HASTA OCHO AÑOS DE PRISIÓN Y UNA MULTA DE UN MILLÓN Y MEDIO DE QUETZALES

Plantean castigos para quienes desvíen o alteren el cauce de ríos

POR SAIRA RAMOS
sramos@lahora.com.gt

Los diputados Ronald Sierra y Boris España presentaron una iniciativa de ley con la que buscan sancionar con cinco a ocho años de prisión inconmutable y una multa de hasta Q1 millón 500 mil para cualquier persona que desvíe o altere el cauce de ríos.

_Nac2_1La propuesta fue presentada ante la Dirección Legislativa por los congresistas del Movimiento Reformador (MR), quienes buscar agregar un párrafo al artículo 346 del Código Penal que se refiere a la explotación ilegal de recursos naturales.

Con esta modificación, los diputados crean una pena de cinco a ocho años de prisión inconmutable para los responsables de desviar o alterar de cualquier forma el cauce de ríos, arroyos, manantiales y otras fuentes de agua.

Y, de recibir una multa de Q1 millón a Q1 millón 500 mil, estas penas, según la propuesta se aumentarán en un tercio, si el hecho fuera cometido por un funcionario, empleado público o personas que deban velar por la inalterabilidad de los cauces.

La propuesta de ley presentada por Sierra y España exceptúa a las Municipalidades en la conducción y distribución de agua para el servicio público municipal, según refiere la iniciativa de reforma al Código Penal.

El planteamiento de los diputados del MR se hizo después que líderes comunitarios de Escuintla denunciaron a mediados de febrero una vez más el desvío de los ríos Madre Vieja y Achiguate que fueron manipulados por industrias de palma, ingenios y otras industrias que han desviado los cauces de los ríos.

La causa del desvío, según argumentaron los vecinos, sirve para el riego de los cultivos de las megaempresas, lo que ocasiona que el agua no llegue a sus hogares y que los pozos artesanales carezcan del suministro.

SIN CONTROL

En Guatemala, pese a las denuncias del desvío de ríos, arroyos y manantiales, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), no tiene un control sobre la manipulación de caudales ni de la conflictividad que genera ese problema.

En entrevista a La Hora, Ernesto Moscoso, director de Cuencas y Programas Estratégicos del Departamento de Recursos Hídricos del MARN, afirmó lo dicho y argumentó que solo se tiene una base de datos para monitorear la calidad del agua.

SIN INICIATIVA

Ante las reiteradas denuncias de líderes comunitarios sobre el desvío de ríos, Sydney Samuels, ministro de Ambiente, adelantó que a mediados de marzo, el MARN presentaría una iniciativa de ley que establecería el uso adecuado de los afluentes.

Sin embargo, la propuesta anunciada por Samuels no ha sido presentada ante el Legislativo pese a la necesidad de tener un control de la alteración de ríos, arroyos, manantiales y cualquier otra fuente de agua, según afirmaron los diputados del MR.

En Cifras

Q1.5
Millones, la multa por el desvío de ríos