AVANZA PROCESO HACIA LAS POSTULADORAS

Por renovarse la CSJ ¿Cómo la evalúan analistas?

Por: Cristian Velix
cvelix@lahora.com.gt

El 25 de septiembre de 2014, la alianza entre los ahora extintos Partido Patriota (PP) y Libertad Democrática Renovada (Lider), eligió a los actuales magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Han pasado ya casi cinco años de esa designación y mientras avanza un nuevo proceso para la integración del pleno de magistrados de la CSJ, analistas consultados por La Hora dan su punto de vista y evaluación del legado que dejará la actual Corte.

Dimisiones, procesos penales contra algunos magistrados de la máxima Corte del Organismo Judicial (OJ), decisiones controversiales, entre otros eventos, marcaron este período el cual es comentado por tres expertos.

EDGAR ORTÍZ: CSJ BASTIÓN DE LA IMPUNIDAD

“Ellos tuvieron la oportunidad de ser la Corte Suprema de Justicia que liderara esa iniciativa anticorrupción, mientras les duró el miedo colaboraron con la justicia, esto entre el 2016 y 2017, pero una vez vieron ellos que la balanza estaba yéndose del lado oscuro, simplemente se alinearon”, indicó Edgar Ortiz, analista de la Fundación Libertad y Desarrollo.

En esa línea, el experto dijo que fue hasta el 2016 que esta CSJ inició a colaborar (con la justicia), especialmente cuando algunos magistrados fueron señalados en casos de corrupción.

Asimismo, Ortiz comentó que desde 2017 en adelante la máxima Corte del OJ se convirtió en el bastión de la impunidad, lo cual calificó de “triste” y “lamentable”, agregó que no duda que algunos de sus integrantes estén buscando la reelección.

“Cabe decir que nunca en la historia de la Corte Suprema (de Justicia), desde 1985, desde que somos de la era democrática y tenemos un sistema de Comisiones de Postulación, nunca se ha reelegido un magistrado, vamos a ver si esta es la primera vez, en recompensa a su colaboración con la impunidad”, subrayó el entrevistado.

Por último, el abogado manifestó que la reelección debería hacerse con base en la capacidad de los magistrados y en esa medida afirmó que salvo las togadas Delia Dávila y María Eugenia Morales, nadie más tiene los méritos para optar nuevamente por el cargo.

MURALLES: HA SIDO NEFASTA

Por su parte, Eleonora Muralles, presidenta de la organización Familiares y Amigos contra la Delincuencia y el Secuestro (FADS), expresó que esta es una Corte que la mayoría de sus integrantes ha sido nefasta.

Asimismo, la profesional indicó que la actual CSJ ha sido una de las peores, que dejó “mucho a deber”, y que hay un retroceso en la aplicación de la justicia y que “ellos han sido parte de esa impunidad”.

“Se nota a leguas que ellos son parte del famoso Pacto de Corruptos, ellos lo integran, nos lo han demostrado con sus decisiones, se nota que sus resoluciones han sido de acuerdo con estos personajes y estructuras que le han hecho tanto daño al país”, expuso Muralles.

De igual manera, la entrevistada agregó que el hecho de que se haya vinculado en casos penales a los exmagistrados Charchal y Aguilar, al igual que a Blanca Stalling, muestra la calidad de personas que han se han nombrado en las Cortes.

Con relación a que los togados no dieron trámite a la solicitud de retiro de antejuicio en contra del diputado Felipe Alejos, pero sí tramitó la petición de quitarle la inmunidad del juez Pablo Xitumul, la activista social señaló que con eso se puede ver que “premian a sus amigos y reprimen a los jueces independientes, esperaría que en algún momento se les revirtiera todo esto”.

QUEZADA DEL CIEN: DOS ELECCIONES SIMBÓLICAS

Para Francisco Quezada, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), antes los magistrados de la CSJ eran “verdaderos representantes” de un “altísimo nivel en el tema jurídico”.

“La mayoría eran muy honorables y después fueron cediendo. Se fueron pervirtiendo las Comisiones de Postulación y también los intereses del Congreso ya no fueron a buscar a los mejores sino a los afines”, añadió el investigador.

