AÚN LOS ANALIZA

PGN sin opinión respecto a los pactos colectivos

POR KIMBERLY LÓPEZ
klopez@lahora.com.gt

La Procuraduría General de la Nación (PGN) todavía no ha terminado el análisis de los pactos colectivos del Estado, según informó la procuradora Anabella Morfín. De los 14 pactos que la PGN está analizando solamente cuatro ya han atravesado el proceso de análisis, pero el dictamen aún no se ha dado a conocer oficialmente.

La titular de la PGN, Anabella Morfín tiene en sus manos el análisis de catorce pactos colectivos de distintas instituciones estatales. Según la Procuradora, por ahora estos documentos aún se encuentran en proceso de revisión y será en los próximos días que presenten alguna acción, de ser necesario.

Al ser consultada, Morfín no precisó cuáles son los cuatro pactos que hasta ahora ya han sido revisados, pero aseguró que el análisis continúa y que ya han identificado algunas lesividades.

Dentro de las cláusulas lesivas de los contratos, explicó, figuran aquellas que se refieren a la delegación de función pública. Según explicó, mediante estos pactos se les ha permitido a los sindicatos participar en las decisiones de funcionarios.

Otra de las anomalías que identificaron es la falta de previsión en cuanto a la asignación financiera para comprometer el patrimonio del presupuesto de las instituciones.

OFRECIMIENTO

El año pasado, cuando Morfín asumió el cargo anunció que evaluaría todos los contratos que el Estado haya celebrado con el propósito de encontrar anomalías similares a las del contrato firmado con la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

Luego, en junio del 2016, adelantó que estaba revisando los pactos del Congreso de la República, el Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Educación y la Dirección General de Aeronáutica Civil de Guatemala. No obstante, por ahora no se han presentado denuncias.

SIMILAR A SU ANTECESORA

María Eugenia Villagrán, exprocuradora general de la Nación, también se dedicó a la revisión de pactos del Estado e identificó que 14 de ellos transgredían de alguna forma a las instituciones involucradas.

Principalmente porque al momento de consumar los pactos no se tomó en cuenta la situación financiera de las entidades y por tanto, los compromisos superaban la capacidad presupuestaria de estas.

Sin embargo, al dimitir del cargo el análisis fue retomado por la actual Procuradora.