En esta imagen de archivo, tomada el 21 de febrero de 2021, el tenista serbio Novak Djokovic posa con la copa de campeón del Abierto de Australia tras derrotar al ruso Daniil Medvedev en la final masculina, en Melbourne, Australia. Foto: La Hora/AP/Hamish Blair.

BRISBANE, Australia / AP

Los dimes y diretes sobre si los tenistas que no se han vacunado contra el COVID-19 deben participar en el Abierto de Australia a partir de enero se intensificaron el miércoles, cuando el primer ministro y un líder político estatal ventilaron sus discrepancias.

Entrevistado por la TV, el primer ministro Scott Morrison sugirió que los tenistas no vacunados podrían obtener exenciones para ingresar en el país, siempre y cuando pasaran dos semanas en cuarentena dentro de un hotel.

Pero Daniel Andrews, primer ministro del estado de Victoria, dijo a la prensa en Melbourne que no solicitará exenciones para jugadores no vacunados.

Victoria es el estado donde se ubica el Melbourne Park, sede del Abierto de Australia, y ha impuesto una política de vacunación obligatoria para los deportistas que compiten en las ligas nacionales. Durante meses, el gobierno de Andrews ha decretado confinamientos de los habitantes de Victoria.

En algunos casos, comienzan apenas a reabrirse las actividades después de que se han alcanzado altos índices de vacunación contra el COVID-19.

Las declaraciones emitidas el miércoles por Morrison, a fin de aclarar la postura del gobierno federal sobre la frontera internacional, llegan una semana después de que su ministro de inmigración sugirió que se impediría el ingreso a cualquier jugador no vacunado para el torneo del Grand Slam que se realizará del 17 al 30 de enero.

Morrison dijo a la televisión australiana que hay exenciones a las reglas de largo plazo para protección de las fronteras internacionales contra la pandemia para aquéllos que reúnan ciertas condiciones relacionadas con el ingreso de trabajadores con ciertas aptitudes o personas que generan un beneficio económico.

“Si hay una exención especial que se justifique por una razón económica, entonces esto es posible”, comentó. “Pero hay que seguir las reglas de salud en cada estado y cumplir una cuarentena de dos semanas para personas no vacunadas”, comentó Morrison a la cadena Nine de Australia.

Morrison añadió que la decisión final sobre la regulación del Abierto de Australia corresponde al estado de Victoria, que ha puesto un tope sobre el número de personas no vacunadas que pueden arribar.

Andrews respondió.

“Lo que quiero dejar muy claro es que el estado de Victoria no solicitará exención alguna para jugadores no vacunados”, dijo el gobernante estatal, citado por la Australian Associated Press. “No voy a pedir ni a requerir que se vacune la gente que se siente en la tribuna principal ni que la gente que trabaje en el evento esté vacunada si hay jugadores que no lo están” comentó.

 

 

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorMorton se perderá el resto de la Serie Mundial por fractura
Artículo siguienteSoler abre Serie Mundial con jonrón; Bravos vencen a Astros