El director Francis Argueta comentó que fueron dos cámaras las que captaron al polizón antes de entrar al tren del avión. Foto: La Hora

El director de Aeronáutica Civil, Francis Argueta por fin brindó esta mañana algunos detalles sobre cómo el polizón pudo haber burlado el sistema de seguridad del Aeropuerto Internacional La Aurora. Las teorías apuntan a que el hombre saltó la barda del área norte, pero, también se presume que era conocedor del funcionamiento del aeropuerto.

LAS PROBABILIDADES

Argueta, quien desde que se conoció el hecho el pasado sábado había guardado silencio, enfatizó que el intento exitoso del polizón tuvo que implicar un conocimiento pleno del funcionamiento del Aeropuerto La Aurora, o requerir la colaboración de un experto en el tema.

Argueta comentó que se revisa la base de datos de los trabajadores del aeropuerto y han pedido información de los trabajadores de las empresas que atienden a las aerolíneas para determinar si el guatemalteco es o pudo ser parte del personal aeroportuario.

Por otro lado, Argueta precisó que, si se logra determinar la colaboración de algún empleado, se procederá a la persecución legal y administrativa.

LA VÍA DE POSIBLE ACCESO

El director Argueta comentó que fueron dos cámaras las que captaron al polizón antes de entrar al tren del avión; la cámara nocturna retrata claramente al sujeto, mientras que la otra “no se mira muy bien”. Argueta comentó que se puede observar al polizón avanzar a paso paulatino y sigiloso, no corriendo.

Luego de la revisión de las cámaras se identificó que a las 2:17 horas del 27 de noviembre un individuo caminó desde la parte trasera, ala derecha, e ingresó a la nave de American Airlines. Desde otro ángulo, según el funcionario, se observa cómo ingresa al tren de aterrizaje del avión.

 

Según lo recabado, el sujeto ingresó a través de la plataforma de la parte trasera del aeropuerto. Se definió que el área donde entró fue a la par de la plataforma norte, «remota», como se le conoce, la cual está en el lado oeste del aeropuerto.

Esta barrera que traspasó no fue una garita, aclaró sino un muro de 2.44 metros de altura. Para el funcionario realmente no importa el material del muro, sino su altura, por ello se ampliará esta barda y se instalará electrificación y sensores.

«Cualquier perímetro, si usted quiere se lo salta, por más alto que sea usted consigue una escalera y se sube”, comentó; “el problema es que no debe hacerlo, y ese es el mensaje para cualquier persona que quiera burlar el perímetro. Si intentan hacerlo, los vamos a agarrar y lo vamos a regresar», agregó.

Fotografía aérea de la Rampa Norte. Captura de pantalla

Parte de las investigaciones consiste en determinar por qué si las cámaras captaron al sujeto no se avisó inmediatamente a las autoridades. El director puntualizó que en ocasiones anteriores se detectaron intentos de infiltración de este tipo, los cuales fueron interceptados.

Lo anterior indica que el polizón permaneció, por lo menos, dos horas en el avión sin ser interrumpido por la seguridad. “Definitivamente se violó la seguridad del aeropuerto es claro, no lo podemos negar y es parte de la responsabilidad que tenemos de saber qué pasó”, declaró Argueta.

DATOS SIGUEN EN RESGUARDO

«Es un tema muy delicado», señaló Argueta y agregó que el polizón es guatemalteco. Según las declaraciones, el nombre que dio en el Aeropuerto de Miami es ficticio y que la identidad real permanece en resguardo. Al llegar a EE.UU. el sujeto fue llevado a un centro de atención médica; ahora se encuentra en un proceso legal migratorio, sujeto a la decisión de los funcionarios estadounidenses.

 

En seguimiento al caso también se realizarán auditorías con las empresas que brindan seguridad a las aerolíneas. Argueta declinó dar el nombre de la empresa que brinda seguridad a American Airlines, compañía del avión detectado, pero señaló que 3 agentes custodiaban la nave en esa jornada.

Francis Argueta, titular de la DGAC durante las declaraciones de los hechos ocurridos con el polizón que llegó a Miami dentro del compartimiento de un avión. Foto: La Hora/José Orozco
Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorPese a tener seguro contra incendios, Congreso gasta en reparaciones por quema #21N
Artículo siguienteCongresistas estadounidenses condenan utilización de jeeps J8 para reprimir en El Estor