La raza humana es la única que ha convertido a otras especies animales en compañeros y hasta un nuevo miembro de la familia. Si bien no es certera la fecha en la cual el ser humano inició la domesticación de animales, esta práctica ha trascendido desde tiempos ancestrales hasta la actualidad; de hecho, ha sido objeto de estudios científicos, comprobando que el cuidado de una mascota abarca aspectos psicológicos, terapéuticos y psicosociales de las personas.

En el estudio de la Universidad de Antioquia “La influencia de las mascotas en la vida humana”, los investigadores destacaron que la compañía de mascotas es reconocida como un factor de protección contra enfermedades cardiovasculares y reductor de estrés de los dueños; además de ser un soporte psicológico, las mascotas reducen la sensación de soledad y permiten la interacción de sus propietarios con el medio social que los rodea.

EL EFECTO POSITIVO DE UNA MASCOTA EN LA SALUD MENTAL

El estudio de la universidad colombiana indica que la influencia positiva de las mascotas en la salud y bienestar de los seres humanos es bien reconocida y comprende los aspectos psicológico, fisiológico, terapéutico y psicosocial.

Según el informe, las mascotas ayudan a disminuir las alteraciones psicológicas, reducen la sensación de soledad e incrementan el sentimiento de intimidad. Los animales de compañía pueden ayudar a personas en estados de depresión, estrés, duelo y aislamiento social, pues estas se convierten en un acompañamiento incondicional.

Aunque muchas personas optan por adoptar a un perro o un gato, Styven Reynosa escogió cuidar de dos erizos durante los últimos años. El joven relata que Bruno y Ramen han sido una compañía importante para él, más aun considerando que su horario laboral dificulta el contacto con otras personas.

“La verdad me daba más ánimos a pesar de que no son animales muy sociables, yo casi no tengo comunicación con mi familia y por mi horario anterior me costaba hasta salir de mi casa, entonces, en mi experiencia, tener una mascota me ayudó a sentir una relación cercana cuando literal no hablaba con nadie”, contó Reynosa.

El estudiante agregó que en un punto adoptó un tamagotchi (una mascota digital), “lo cual no fue lo mismo”, aseguró. Actualmente Styven Reynosa es dueño y compañero de Ramen, un erizo curioso y comelón.

LAS MASCOTAS COMO REDUCTORES DE LA SOLEDAD

Los animales domésticos pueden ser percibidos por sus dueños hasta como un amigo o integrante de la familia, formando un vínculo afectivo importante. Estas nuevas amistades toman un rol importante en las vidas de los dueños, tal es el caso de Karla Mauricio, quien encontró compañía en su gato durante la cuarentena.

“Adopté a mi gato habiendo toques de queda, vivía sola y su compañía me dio tanta alegría. Tenerlo que cuidar me dio una rutina y a cambio él siempre ha sido muy amoroso conmigo; incluso cuando la paso mal, él lo sabe y pareciera que me da ánimos, lo considero mi mejor amigo”, expresó.

De manera similar, María Alejandra Salas detalló el vínculo de compañía generado entre ella y su gata, Cleo. “Las mascotas te hacen sentir que eres importante para ellas, y a la vez ellas se vuelven algo muy importante para tí y se vuelve un lazo mutuo. Al final son una compañía superimportante, y la idea de saber que ellos están presentes siempre, ayuda a que te olvides de pensamientos relacionados a la soledad. La verdad desde que adopté a Cleo tengo un pilar emocional muy importante”, indicó.

EL DESARROLLO DE APTITUDES AL TENER UNA MASCOTA

El cuidado de una mascota puede aumentar también la autoestima y el sentido de responsabilidad, actitudes que tienden a generar una mejor integración en la sociedad. Una mascota debe ser reconocida como un ser humano con necesidades emocionales y médicas, sin mencionar la inversión económica que implica su cuidado.

Fernanda Roldán contó que cuidar a sus perros y tortugas ha fomentado una mayor disciplina y responsabilidad en su rutina diaria. “Desde que tengo a mis perritos y tortugas me volví mucho más responsable. Siempre pendiente de paseos, veterinaria y comida”, describió.

MASCOTAS Y PADECIMIENTOS DE SALUD

Por otro lado, el estudio de la Universidad de Antioquia detalla que la tenencia de mascotas es un factor protector para las enfermedades cardiovasculares y pueden modificar varios factores de riesgo: disminución de la presión arterial; reducción de la frecuencia cardíaca, la ansiedad y el estrés por soledad; liberación de endorfinas al acariciar a las mascotas.

Las mascotas han demostrado tener un efecto psicológico y emocional importante en los pacientes, lo que ha permitido hacer de las enfermedades crónicas algo más llevadero, e incluso, se pueden convertir en facilitadores de la recuperación de algunos casos; además, brindan un aliciente a partir del afecto incondicional que profesan, convirtiéndose en sanadores silenciosos.

Alina García contó cómo el cuidar de una mascota ayudó a su hermano durante su recuperación de salud. “Mi hermano justo este mes había estado superbajo emocionalmente, pasaba demasiado decaído y se le notaba mucho en su carita que estaba triste, se hizo unos exámenes y resultó que tenía la insulina demasiada alta y por eso no bajaba de peso nunca y pasaba siempre muy cansadito”, recordó Alina.

Agregó que su hermano presentaba niveles de insulina arriba de 30 en ayunas y 40 al comer, cuando lo normal es por debajo de 10 en ayunas y menor de 50 al comer, posteriormente, Alina y su otro hermano decidieron comprarle dos tortugas, lo cual asegura provocó un cambio de humor repentino en su hermano enfermo.

“Obviamente también está empezando a hacer dieta y a cuidarse más porque las tortugas lastimosamente no van a bajarle la insulina, pero emocionalmente hablando le ayudó bastante estar con esas tortugas, buscarle un nombre y un espacio en la casa; a mí me encantó devolverle la felicidad, aunque haya sido por un momento”, declaró Alina García.

LA AYUDA EN LA VIDA COTIDIANA

Otras personas compartieron su testimonio con situaciones más cotidianas en las que una mascota las ha ayudado a continuar con la rutina y recuperar la motivación.

La Felicidar Crece en la tierra del sí se puede.                                           
La Felicidar es dar.                                   
La Felicidar se encuentra en IRTRA.
Para más información visita: irtra.org.gt

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorArgentina vence 1-0 a Perú y queda más cerca de Qatar
Artículo siguienteInforme Unicef: 3 de cada 10 niños y adolescentes en la región tienen sobrepeso