Policía busca pruebas de delito en propiedades de la familia Kirchner

Buenos Aires,
Agencia/dpa

La Policía Federal argentina realizó una serie de allanamientos simultáneos en propiedades de la familia de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) en búsqueda de pruebas en una causa por presunto lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Los procedimientos fueron en la sureña provincia de Santa Cruz e incluyeron dependencias de los gobiernos provincial y municipal.

La agencia de noticias DyN señaló que el objetivo fue secuestrar documentación vinculada con la sociedad Los Sauces, de la familia de la ex mandataria.

Por orden del juez federal Claudio Bonadio, los efectivos ingresaron a la inmobiliaria Sancho San Felice, donde trabajaba Máximo Kirchner, hijo de la ex presidenta, hasta que asumió como diputado nacional.

También buscaban información en dos complejos de departamentos que fueron construidos por la empresa Austral, perteneciente al empresario detenido Lázaro Báez -vinculado al kirchnerismo-, y que serían propiedad de Los Sauces.

El magistrado -recusado y denunciado penalmente por la ex jefa de Estado- sospecha de maniobras de lavado de dinero en la sociedad Los Sauces.

La investigación se inició por una denuncia de meses atrás de la diputada Margarita Stolbizer, quien amplió la acusación hace unas semanas y apuntó contra la ex presidenta por el supuesto delito de “asociación ilícita” y “enriquecimiento ilícito”.

A mediados de mayo pasado, Fernández de Kirchner y su hijo Máximo quedaron imputados por presunto “cohecho” por esta causa, en la que ya estaban acusados por supuesto enriquecimiento ilìcito y falsificación de documentos públicos. Es la cuarta causa judicial que enfrenta Fernández de Kirchner.

La Justicia sigue una investigación que pone la mira en los negocios inmobiliarios de la sociedad Los Sauces a raíz de la denuncia que presentó el 4 de abril la diputada Stolbizer, que fue candidata a presidenta en las elecciones de octubre pasado.

La legisladora aseguró que los empresarios Báez -detenido en otra causa, que investiga supuesto lavado de dinero- y Cristóbal López le alquilaron propiedades a la ex jefa de Estado como una “devolución de favores”.

Al ampliar la denuncia, la legisladora indicó que el retorno de dinero mediante esos alquileres que recibió Fernández de Kirchner es un “soborno” por la obra pública “con sobreprecios” que le fue adjudicada a Báez durante la administración kirchnerista.