CONNACIONALES PUEDEN INFORMAR PARA GENERAR UN VOTO CONSCIENTE

Pocos migrantes votarán en EE. UU. pero sus familias ¿incidirán en la elección?

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

A pesar de aportar millones de dólares al PIB, migrantes
representarían un 2% del voto en el extranjero

Aunque hay unos 2.7 millones de migrantes guatemaltecos en el extranjero y según el Tribunal Supremo Electoral, unos 62 mil podrían votar por primera vez, debido a las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos en 2016, para muchos aún no queda claro cómo podrán emitir su voto, ya que sus dudas sobre el proceso y la logística aún no han sido resueltas.

Ciudades como Nueva York, Los Ángeles, Maryland y Houston serían las primeras en las que los migrantes realizarían el ejercicio de elecciones para elegir al Presidente y Vicepresidente, como consecuencia de las reformas mencionadas.

La cifra de los que podrán votar es apenas superior al 2% de los migrantes residentes en EE. UU., y a ello se le suman las dudas que tienen, ya que según migrantes consultados, porque poco saben del procedimiento y logística, a menos de un mes de las elecciones en Guatemala.

Expertos y connacionales entrevistados refieren que una de las posibilidades para influir en las votaciones podría ser a través de sus familias, que consideran puede realizarse al informarlos de las propuestas que existen para emitir un voto consciente.

La Hora Voz del Migrante buscó una respuesta de parte del TSE específicamente de la Unidad de Voto en el Extranjero para conocer detalles sobre los centros de votación, número del padrón electoral entre otros aspectos, sin embargo no respondieron a las solicitudes realizadas a través de correo electrónico, llamadas y mensajes de texto.

LOS MIGRANTES EN LAS ELECCIONES DE 2015

En las elecciones de 2015 los migrantes tuvieron un papel importante, al ser más visibles en un proceso de votaciones, diferente al de otros años.

Cuando Jimmy Morales se anunció como candidato, guatemaltecos en el extranjero le manifestaron su apoyo al creer en su propuesta y aunque la respuesta que obtuvieron posteriormente de parte del Gobierno no era lo que esperaban, su presencia se hizo más visible en un proceso de elecciones.

Posteriormente, se conoció que Morales habría recibido aportes económicos de parte de migrantes para su campaña electoral sin reportarlo ante el TSE y eso le valió ser investigado por el Ministerio Público, aunque aún mantiene antejuicio por este caso.

Un año después de las elecciones, el Congreso aprobó la introducción del voto en el extranjero por primera vez, aunque limitado bajo el acuerdo 274-2016, permitiendo así que migrantes elijan únicamente a Presidente y Vicepresidente, no así a diputados y alcaldes.

El año pasado el TSE anunció el procedimiento que migrantes guatemaltecos debían seguir para completar su empadronamiento, método que consistía en completar información por medio de un sitio electrónico diseñado para este propósito, el cual también fue criticado porque según los migrantes no contó con la divulgación adecuada.

Como consecuencia, las autoridades informaron que poco más de unas dos mil personas realizaron el proceso y a ellas se sumaron otras 60 mil que ya estaban empadronadas.

Es decir que, a pesar de aportar miles de millones de dólares a la economía del país y un 12 por ciento de aporte al Producto de Interno Bruto, la representación de los migrantes sería mínima.

LOURDES: MIGRANTES PUEDEN INFLUIR EN VOTO A TRAVÉS DE SUS FAMILIAS

Migrantes consultados señalan que dado que no se logrará reunir a gran cantidad de migrantes que voten, podrían llegar a incidir en el voto de este año, por medio de sus familiares.

Lourdes Hércules, una comunicadora residente en Europa desde el año pasado, considera que una de las razones por las que se considera que migrantes sí tendrán una influencia en sus familias, radica en que cuentan con una mayor independencia económica y eso hace que al votar lo hagan de manera más razonada.

En ese sentido, cree que también pueden aportar con informar a sus comunidades de origen sobre los candidatos y de esta manera generar conciencia y criterio en sus familias.

Para Hércules, las elecciones de 2015 dejaron una lección a la población y no solo a la comunidad en el extranjero, sino en general, considerando que los cambios en las causas que generan la migración han sido nulos.

“Hay que quitarnos ese papel de invisibilizados porque no lo somos y estar más atentos a todas estas figuras políticas que dicen estar a favor de migrantes pero que en realidad están escondiendo y están disfrazando los intereses políticos del status quo de Guatemala, en el caso de Marvin Mérida usaron la figura de un comisionado solo para poder abordar temas políticos de intereses de Jimmy Morales”, anotó.