De acuerdo con Quezada, son los partidos políticos los que al final terminan eligiendo a los magistrados y que las dos últimas elecciones fueron simbólicas del principio de la desviación de cooptar las Cortes en servicio de los intereses de los partidos que gobernaban.

Por último, el integrante del CIEN dijo que las Comisiones de Postulación han estado muy divididas, en las que hay grupos que tienen compromisos espurios y comisionados dignos.

“Hay una línea que ha ido detrás de intereses, de cabildeos, detrás de promover nombres, esa es la que se ha caracterizado por realmente poder elegir, porque al final son un grupo mayoritario”, concluyó Quezada.

ALGUNOS MOMENTOS CLAVE DE LA ACTUAL CSJ

Los magistrados Douglas Charchal y Vladimir Aguilar debieron renunciar a sus cargos, luego de ser señalados en el Caso TCQ, mientras que la magistrada Blanca Stalling fue separada del cargo; supuestamente intentó influir en las decisiones del juez Carlos Ruano a favor de su hijo Otto Molina Stalling en el Caso IGSS-Pisa.

La designación de la magistrada Silvia Valdés como presidenta de ese poder de Estado fue anulada por la Corte de Constitucionalidad por la conformación y votación del pleno en el que fue electa. Valdés ya presentó su renuncia al puesto aduciendo problemas de salud y fue señalada en su momento por presunta afinidad con el presidente Jimmy Morales.

Además, la mayoría de este pleno de magistrados no retiró la inmunidad en dos ocasiones al diputado Felipe Alejos, vinculado en el Caso Traficante de Influencias, la primera vez incluso el mismo día de su votación el Congreso otorgó a la CSJ un aumento presupuestario.

Recientemente no retiró la inmunidad a la presidenciable de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres, vinculada en el Caso Financiamiento Electoral Ilícito de la UNE en 2015.

Asimismo, esa CSJ decidió darle trámite a la solicitud de retiro de antejuicio en contra del juez Pablo Xitumul, denunciado por el inspector de policía, José Cuxaj, quien aparentemente agredió al juzgador.

De igual manera, el pleno de magistrados admitió para su trámite el requerimiento de que se les retirara la inmunidad a los magistrados de la CC, Gloria Porras, Bonerge Mejía Orellana y José Francisco, por la resolución que frenó la salida del embajador de Suecia, Anders Kompass.

Esa última acción estuvo enmarcada por las arremetidas del Ejecutivo en contra de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), para dar por terminado su mandato.

La tramitación para que se le quitara el antejuicio a los magistrados constitucionales fue denunciada por Claudia Samayoa y José Manuel Martínez, activistas sociales, quienes posteriormente fueron denunciados por el pleno de la CSJ, por el delito de sustracción de correspondencia.

En esa querella la máxima Corte del OJ “determinó que la resolución que sirvió de prueba para la querella y solicitud de antejuicio contra los magistrados de la Corte Suprema de Justicia fue sustraída de manera irregular del pleno”.

Rodeada por estos hechos, esta CSJ termina su período en octubre, no obstante, según analistas deja un legado nefasto, lamentable y triste, mientras ya se conforma un nuevo proceso de selección.

SE REQUIRIÓ POSTURA A LA CSJ

Se solicitó a través del vocero del OJ, Mario Siekavizza, una postura de la CSJ ante los comentarios de los analistas consultados en este reportaje, a lo cual el portavoz indicó que se gestionaría la petición realizada por La Hora. Al cierre de este reportaje, aún no habían enviado la respuesta.

Frases

“Ellos tuvieron la oportunidad de ser la Corte Suprema de Justicia que liderara esa iniciativa anticorrupción, mientras les duró el miedo colaboraron con la justicia”.
Edgar Ortiz, Fundación para la Libertad y el Desarrollo.

“Se nota a leguas que ellos son parte del famoso Pacto de Corruptos, ellos lo integran, nos lo han demostrado con sus decisiones, se nota que sus resoluciones han sido de acuerdo con estos personajes y estructuras que le han hecho tanto daño al país”.
Eleonora Muralles, FADS.

“La mayoría eran muy honorables y después fueron cediendo. Se fueron pervirtiendo las Comisiones de Postulación y también los intereses del Congreso ya no fueron a buscar a los mejores sino a los afines”.
Francisco Quezada, CIEN.