Jordán Rodas, Procurador de los Derechos Humanos, se pronunció tras la decisión del Gobierno. Foto La Hora

Por Denis Aguilar
daguilar@lahora.com.gt

El procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas, emitió un comunicado de prensa en el que asegura que la fijación del salario mínimo para 2021, menoscaba el nivel de vida de las personas trabajadoras y sus familias.

Rodas recordó que la Constitución Política de la República de Guatemala establece que el Estado se organiza para la protección de la persona y a la familia, garantizando la vida, libertad, justicia, seguridad, paz y desarrollo integral de la población.

“El trabajo es un derecho de la persona y una obligación social, rigiéndose bajo principios de justicia social, realismo y objetividad. La remuneración de la persona trabajadora debe ajustarse a las condiciones socioeconómicas del país”, indicó el magistrado de conciencia.

Por lo anterior, Rodas manifestó que el salario debería ser suficiente para sustentar a las personas trabajadoras y sus familias. Además, menciona que el Código de Trabajo estipula un salario mínimo que debe cubrir las necesidades básicas de los hogares, mientras que el Ministerio de Trabajo y Previsión Social es la entidad responsable de armonizar la propuesta de salario mínimo y trasladarla al Presidente de la República para su fijación.

lea: Giammattei anuncia que no habrá incremento de salario mínimo en el 2021

RODAS: NO REFLEJAN BENEFICIOS

En el Acuerdo Gubernativo 250-2020, que fue publicado hoy en el Diario Oficial, establece que el salario mínimo para 2021 ha quedado de la siguiente forma:

-Actividades agrícolas en Q2,742.37
-No agrícolas en Q2,825.10
-Actividades exportadoras y de maquila en Q2,581.77

“Estos montos no reflejan beneficios para las personas trabajadoras: el salario mínimo de las actividades agrícolas nominalmente no ha variado desde el 2018; para las actividades no agrícolas, apenas aumentó Q82.73 mensuales en dos años, y solo Q73.61 en las actividades exportadoras y de maquila”, señala el PDH.

REMARCA COSTOS DE LA CANASTA BÁSICA

Además, indicó que, descontando el tema de la inflación interanual, el salario mínimo se erosionó un 4.83% en el 2020, mientras que los costos de las canastas básica y ampliada aumentaron en Q12.96 y Q29.93, respectivamente.

“Debe subrayarse que el 43% del costo de dichas canastas lo constituyen los alimentos de consumo popular. Por otro lado, los impactos de la pandemia en el empleo y los salarios se han traducido en el empobrecimiento de casi un millón de hogares”, mencionaron.

LEA: CACIF: discutir aumento al salario mínimo fue un desgaste innecesario

RECOMENDACIONES

En ese sentido, el PDH recordó a las autoridades que, en el ámbito laboral, su deber es actuar en beneficio de la población trabajadora, garantizando los derechos de este campo.

Asimismo, recomendaron al Presidente y al Ministro de Trabajo lanzar una política de trabajo digno y decente, tutelar los derechos de los trabajadores, así como adoptar una política salarial realista y que se coordinen supervisiones en los centros de trabajo para que se garanticen los derechos laborales.

LEA: Sector trabajador critica decisión de Giammattei de no aumentar salario mínimo

Denis Aguilar
Me inicié en el periodismo por convicción a la verdad, a la justicia y a la igualdad. Amante de la historia, de los cómics y del rock. En Diario La Hora desde el año 2014.
Artículo anteriorFECI solicita revocar permiso a Sinibaldi para salir de prisión por fiestas de Fin de Año
Artículo siguienteMINTRAB: en 2020 se perdió el 16.8% de los empleos formales