En su caso, agregó que no tendrá la oportunidad de votar porque el TSE no incluyó otros países para el voto en el extranjero, “la tasa de empadronados en el extranjero es tan baja que no hemos visto a candidatos a la presidencia dedicarse a este grupo objetivo así que se puede decir es un voto fallido”.

HALLIDAY: PUEDEN GENERAR UN CAMBIO, PERO SE NECESITAN CANDIDATOS CONFIABLES

Que migrantes puedan influir a través de sus familias, para Anna Beatriz Halliday desde Miami Florida, es posible, dado que al estar en otro país los guatemaltecos tienen la oportunidad de conocer cómo se hace política y cómo se trabaja en contra de la corrupción.

Sin embargo, señala que aunque pueden tener un tipo de participación a distancia, sin propuestas y sin candidatos confiables poco se puede lograr.

Desde que se anunció que se realizaría el voto en el extranjero, aseguró que poca información se ha logrado obtener a través del TSE.

“No hubo ningún interés, información, nada, creo que no le interesa al Gobierno que participemos porque cada Consulado debía haberse organizado. Yo traté de empadronarme por varios meses pero de ahí dijeron que no podía participar porque Miami no entré entre los que el TSE tomó en cuenta”, comentó.

El llamado al final, asegura que es para que las personas se informen antes de emitir su voto, no importando si es para Presidente, Congreso, alcaldes y demás autoridades.

MUÑOZ: NO SE DEFENDIÓ A MIGRANTES

Para Glendy Muñoz, una guatemalteca residente en Columbus Ohio, a los migrantes les quedó una mala experiencia las elecciones de 2015, por lo ocurrido con Morales. En el caso del lugar querían una nueva sede consular en ese lugar, pero esto no se logró.

“La política exterior no fue una prioridad y el migrante tampoco, incrementó la migración de guatemaltecos y no se hizo nada para defenderlos en Estados Unidos o en su ruta por México. No se combatió la corrupción y tampoco se impulsó el voto en el exterior, vergonzoso que 2 mil 100 personas se empadronaron, pero jamás vinieron”, enfatizó.

A decir de Muñoz, lo que preocupa de todo el proceso de voto en el extranjero, es que no existe preocupación por informar a la comunidad de connacionales, siendo las redes sociales el único medio en donde se informan.

Desde ya, la entrevistada considera que el resultado del voto, no será el que las autoridades esperen porque la distancia de algunas ciudades hasta las ciudades en donde se acordó el voto, es muy larga o las condiciones para viajar son hostiles, dado las políticas migratorias que puedan existir.

FAMILIAS PUEDEN INFLUIR PERO ES NECESARIO CONTAR CON PROPUESTAS

Desde Melrose Massachusetts, el connacional Eddie Reyes añadió que el voto en el extranjero ha tenido poca validez para los migrantes y eso se puede comprobar porque no se han hecho esfuerzos suficientes para informar de cómo se harán las elecciones.

Por otro lado, considera que los consulados tampoco están preparados para un evento de esta magnitud y menos a escasos días de las votaciones, además de la voluntad para hacerlo como debería ser.

Reyes considera que las familias de migrantes sí pueden influir con un voto más razonado, sin embargo cree que el problema radica en que las propuestas que se tienen son más de lo mismo.

“Contacté al consulado de Los Ángeles para que me dieran información y me dijeron que no tenían ninguna información para compartir y que estaban esperando al Tribunal Supremo Electoral que les avisaran unos meses antes de las elecciones”, dijo.

La preocupación ante el panorama del país específicamente en su caso, es que muchos de los migrantes esperan volver a Guatemala, “qué triste es que mi esposa diga que se siente más segura aquí que en donde nací”.

TRATA DE ACONSEJAR E INFORMAR A SUS SERES QUERIDOS

Aroldo Ramírez desde Los Ángeles California, explicó que hasta ahora la comunidad migrante cuenta con muy poca información de cómo se realizará el proceso de elecciones de este 16 de junio.

Para participar en las Juntas Receptoras de Votos, Ramírez aseguró que las personas necesitan contar con conocimientos para estar preparados, pero hasta ahora la capacitación necesaria no se ha dado.

“Nosotros vemos lo que más les conviene a nuestras familias y les decimos que les den el voto a alguien porque vemos que sean más idóneos o honrados, tenemos mucha influencia, en mi caso mis hermanos y el resto de mi familia les doy sugerencias y trabajo con ellos con eso, trato de convencerlos y que se informen”, dijo.

En su caso, señala que se ha tomado la tarea de llamar a candidatos de Izabal para saber qué propuestas de desarrollo tienen contempladas y como involucran a migrantes en sus proyectos.

“Promovemos que se nos tome en cuenta porque mantenemos nuestras familias, porque nuestra opinión sí cuenta, porque somos la fuente de ingresos en las comunidades”, afirmó.

