TRAS PRIMERA SEMANA DE PERMANECER BAJO CORDÓN SANITARIO

Pasos ciegos causan preocupación en Malacatán; San Marcos suma 192 casos

El gobierno había implementado un Cordón Sanitario en Malacatán, San Marcos. Foto La Hora/Municipalidad de Malacatán/Facebook

POR MARGARITA GIRÓN
jgiron@lahora.com.gt

El 21 de mayo, el Gobierno estableció un cordón sanitario en el municipio de Malacatán San Marcos, debido al brote de casos de COVID-19 registrados en el municipio fronterizo con México. Tras una semana de haberse establecido la medida, el alcalde Emilio Gálvez comentó sobre cómo se ha vivido la situación en la comunidad.

El jefe edil comentó que una de las preocupaciones que persiste es el uso de pasos ciegos hacia México en donde han pasado connacionales que retornan a Guatemala, mientras otros utilizan los pasos para el comercio ilegal de mercancías.

“Desde el inicio se realizó una campaña para cerrar los puntos ciegos, eso desde que empezó este tema de la pandemia, resistimos lo más que pudimos porque a nosotros como municipalidad nos tocó vivir lo más serio entorno a que en el municipio convergieron los retornados, ya sea guatemaltecos o extranjeros que inicialmente pasaban por la aduana, pero luego empezaron a usar puntos ciegos”, detalló el Alcalde.

LAS CIFRAS

De los 38 casos positivos reportados hasta el 22 de mayo, la cantidad subió a 50 en 4 días, esta cifra coloca a Malacatán como el municipio con más casos de los 30 que conforman el departamento de San Marcos, en donde según datos oficiales, se han registrado 192 casos que equivalen al 4.63 por ciento del total.

Además, se registran 6 pacientes fallecidos en dicho municipio, mil 53 personas en cuarentena domiciliar “estricta”, asintomáticos y otras 638 que ya cumplieron con la misma.

LEA: COVID-19: Departamento de Guatemala concentra el 69% de los casos

El alcalde destacó la recuperación de un paciente, lo que según mencionó es algo alentador para el municipio.

Cabe destacar que después del departamento de Guatemala que registra el 69 por ciento de los casos, San Marcos es el departamento que más casos de COVID-19 ha registrado, superando a Chimaltenango, El Progreso, Zacapa y Totonicapán en donde también se han instalado cordones sanitarios en determinados municipios, tanto por brotes de contagios o bien por casos comunitarios.

LOS CASOS

De acuerdo con el jefe edil, la municipalidad tuvo conocimiento y quejas, respecto a personas tanto del municipio, como de otros municipios cercanos, que siguen viajando hacia Chiapas sin controles.

“Nosotros les cerramos el paso, pero recibimos amenazas y las auxiliaturas no han tenido más remedio que dejarlos pasar”, puntualizó.

Según detalló Gálvez, se estableció que se estaba comercializando pollo vivo desde Chiapas y agregó que, el primer caso se registró en este tipo de comercio.

“Eso fue doloroso para la población y nos llevó a tomar medidas, cerrando áreas del mercado, estacionamientos. Al mismo tiempo aparecieron en otros lugares, más casos y que no eran del mismo contacto y eso era preocupante porque había varios focos de contagio y fue en cuestión de 5 días que la situación subió”, puntualizó Gálvez.

LEA: Ante brote de casos, instituyen Cordón Sanitario en Malacatán, San Marcos

Sobre el cordón sanitario, Gálvez indicó que fue solicitado ya que Malacatán es un punto en donde convergen otros municipios y pese a que como comuna podían tener controlada la situación en la población, no era posible con las personas de otros municipios que estaban llegando a Malacatán.

“Esa fue la necesidad de poner el cordón sanitario, por nuestra gente, lo tenemos controlado, las personas están tomando las medidas, pero el tema fuerte es tanto el contrabando, como las personas que viajan a México, específicamente a Tapachula y la cuestión ha sido difícil con la población”, detalló.

Gálvez agregó que la instalación de un cordón sanitario ha sido duro para la población y añadió, aunque algunos pobladores no creen que la medida venga del Gobierno central, desde la comuna continúan concientizando a la población y realizando los controles necesarios, mientras las restricciones continúen.