El PDH, Jordán Rodas se pronunció en sus redes sociales. Foto: La Hora

En el marco del Bicentenario de independencia de Guatemala, el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas se expresó a través de una declaración para indicar que luego de dos siglos de violaciones a los Derechos Humanos “no hay nada que celebrar”.

El PDH sumó en su declaración que ante “la depredación humana, económica y ambiental, no hay nada que celebrar este 15 de septiembre en el Bicentenario de la Independencia. Más allá de una conmemoración, Guatemala sigue necesitando edificar el Estado que proteja la persona y a la familia, y que su fin sea la realización del bien común, como lo establece el primer artículo de la Constitución Política de la República”.

Según el magistrado de conciencia esto implica abrir hacia un cambio estructural para responder a las necesidades de las comunidades, y abordar tareas que siempre se han pospuesto, “y que encadenan nuestra realización humana: desnutrición, pobreza, corrupción e impunidad, inseguridad, racismo y diversas formas de discriminación, además de desigualdades sociales, territoriales, políticas y económicas”.

En esta línea el Procurador señaló: “La Independencia, como lo demuestran los estudios históricos, fue el recurso de los grupos ultraconservadores para eludir la evolución y modernización del sistema de poder, cuyos vientos soplaban desde Europa y la propia España”.

DÍA DE LA DEMOCRACIA

Rodas hizo referencia a la actual crisis sanitaria por el COVID-19 y señala que ha sido agravada por el manejo del Gobierno actual por ineficiencia de sus autoridades, “sigue siendo un imperativo cotidiano luchar para garantizar a todas las personas, sin exclusión, condiciones de vida digna, segura y próspera, valorando la riqueza de la diversidad étnica y cultural”.

Jordán Rodas recordó que este 15 de septiembre también se conmemora el Día Internacional de la Democracia por lo que mencionó que es oportuno reflexionar y renovar el compromiso de su defensa.

“Es imperativo asumir la democracia en su dimensión electoral y de goce de las garantías de los derechos humanos, pero también en su dimensión económica, social y cultural, pues de lo contrario, como lo demuestra nuestra experiencia de vida democrática de cuatro décadas, el régimen de libertades se vulnera y la confianza pública en las instituciones se debilita”, expresó el PDH.

AMENAZAS AUTORITARIAS

El magistrado de conciencia señaló que hay un acecho de amenazas autoritarias y dictatoriales, las cuales, según Rodas, están asociadas a “a redes de corrupción y estructuras de crimen”, por lo que subrayó “que nuestro compromiso democrático, de respeto del Estado de Derecho y la independencia de poderes, es crítico”.

Manuel García
Periodista graduado de la Universidad de San Carlos de Guatemala, reportero para el diario La Hora. Enfocado en desarrollar material periodístico del ámbito político, económico y social del país para brindar una vista objetiva de los acontecimientos que hacen noticia en el ámbito nacional.
Artículo anteriorOMS reporta un gran descenso en los contagios de coronavirus
Artículo siguienteCodeca realiza marchas pacíficas en varios departamentos contra el Bicentenario