afecta la supervivencia a largo plazo. Las mujeres con DCIS tienen tasas más altas de morir que la población general. Pero también las sobrevivientes de DCIS tienen un 10% menos de riesgo de morir por cualquier causa en comparación con la población general. Se necesitan estudios adicionales para determinar por qué de eso.

Todos los estudios de mamografía son iguales

¡Las comprendo! La incomodidad de la compresión de la mamografía, el aplanamiento de la mama, hace que el tejido ductal sea más fácil de distinguir y reduce la cantidad de radiación requerida para hacerlo. Los estudios han demostrado que es el enfoque más efectivo para el cribado del cáncer de seno. Los estudios han descubierto que cuando las tasas de mamografía aumentan, la cantidad de cánceres pequeños detectados sube y el número de cánceres grandes detectados aumenta.

El ultrasonido. ¿Es una alternativa a la mamografía?

¡No! Aunque la FDA ha aprobado un sistema de ultrasonido mamario automatizado para ser utilizado además de la mamografía para mujeres asintomáticas con mamas densas, no hay suficientes datos publicados sobre su efectividad en la detección para apoyar su uso. El ultrasonido no puede captar los pequeños depósitos de calcio (microcalcificaciones) que pueden ser un signo de cáncer de mama.

Es la mastectomía necesaria a todas las mujeres con cáncer de seno

¡No! En la última década, cada vez más mujeres han sido diagnosticadas con cáncer en un seno. Este procedimiento quirúrgico, a menudo se recomienda para mujeres con una mutación genética que las pone en alto riesgo de desarrollar un segundo cáncer. Pero para las mujeres en riesgo promedio, la cirugía ofrece pocos beneficios. Entonces: ¿por qué tantas mujeres optan por la mastectomía doble? los investigadores han encontrado que el cáncer en etapa inicial, en un seno, en general las motiva a la mastectomía doble. Es importante que usted en lugar de seguir su instinto se ponga de acuerdo con su médico al respecto.

La electro-acupuntura ayuda en algo

Aproximadamente del 30% al 40% de las mujeres con cáncer de mama, informan bochornos persistentes y sudores nocturnos. Unos informes reportan que la electro acupuntura podría proporcionar algún alivio. La electro-acupuntura (la aplicación de una corriente eléctrica pulsátil) en algunos estudios ha mostrado mejoras significativas en los sofocos, menos alteraciones del sueño y mejor calidad del mismo y un mejor sentirse al día siguiente. Se ha encontrado también que mujeres menopaúsicas con trastornos de bochornos nocturnos, pueden beneficiarse de esta alternativa para dormir mejor, no solo para los sobrevivientes de cáncer de seno. En general, se necesita de mayores estudios al respecto.

Consumo de aceite de oliva vinculado a un menor riesgo de cáncer de mama

Un estudio en mujeres mayores encontró que las mujeres que comían una dieta tradicional mediterránea mejorada con aceite de oliva extra virgen, tenían menos probabilidades de ser diagnosticadas con cáncer de seno. El estudio fue parte de un gran ensayo clínico español, Prevención con Dieta Mediterránea (PREDIMED). Se necesita de más estudios al respecto.

Comer alimentos procesados puede aumentar el riesgo de cáncer

Los alimentos preenvasados y procesados son típicamente altos en grasa, sal y azúcar. Los estudios no prueban que los alimentos ultraprocesados causen cáncer, pero los investigadores dicen que los efectos acumulativos de los aditivos alimentarios siguen siendo en gran parte desconocidos.

Obesidad y cáncer del seno ¿alguna relación?

Los estudios sugieren no solo que las mujeres posmenopáusicas con sobrepeso u obesas tienen mayor riesgo de cáncer de seno invasivo que las mujeres de peso normal sino también que el exceso de riesgo aumenta a medida que el peso de la mujer aumenta más allá de la obesidad.

¿Hay riesgos cardíacos para los tratamientos contra el cáncer?

La radiación al tórax puede dañar el músculo cardíaco, las arterias y las válvulas. En mujeres que han recibido radiación en los senos, el riesgo de sufrir un infarto de miocardio u otro evento cardíaco mayor en la vida, aumenta un poco. Las mujeres que tienen radiación en el seno izquierdo, que está más cerca del corazón, tienen una mayor probabilidad de tener problemas, pero la dosis general de radiación también juega un papel. Los efectos cardíacos relacionados con la radiación pueden aparecer tan pronto como cinco años después del tratamiento, por lo que las mujeres que tienen cáncer de seno a una edad más temprana, pueden desarrollar problemas cardíacos antes de lo que se esperaría.

Control de la natalidad y cáncer del seno

Las mujeres en control de la natalidad que depende de hormonas, se enfrentan a un aumento pequeño pero significativo en el riesgo de cáncer de seno. La respuesta será diferente para cada mujer y dependerá de factores como su edad y salud general y sus otros riesgos de cáncer de seno. Y aunque las píldoras anticonceptivas pueden aumentar ligeramente las probabilidades de cáncer de seno, también se han asociado con aumentos en el cáncer de cuello uterino. La relación del anticonceptivo con el cáncer es compleja y al respecto, usted debe consultar con su médico.