Perú cambia a mando policial tras la muerte de dos manifestantes durante protestas

Enfrentamientos entre la Policía de Perú y manifestantes durante las protestas. Foto La Hora/DPA/Europa Press/Mariana Bazo/Zuma Press.

LIMA
Agencia AP

El Gobierno de Perú anunció anoche un cambio en su mando policial tras la muerte de dos manifestantes durante las protestas recientes que desataron una crisis política y que provocó tres Presidentes en una semana.

El mandatario interino Francisco Sagasti dijo en un mensaje en la televisora estatal que designó a un nuevo jefe policial, el comandante general César Cervantes, quien no estuvo implicado en la represión de las protestas ni se vio involucrado en investigaciones de corrupción.

Sagasti también indicó que instaló una comisión que en dos meses recomendará acciones «para modernizar y fortalecer» a la policía en defensa de los derechos ciudadanos.

El ministro del Interior Rubén Vargas confirmó en su cuenta de Twitter que la decisión implicó de forma adicional la jubilación de otros 18 generales más antiguos que Cervantes en el escalafón institucional.

No es la primera vez que se decapita a la cúpula policial. En 2016 el entonces mandatario Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) pasó al retiro a otros 39 generales de la policía.

Sagasti también dijo que se detectaron «graves irregularidades en la administración de los recursos» policiales que habrían ocasionado la muerte de agentes en la primera línea de combate contra el COVID-19. Unos 400 policías han fallecido, según datos oficiales de septiembre.

Perú sufrió una crisis política a inicios de noviembre que provocó la destitución del entonces presidente Martín Vizcarra. El sucesor, Manuel Merino, que orquestó la caída de Vizcarra siendo líder del Parlamento, renunció al sexto día de su gobierno y fue reemplazado por Sagasti.

El lunes una delegación de Naciones Unidas finalizó una visita a Perú donde documentó la información de víctimas de violaciones a derechos humanos durante las protestas.

Las protestas en contra de Merino provocaron la muerte de dos manifestantes por perdigones y más de 200 heridos, de acuerdo con las autoridades médicas. Sagasti gobernará hasta el 28 de julio de 2021 cuando entregará el poder al presidente elegido en los comicios de abril.