PROCESO CONTARÁ CON POCA REPRESENTACIÓN

Al respecto del voto en el extranjero, el exmagistrado del TSE, Mario Guerra Roldán expresó que a su parecer el Congreso se precipitó al aprobar este ejercicio, porque no se hicieron los estudios necesarios para implementarlo.

“Ahora resulta que no hay apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, según los medios de comunicación ya quedan pocos días para las elecciones y no hay nada definido en cuanto al voto del migrante”, aseveró.

De realizarse este evento, el exmagistrado considera que contará con muy poca representación de migrantes.

Sobre la posibilidad que los migrantes logren que sus familias realicen un voto más consciente, el entrevistado cree que es posible, pero complicado porque muchos no tienen interés en el proceso, “tal vez pocos darían su opinión acerca de cómo votar a sus familiares en el país”.

PUEDEN INCIDIR EN SU CÍRCULO FAMILIAR

La analista independiente Stephanie Rodríguez destacó que a partir de la reforma del 2016 tanto el Minex como el TSE deberían haber planificado todo el sistema, no obstante las acciones se realizaron de forma tardía.

La experta considera que otros factores también podrían incidir para que menos personas participen en el voto del extranjero.

A diferencia del exmagistrado, la analista sí cree que los migrantes pueden incidir a través de sus familias aunque no voten en junio próximo.

“La influencia es así, en todo el mundo es así, porque el círculo cercano ve opciones para que trate de convencer a otro para que haga lo mismo”, destacó.

Por el tiempo que ha transcurrido Rodríguez destaca que el período de elecciones se puede catalogar como de incertidumbre porque incluso la parte logística ya debería estar preparada, situación que al final cree que desmotivará a las personas de participar en las elecciones.

FALTÓ SOCIALIZACIÓN DEL VOTO EN EL EXTRANJERO

Finalmente Edgar Ortiz, director del área jurídica de la Fundación Libertad y Desarrollo, comentó que hizo falta que se socializara el tema del voto en el extranjero entre la comunidad migrante y eso es lo que ha generado esa falta de incertidumbre.

“No hay estudios tan certeros, pero siempre se dice que hay un grado de influencia que pueden tener –migrantes– con sus familiares sobre el voto, pero no hay estudios científicos”, afirmó.

TSE SIN RESPONDER POR LOGÍSTICA DE VOTO EN EL EXTRANJERO

La Hora Voz del Migrante solicitó una entrevista a la Unidad de Voto Extranjero, para tener detalles del padrón electoral, número de migrantes que han solicitado participar como voluntarios en las Juntas Receptoras de Voto, entre otros datos.

A pesar de que se insistió a través del Departamento de Comunicación Social y se envió un correo para la entrevista, el TSE no respondió a la petición, solicitud que se hizo en el contexto de los señalamientos de falta de información que migrantes han destacado durante este año de elecciones.

También se buscó una entrevista con el magistrado presidente, Julio Solórzano, sin embargo tampoco se obtuvo respuesta.

En una conversación sostenida con Solórzano previamente, el magistrado refirió que ya se tenían definidos los centros de votación en las ciudades donde se realizaría el voto.

El magistrado resaltó en esa oportunidad que personal de dicha institución viajaría a cada una de las ciudades en donde se realizaría el voto.

CÓNSULES ASISTEN A REUNIÓN

Aunque a través de su cuenta de twitter el Minex informó que cónsules de EE. UU., asistieron a un recorrido realizado en el Centro de Operaciones del Proceso Electoral COPE, de 2019.

Asimismo, explicaron que se llevó a cabo una reunión de trabajo específicamente con los cónsules de las ciudades en donde se realizará por primera vez el ejercicio del voto migrante.

En la presentación, el vicecanciller Pablo García Sáenz, informó que se puso a disposición las sedes consulares de Silver Spring, Los Ángeles, Houston y Nueva York, según petición del TSE.

Migrantes radicados en Nueva York, Maryland y también en Los Ángeles, expresaron a La Hora Voz del Migrante, que a casi un mes de las elecciones, tienen muy poca información de cómo se llevará a cabo el proceso electoral, aunque algunos ya han mostrado interés en participar en Juntas Receptoras de Votos.

Desde el proceso de empadronamiento, aseguran, han percibido falta de información.

CIFRAS

62 mil migrantes podrían votar en las elecciones de 2019 desde EE. UU.

196 mil DPI han sido extendidos desde 2015 por el Renap.

De los 2.7 millones de migrantes en EE. UU., un 31.6 por ciento cuenta con DPI.

Un 2.3% de migrantes representaría el voto en el extranjero.

Aportan un 12% al PIB con miles de millones de dólares en remesas.

Las votaciones se realizarían en consulados de Los Ángeles California, Silver Spring Maryland, Nueva York y Houston Texas.