Banderas francesas ondean durante una marcha de miles de manifestantes en París, Francia, el sábado 31 de julio de 2021. Foto: La Hora/AP/Adrienne Surprenant.

PARÍS / AP

Miles de personas marcharon el sábado por París y otras ciudades de Francia contra un pase especial del coronavirus. La mayoría de las protestas se registró de manera pacífica, pero en la capital francesa se presentaron choques esporádicos con policías antimotines.

Unos 3.000 elementos de las fuerzas de seguridad fueron desplegados en París en el tercer fin de semana consecutivo de protestas contra el pase que pronto será necesario para entrar a restaurantes y otros sitios. La policía tomó posiciones a lo largo de los Campos Elíseos para evitar una invasión de la avenida célebre.

Ante un alza en contagios y hospitalizaciones, los legisladores franceses aprobaron una ley que requerirá el pase en la mayoría de los sitios a partir del 9 de agosto. Los sondeos muestran que la mayoría de los franceses apoya el pase, pero algunos se oponen firmemente. Para obtener el pase la gente requiere estar vacunada, haber dado negativo en una prueba rápida del virus o demostrar que se recuperó recientemente de COVID-19 y hace obligatoria la inoculación de todos los trabajadores del sector salud para mediados de septiembre.

Al otro lado de los Alpes, miles de manifestantes antivacuna marcharon por ciudades italianas, incluyendo Roma, Milán y Nápoles, por segunda semana seguida. Los manifestantes en Milán se congregaron frente a la corte de la ciudad y lanzaron consignas como “¡Verdad!” “¡Vergüenza!” y “¡Libertad!”, y en la capital marcharon detrás de una pancarta con la palabra “Resistencia”. Las protestas fueron ruidosas pero pacíficas.

Manifestantes están parados en medio de bengalas de humo delante de policías en una protesta en Lyon el sábado, 31 de julio del 2021. Manifestantes salieron a las calles en varias ciudades francesas para protestar contra el pase del COVID-19, que les da a los individuos vacunados mayor acceso a instalaciones. Foto: La Hora/AP/Laurent Cipriani

Para los manifestantes antivacuna en Francia, “libertad” fue el lema del día. Las marchas atrajeron a unas 204.000 personas en todo el país. Cerca de 14.250 manifestantes antipase protestaron en París, varios miles más que la semana previa.

Las tensiones estallaron frente al club nocturno famoso Moulin Rouge en el norte de París durante la que parecía ser la protesta más numerosa. Policías que formaban una fila encararon a los manifestantes en confrontaciones cara a cara durante la marcha. Los policías usaron los puños en varias ocasiones.

Cuando los manifestantes se dirigían hacia el este y algunos lanzaban objetos contra la policía, los agentes usaron gas lacrimógeno. Un civil fue visto sangrando de la cabeza y un policía fue retirado por otros agentes. Tres oficiales resultaron heridos, de acuerdo con la policía al ser citada por medios locales. Cuando la marcha llegó a La Bastilla, la policía usó cañones de agua contra laos manifestantes.

Las autoridades francesas están implementando el uso de un pase sanitario ante el avance de la variante delta del virus altamente contagiosa en el país. Las autoridades confirmaron el viernes por la noche más de 24.000 casos nuevos en un periodo de 24 horas, una cifra preocupante en comparación con unos cuantos miles de contagios al día reportados al inicio del mes.

Aproximadamente 112.000 personas han fallecido de COVID-19 en Francia desde el inicio de la pandemia. Más de 52% de la población francesa se ha vacunado.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorDurant impone récord y el ejemplo en equipo de EE. UU.
Artículo siguienteCovid-19: El Salvador confirma presencia de variante Delta