Por Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

La Policía Nacional Civil (PNC) detuvo esta noche en la zona 7 un bus que transportaba manifestantes hacia San Juan Sacatepéquez, luego de que participaran en la jornada de protesta en la plaza central; según la Policía, la acción se realizó porque en el mismo viajaban dos personas con orden de captura.

La retención del bus causó indignación de usuarios en las redes sociales, ya que por horas los manifestantes estuvieron detenidos en el Periférico, sin que llegara un juez al lugar, pese a que la Procuraduría de Derechos Humanos había interpuesto un recurso de exhibición personal.

Al lugar se apersonó la procuradora adjunta de Derechos Humanos, Hilda Morales, quien encabezó un diálogo con el director de la Policía Nacional Civil, Walter Vásquez. Tras varias horas, la PNC dejó ir a los manifestantes, entre los que se encontraban mujeres y niños.

En su cuenta de Twitter, la institución policial informó que agentes detuvieron el bus porque se sospechaba que en el mismo viajaban dos personas sindicadas de asesinato, con orden de captura vigente.

La activista de derechos humanos, Brenda Hernández, que llegó al lugar, indicó que en el bus viajaban señoras con bebés, quienes se oponían a que los agentes ingresaran al colectivo; “El operativo pudo ser distinto”, señaló.

En la 31 Avenida, 21-77, zona 7, comenzaron a llegar antimotines, también se hizo presente personal de la Procuraduría de Derechos Humanos, informó Amílcar Montejo.

La retención del bus generó solidaridad de diversas personas que llegaron al lugar, incluyendo estudiantes y activistas de derechos humanos, así como rechazo de usuarios de redes sociales hacia esa acción policial.

Pasadas las 10 de la noche, la PDH informó que ya había planteado un recurso de exhibición personal a favor de los comunitarios de San Juan Sacatepéquez y que urgía la presencia de un juez en el lugar.

Asimismo la institución señaló que al menos 300 policías, la mitad de ellos antimotines, estaban en las cercanías del bus retenido.

La Procuradora Adjunta, Hilda Morales, dialogó con el director de la Policía y pidió que el bus fuera trasladado a un lugar seguro, para resguardar la integridad de las personas a bordo; finalmente, a eso de las 11:30 la PNC acordó retirarse del lugar, luego de que Morales y el diputado Amílcar Pop firmaran un acta, tras lo cual el bus pudo retirarse hacia San Juan Sacatepéquez.

De acuerdo con la PDH, durante la retención se vio comprometida la integridad de mujeres y niños que viajaban en el colectivo.

Observadores de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) se apersonaron en el Periférico para garantizar los derechos de las personas que estaban en el bus, informó esa agencia de la ONU en sus redes sociales.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorMiles de guatemaltecos exigen renuncia del presidente
Artículo siguienteDisparos al aire: “Cualquier persona que no esté protegida puede ser una víctima”