TAMBIÉN DAN SU VISIÓN DEL ABSTENCIONISMO

¿Podrá Giammattei impulsar cambios al sistema? Esto opinan tres analistas

Alejandro Giammattei, candidato presidencial con el partido VAMOS, llega a la sede de su campaña para esperar resultados, en un hotel en Ciudad de Guatemala. FOTO LA HORA/SANTIAGO BILLY/AP

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Tras conocerse los resultados preliminares de la Segunda Vuelta Electoral, analistas coinciden en que la victoria del candidato del partido VAMOS, Alejandro Giammattei, en lugar de representar una esperanza para alcanzar cambios del sistema, más bien evidencian el desinterés, rechazo y el triunfo del abstencionismo de la población, entre otros puntos.

Asimismo, refieren que aún es prematuro considerar que habrá avances para el país y que se podría esperar que se siga la misma línea del Gobierno actual y no se den cambios profundos al sistema.

Para el politólogo Jorge Wong, al hablar de la victoria de Giammattei, se puede inferir más bien que fue el abstencionismo el ganador de la Segunda Vuelta Electoral, considerando que fue más de la mitad del padrón electoral el ausente de las votaciones.

El nuevo Presidente, a decir del entrevistado, tendrá como primer reto lograr consensos en el Congreso, en donde hay mayoría de diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), en comparación a las curules que obtuvo VAMOS, “se le va a hacer muy difícil aprobar y negociar leyes con la bancada de la UNE”.

A Giammattei, además, le queda la responsabilidad de luchar con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a decir de Wong, porque tendrá que revisar el Acuerdo de Tercer País Seguro que el gobierno de Jimmy Morales acordó con ese país.

Por otro lado, la noticia de que una persona cercana al CACIF integre su Gabinete puede dar indicios hacia quien se pueden inclinar sus iniciativas, añadió, “seguiremos en la misma línea siendo amigos de Israel y de Estados Unidos, no visualizo cambios profundos”.

La Segunda Vuelta Electoral se desarrolló sin mayores contratiempos y el virtual vencedor es el candidato Alejandro Giammattei. FOTO LA HORA / OLIVER DE ROS/AP

NO SE PUEDEN ESPERAR CAMBIOS SIGNIFICATIVOS

La analista política independiente, Stephanie Rodríguez, añadió que las elecciones muestran un sistema que desde un inicio se ve como un proceso convulso, que al final depuró a dos candidatas que tenían muchas probabilidades de llegar a la Segunda Vuelta Electoral.

Por eso Rodríguez, cree que los resultados para Giammattei, solo demostraron el desinterés de la población y que ganó con poca participación “el Presidente electo tendrá un largo camino por recorrer, porque no tiene el respaldo de toda la población”, que además, tendrá una bancada pequeña, algo similar a lo ocurrido con Jimmy Morales en 2015.

Lejos de un cambio, la experta cree que con Giammattei se asegura la continuación del status quo, por lo que no se pueden esperar cambios significativos, porque sus propuestas no reflejan la voluntad de la población de una reforma del sistema.

“Me parece que muchas cosas son inciertas y el plan de gobierno lo que he visto no refleja cambios sustantivos que no toca temas fundamentales”, aseveró.

“Se le va a hacer muy difícil aprobar y negociar leyes con la bancada de la UNE”.

Jorge Wong, politólogo.

POCA PARTICIPACIÓN DE VOTANTES

Mientras que Luis Linares, de la Asociación de Investigación en Estudios Sociales (Asies), aseguró que la elección de Giammattei se logró con muy poca participación de los votantes, uno de los datos más bajos de los últimos períodos electorales.

“La mayor parte de la gente otra vez volvió a elegir entre lo peor, Sandra Torres que tenía un antivoto muy fuerte, entonces de los males el menor y con una votación baja y creo que es la más baja en la que ha ganado un candidato en la Segunda Vuelta”, anotó.

Linares expresó que lo visto en la Segunda Vuelta no fue un voto de esperanza ni de confianza, sino que fue un voto resignado y de rechazo hacia Torres y sin identificación con el Presidente electo.

“El Presidente electo tendrá un largo camino por recorrer, porque no tiene el respaldo de toda la población”

Stephanie Rodríguez, analista política independiente.