Por colaborar y declarar, concuño de Sinibaldi no irá a prisión

POR JOSÉ PABLO DEL ÁGUILA
jaguila@lahora.com.gt

El concuño de Alejandro Sinibaldi, Juan Arturo Jegerlehner, fue condenado esta mañana a 3 años de prisión por lavado de dinero u otros activos en el Caso Odebrecht. Sin embargo, la pena de prisión le fue suspendida por haber colaborado dando su testimonio ante la Fiscalía.

La jueza de Mayor Riesgo “D”, Erika Aifán, accedió esta mañana a la petición de la Fiscalía Especial contra la Impunidad del Ministerio Público (MP) para que Jegerlehner fuera condenado en un procedimiento abreviado y también se le impuso una multa de 100 mil dólares estadounidenses.

Sin embargo, Jegerlehner no deberá pagar una pena de prisión porque reveló ante la Fiscalía detalles de cómo Sinibaldi coordinó el pago de sobornos con la constructora Norberto Odebrecht a cambio de la adjudicación de contratos para la construcción de carreteras.

Jegerlehner fue condenado en un “procedimiento abreviado”, una modalidad regulada en la ley según la cual el sindicado debe aceptar los hechos que se le imputan y, a cambio, la pena a imponer no debe ser mayor a los cinco años de prisión, con el beneficio adicional de que la misma puede ser suspendida con la condición de que se mantenga una buena conducta.

Previo a dictar la sentencia, la jueza Aifán preguntó a Jegerlehner si estaba de acuerdo con resolver su situación jurídica en la vía abreviada y si reconocía que había cometido el delito de lavado de dinero u otros activos y a ambas preguntas el concuño de Sinibaldi respondió que sí.

En un inicio, Jegerlehner fue capturado y enviado a prisión preventiva. Sin embargo, posteriormente fue beneficiado con una medida sustitutiva.

IMPUTACIÓN

Según el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Sinibaldi lideró una estructura criminal que “gestionó y concertó” sobornos con la empresa Odebrecht a cambio de adjudicarle contratos para la rehabilitación y ampliación a cuatro carriles de la ruta CA2-Occidente.

El exministro de Comunicaciones pactó con representantes de Odebrecht que los sobornos debían ser entregados por cuotas cada vez que el Micivi realizaba los desembolsos, provenientes de un préstamo internacional.

Los pagos de sobornos para Sinibaldi se hicieron por medio de Juan Arturo Jegerlehner, quien abrió una cuenta a nombre de Latam Independent Advisory, la cual recibió varios pagos provenientes de la constructora.

Los beneficiarios de esta cuenta y de otras que se abrieron eran: Sinibaldi, Manuel Antonio Baldizón Méndez y Carlos Arturo Batres Gil.

Jegerlehner también era beneficiario de la cuenta Roa Corporate Legal & Economic Advisory, que recibió 2 millones 610 mil dólares de Odebrecht.