CENTRO DE COLABORACIONES SOLIDARIAS

Perlas sufíes y experiencias quiroprácticas

Cartas del Lector

post author

J C. rdm
ccs@solidarios.org.es

Quien no experimenta no sabe.

“Muqarribum”, los que están cerca; místicos árabes. Se cubrían con túnicas de lana de camello.

Por eso comenzó a llamárseles sufíes: “los que visten de lana”.

El sufí percibe y toma contacto con el fluir misterioso/súfico de cualquier cultura, de igual modo que una abeja liba de muchas flores sin que por eso se tenga que convertir en flor.

Para sus seguidores el sufismo es la enseñanza interior y secreta oculta en cada religión y teniendo en cuenta que su base se encuentra en toda mente humana porque hay una sola verdad en todo lo que entendemos por religión.

Según la tradición sufí, el hundimiento del orden Antiguo en el Próximo Oriente operó la reunión de “las gotas de mercurio”, es decir de las escuelo esotéricas y gnósticas de Egipto, Persia y Bizancio, para integrarlas en “la corriente azogue” que era el sufismo intrínseco y evolutivo.

El factor de respuesta está en el fondo de cada ser humano y ha de ser liberado para que, por medio de conocimiento individual/personal, la intuición haga el papel de guía para el perfeccionamiento.

“El sufí es como el borracho sin beber vino, saciado sin haber comido, abstraído, mal alimentado, un rey vestido de harapos, un tesoro enterrado bajo escombros, no hecho de aire ni de tierra ni de fuego ni de agua, un mar sin orillas. Poseedor de cien soles y cien estrellas y lunas. Conocedor de la verdad universal no aprendida en los libros”. Rumí, místico sufí.

El sufí es el guía, el viajero que recorre el camino de la infinita belleza, el amor, el triunfo, el poder, la plenitud… Es el guardián de la antigua sabiduría, el que despeja el camino de los grandes secretos, el amigo querido cuya compañía eleva nuestro ser aportando un significado nuevo el espíritu humano”. Rumí.

Me vienen a la mente las palabras de mi Maestro Raimon Panikar: “La Verdad es aquello que todos buscamos, y el camino… pues andar”. Y en otro texto: “El ser humano es el único que puede saltarse la carta de la probabilidad y jugarse la de la posibilidad”. Por eso, quizás, F. Capra sostenía que hemos llegado al punto crucial: la muerte de una civilización que ha creado a los seres de otra nueva.

Aunque, con Wittgenstein… quizás, “de lo que no se puede hablar, mejor es callarse”.

Y acuden en tropel: “Para venir a lo que no sabes has de ir por donde no sabes”, de Juan de la Cruz. O a W. Heisenberg “el observador altera lo observado por el mero hecho de la observación” (los caminan por los senderos de la meditación saben “algo” de esto.

De ahí la conocida sentencia de los sabios: El ser humano despierta cuando percibe que es ola y, a la vez, océano. ¿Qué diferencia radical existe entre la ola y el mar?

Son pequeñas ráfagas que vienen a la mente en estas noches de luna en menguante, sentado en tu terraza o caminado por el monte o sentado en un jardín. Sobre todo (y esto que no lo lean los doctos) si has compartido unos gin-tonics o alaguna esencia similar con algún amigo en la onda. No, con una sola cuerda vocal… nada de fumeteos, basta con respirar de forma adecuada.

¿Sabíais que el enorme dolor que me producía, yo creía que un lumbago y también la masajista que me desolló hace una semana… hasta que caí ayer en las manos mágicas del fisioterapeuta Alberto Valdivieso Palau cuyas manos “ardían” en dedos quiroprácticos acertados que me maravillaron mientras desde ayer he notado una mejoría increíble… porque trabajó a la altura de la vértebra 13ª y en diversos puntos xxx que me hicieron regalarle un nombre, solo para él y para que siga con esa auténtica praxis que facilitan la ciencia y ratifica el ser colegiado universitario con buenos maestros. Por eso os digo, no os fieis de pretendidas salas de masaje etc. que pueden destrozarte. A los amigos RDM os facilito sus datos: Colegiado 11951, calle Aquilón 8- 4º D Prado de Somosaguas 616181017… ¿Habéis caído en la cuenta… Aquiles educado y tratado por Quirón, el sabio semidiós más que héroe, y cuya figura de centauro bondadoso y firme ha pasado a la historia de la sabiduría griega? Y el nombre de la calle es Aquilón. Quiropraxis, quiromancia, quiropráctica, cirujano, etc. … Curar con las manos… ¿No os recuerda a un judío inmortal al que admiro y trato de seguir, aunque no por caminos cosificados y dizque dogmáticos? Iesua, el rabí de Nazareth… a quien acudían muchedumbres de pobres, enfermos, ciegos y leprosos… aquejados en busca de que el Rabí pusiera sobre ellos sus manos: “Quiero, le dijo, Sé limpio, mientras ponía sus manos sobre el leproso, que se atrevió a acercarse ante el escándalo de la gente etc. etc.”. Y al ciego que se acercó y el Rabí le preguntó ¿Qué quieras que haga? ¡Ut videam” Haz que vea… Y Jesús puso sus manos sobre sus ojos y, al pronto, abrió los párpados ¡y veía! Y se echó a correr contando a todos lo que le había sucedido.,. (cito de memoria) Pues eso, que me siento mucho mejor después de que Kyros Alberto pusiese sus manos y trabajase con sus dedos sobre mi espalda. De buen nacido es ser agradecido.

Buen día a todos… porque este es el día… ayer ya pasó y mañana sólo es una hipótesis.