Piden calma en protestas por caso Breonna Taylor

Una mujer se arrodilla delante de un memorial improvisado para Breonna Taylor en Jefferson Square Park, en Louisville, Kentucky. Foto La Hora/AP/Darron Cummings.

Por DYLAN LOVAN, REBECCA REYNOLDS YONKER y PIPER HUDSPETH BLACKBURN
LOUISVILLE, Kentucky, EE. UU.
Agencia AP

Las autoridades pidieron calma ayer mientras que los activistas prometieron seguir luchando en la ciudad más grande de Kentucky, Estados Unidos, donde un individuo hirió de bala a dos policías durante las protestas que se dieron tras la decisión de un jurado investigador de no presentar cargos contra policías por la muerte de Breonna Taylor.

La indignación por la decisión del jurado de no encausar por homicidio a los policías que irrumpieron en el apartamento de la mujer de raza negra hace seis meses desató una nueva ola de protestas el miércoles en varias ciudades de Estados Unidos. El fiscal general del estado dijo que la investigación mostró que los policías actuaron en defensa propia al responder a disparos del novio de Taylor.

Reginique Jones regresó el jueves al parque en el centro de Louisville que ha sido el eje de las manifestaciones y dijo que estaba perturbada por la decisión de presentar cargos contra un solo policía por disparar contra apartamentos contiguos al de Taylor. Aun así, Jones prometió seguir presionando por hacer que la policía rinda mayores cuentas y para que se prohíban en el estado las órdenes de allanamiento “sin aviso” —el tipo de orden emitida en el caso de Taylor, aunque el fiscal general Daniel Cameron dice que la investigación indicó que la policía anunció su presencia antes de ingresar_.

“Pienso que vamos a superar esto”, dijo Jones mientras manifestantes comenzaban a llegar al parque apodado Plaza de la Injusticia. “Mientras continuemos siendo fuertes y luchemos por lo mismo, podemos conseguir algo de justicia”.

Aunque las protestas en Louisville comenzaron pacíficamente la víspera, la policía declaró una asamblea ilegal luego de que se incendiaron botes de basura, varios vehículos fueron dañados y personas allanaron tiendas. Un hombre de 26 años fue arrestado y acusado de disparar contra la policía y herir a dos agentes.

“La violencia solamente será una fuente de dolor, no una cura para el dolor”, dijo el alcalde Greg Fischer. “Muchos ven el caso de Breonna Taylor como la muerte trágica de una joven y la continuación de un largo patrón de devaluación y violencia que las mujeres y hombres negros enfrentan en nuestro país, como lo han sido históricamente”.

“La pregunta obviamente es: ¿Qué hacemos con este dolor?”, cuestionó el alcalde. “No hay una respuesta única, no hay una respuesta fácil para esa pregunta”.

Activistas, celebridades y los estadounidenses comunes han estado pidiendo que se levantes cargos contra la policía desde que Taylor, una paramédico, fue baleada varias veces por policías blancos que ejecutaban una orden de allanamiento en su apartamento en marzo por una investigación sobre narcóticos. La policía ingresó con una orden conectada a un individuo que no vivía allí y no se hallaron drogas en el apartamento

Junto con la muerte de George Floyd en Minnesota, el caso de Taylor se ha convertido en uno de los principales referentes en las protestas que se han desatado en todo el país desde mayo para llamar la atención hacia la injusticia racial y exigir reformas policiales.