PDH: En Hospital San Juan de Dios, 3 médicos atienden a 90 pacientes COVID-19

Hospital San Juan de Dios durante una visita reciente que hizo la PDH. Asturias mencionó que la pandemia no terminara en diciembre. Foto/La Hora/PDH

POR HEDY QUINO
hquino@lahora.com.gt

En una reciente supervisión que realizó la Defensoría de la Salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) en el Hospital General San Juan de Dios, constataron que por la falta de personal de salud tres médicos atienden a noventa pacientes de COVID-19, asimismo, detallaron que estos se encuentran en condiciones inhumanas por falta de espacio y limpieza.

En un informe que emitió la defensora de la salud de la PDH, Zulma Calderón, se detallaron varios hallazgos, entre estos, que continúa el déficit de personal debido a las suspensiones de recurso humano por padecer enfermedades de riesgo y por encontrarse en cuarentena.

“Únicamente se cuenta 3 médicos residentes para toda el área de emergencias, con lo cual cada uno tiene la responsabilidad de 30 pacientes aproximadamente, el personal médico realiza turnos de 8 horas. Se cuenta con 4 miembros de enfermería, quienes hacen turnos de 24 horas cada 5 días, esto para poder movilizarse de mejor forma debido a la distancia a sus lugares de residencia”, detalla el informe.

Además, indica que no se cuenta con personal de terapia respiratoria para atender a pacientes COVID-19, por lo que los residentes son quienes están realizando las tareas propias de estos, como el manejo de respiradores, colocación de sondas, control de flujo, entre otras cosas.

Otro de los hallazgos de la PDH, es que lo médicos del San Juan de Dios no solo tienen a su cargo a los pacientes internados en ese hospital, sino que tienen que realizar procedimientos quirúrgicos mayores a pacientes que envía el Hospital Temporal del Parque de la Industria, ya que en ese nosocomio no tiene la capacidad para hacerlos.

Asimismo, el contrato de gases médicos del hospital venció el 20 de junio, por el momento han adquirido oxigeno por medio de compra directa, hasta que exista proveedor por contrato abierto, añade el informe.

MALAS CONDICIONES PARA PACIENTES

En el informe de la PDH, también se da a conocer que los pacientes se encuentran en malas condiciones por la falta de espacios “El área de atención a pacientes COVID-19 se encuentra saturada, en la misma se evidencian pacientes con ventilación mecánica en camillas, pacientes atendidos con escafandras, pacientes recibiendo atención con mascarilla o cánulas binasales en sillas y sillones. Esta área tiene capacidad para 30 o 40 personas, el día de la verificación contaba con 91 pacientes”, agrega.

El informe completo de la PDH fue publicado en las redes sociales de la entidad, la misma se hizo acompañar de un video, el cual refleja las condiciones precarias en las que se encuentran los pacientes.

Otra de las falencias es que, los pacientes ingresados en el área de COVID-19 manifestaron que el personal de enfermería no les hace cambio de pañal hasta en 12 horas, por lo que permanecen en malas condiciones de higiene, indica el informe. “Se cuenta únicamente con 4 enfermeras para la atención de casi 100 pacientes”, añade.

“Se observó a pacientes en condiciones graves junto a pacientes con síntomas moderados en las mismas salas. No existe división para pacientes masculinos y femeninos, vulnerando la privacidad de los pacientes, de la misma forma que en todos los hospitales del país”, explica la Defensoría de la Salud.

“Se observaron grandes cúmulos de basura tanto de alimentos envasados como de medicamentos, pañales y otros, así como moscas sobrevolando a los pacientes, esto debido a que llevan alrededor de 24 horas que no se cubren turnos de limpieza y que el área de intendencia no envía personal a cumplir con estas funciones”, señala el informe.

La PDH hizo varias recomendaciones al Ministerio de Salud. Foto La Hora/PDH

HACEN LLAMADO A ATENDER FALENCIAS

Derivado de los hallazgos, la defensora de salud de la PDH, Zulma Calderón, emitió un pliego de recomendaciones tanto al Ministerio de Salud como al director del hospital, para que mejoren las condiciones en las que son atendidos los pacientes.

“Examinar alternativas de solución para la falta de espacios hospitalarios tanto para pacientes COVID-19 como para pacientes con otras patologías a través de otros servicios que puedan incluir servicios contratados, tomando en consideración la estrategia del seguro social recientemente implementada”, dice parte de las recomendaciones a la cartera de Salud.

En cuanto al director del Hospital General San Juan de Dios, se le recomienda emitir alertas institucionales por parte de las autoridades superiores del hospital sobre el estado de situación y la emergencia de la saturación por SARS-COV2 que enfrenta, enfatizando en el riesgo inminente que ante el escenario actual se deje de recibir pacientes COVID-19. “Esta alerta debe incluir además el peligro de la desatención a pacientes con otras patologías”, concluye.

Ademas, la PDH hizo énfasis en la situación complicada en el Hospital. Foto La Hora/PDH

SALUD SE PRONUNCIA

Derivado de este informe, el Ministerio de Salud dijo que el Hospital ha realizado varias acciones para afrontar la situación de pandemia COVID-19, entre ellas ha reforzado el área de enfermedades respiratorias con fuentes de oxígeno como instalación de pedestales -ayer 4 de julio-.

“Se encontró el mecanismo para reforzar el servicio de limpieza las 24 horas, con énfasis en el Centro de Atención de Pacientes con Enfermedades Respiratorias Emergentes (CAPERE-Covid-19 y otras áreas, esto a partir del jueves 2 de julio”, indica Salud.

Asimismo dijo que, la acción administrativa de contratación es dinámica; se ha contratado personal médico y paramédico, los cuales se tienen que reemplazar constantemente debido a renuncias por temor a realizar el trabajo en áreas de alto riesgo.

LEA: Autoridades reportan 62% de ocupación en hospitales nacionales

“La demanda de pacientes es alta. El hospital debe atender tanto emergencias del área de enfermedades respiratorias como otras morbilidades. El fin de semana se atendió varios casos de heridos por proyectil de arma de fuego”, añade Salud.

La cartera concluye: “CAPERE-Covid-19, es un área de alta demanda de atención para la realización de pruebas de hisopado, según versión de los pacientes, esto se ha vuelto un requisito para los empleadores; el hospital no le niega la atención a nadie pero agradece a la población a que haga uso de los centros de salud más cercanos y seguro social para brindar una mejor capacidad de respuesta, situación que permitiría desfogar y brindar una mejor atención”.