Polonia muestra plan B y se convence de que no depende de Lewandowski

Varsovia
DPA

El entrenador de la selección polaca de futbol, Adam Nawalka tiene en claro que su delantero estrella y capitán, Robert Lewandowski, es la carta de triunfo de su equipo de cara a la Eurocopa de Francia 2016. Sin embargo, el sábado ante Finlandia demostró que puede tener un plan B.

Rival de Alemania en el Grupo C, que también integran Irlanda del Norte y Ucrania, Polonia utilizó varios jugadores de reserva en la goleada 5-0 ante Finlandia, y el goleador del Bayern Múnich no ingresó hasta en el minuto 63 para completar su partido número 75 con la camiseta roja y blanca de su selección.

En total fueron siete cambios respecto al equipo que había vencido el miércoles 1-0 a Serbia. Nawalka ya había anticipado que quería probar otras alternativas y el ensayo fue altamente positivo. “Llegamos a la Eurocopa con optimismo, pero sin euforia”, indicó el seleccionador.

“Hay una rivalidad sana en el equipo, que me hace feliz”, afirmó Nawałka, que probablemente haya alimentado esa rivalidad con su decisión del sábado.

Un comentarista de la cadena TV24 lo resumió con acierto: “Nawalka tiene un problema, con el que otros entrenadores sueñan: antes de la Eurocopa, deberá hacer rodar cabezas”.

En tanto, el columnista Robert Blonski, del “Przeglad Sportowy”, utilizó una metáfora mitológica para explicar el significado que tiene Nawalka con el armado de la selección polaca. “Nawalka es como el rey Midas”, comparó el periodista. “Si toca a un jugador de fútbol, empieza a brillar (como el oro) en el equipo nacional”.