El presidente Nayib Bukele criticó que organizaciones pidan al Fondo Monetario Internacional (FMI) que condicione cualquier desembolso al gobierno de El Salvador. Foto. AP

El 3 de septiembre la Corte Suprema de Justicia de El Salvador emitió una resolución que permitiría la reelección de Nayib Bukele como presidente del país. Esta decisión rompe con la normativa electoral de El Salvador, donde los mandatarios no podían optar al poder de forma consecutiva, más bien, debían transcurrir 10 años (2 periodos) para poder ser presidenciable una vez más. En ese sentido, el Departamento de Estado de Estados Unidos calificó lo establecido como un retroceso en la democracia.

CONDENAN FALLO DE LA CORTE

El Departamento de Estado inició su pronunciamiento rechazando la resolución de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema para que Bukele participe en los comicios del 2024. “El gobierno de Estados Unidos condena el fallo del 3 de septiembre de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, que autorizó la reelección presidencial inmediata en contravención de la constitución salvadoreña”, declaró el ente.

Seguidamente puntualizaron que este “declive” puede perjudicar la relación entre el país norteamericano y El Salvador. “Este declive en la gobernabilidad democrática daña la relación que Estados Unidos se esfuerza por mantener con el gobierno de El Salvador y erosiona aún más la imagen internacional de El Salvador como un socio democrático y confiable en la región”, detallaron.

Ned Price, portavoz del Departamento de Estado enfatizó que la constitución salvadoreña prohíbe “claramente” a los mandatarios presidenciales la reelección por un período consecutivo. En este contexto Estados Unidos solicitó: “los Estados Unidos piden al Presidente Bukele que demuestre su compromiso declarado con la gobernanza democrática, incluida la separación de poderes y el estado de derecho”.


Lea: El Salvador: TSE acata resolución que habilita reelección


DECISIÓN ES CORRESPONDIENTE CON LA DESTITUCIÓN DE JUECES EN MAYO

El 1 de mayo de este año el presidente Bukele removió a cinco jueces de la Sala de lo Constitucional de esa misma corte, esto debido a que los magistrados habrían emitido veredictos contrarios a decretos ejecutivos durante la pandemia, obstaculizando el trabajo del Ministerio de Salud de El Salvador.

Esa misma fecha la Asamblea de El Salvador destituyó al fiscal general Raúl Melara al cuestionar su independencia e imparcialidad debido por supuestos vínculos con el partido de oposición, Arena.

Para el Departamento de Estado de EE.UU. el aval para la reelección de Bukele se consolidó gracias a la remoción de los jueces en mayo. “Este fallo -de la Corte de Justicia- es resultado directo de la decisión del 1º de mayo de la Asamblea Legislativa salvadoreña de destituir a los jueces en funciones de la Sala Constitucional e instalar a los sustitutos leales al presidente”, consignó el departamento.

Refirieron que el suceso del 1 de mayo fue calificado como inconstitucional y expresaron su preocupación de que erosionaría la separación de poderes y la gobernabilidad democrática en el país. “Esos temores han sido confirmados por el fallo del 3 de septiembre de la Sala Constitucional”, concretó EE.UU.

SE PERDIÓ LA DEMOCRACIA, ¿AHORA TAMBIÉN LA INDEPENDENCIA JUDICIAL?

El Departamento de Estado comentó que el 31 de agosto la Asamblea Legislativa de El Salvador adoptó medidas adicionales para consolidar el control del poder judicial mediante lo que describen como “una modificación inconstitucional” de la Ley Orgánica de Carrera Judicial: exigir la jubilación de los jueces a los 60 años de edad o a los 30 años de servicio bajo la premisa de erradicar la corrupción.

“La edad o el tiempo de servicio no están directamente vinculados a la corrupción, y El Salvador ya ha establecido procesos para eliminar a los actores corruptos”, razonó la entidad. Asimismo, concluyeron que “el resultado práctico de este nuevo mandato es facultar a la administración de Bukele para apilar el poder judicial con sus propios jueces”.

Para el departamento los hechos de mayo y las decisiones recientes de la corte “demuestra una estrategia clara para socavar la independencia judicial y eliminar un contrapeso crítico en el poder ejecutivo”.


También puede leer: El Salvador: La Asamblea aprueba una batería de reformas de la ley judicial que expulsará a más de 150 jueces


TRIBUNAL ELECTORAL TAMBIÉN APRUEBA REELECCIÓN

El sábado 4 de septiembre el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador acató la resolución de la Corte Suprema de Justicia, con lo cual se solidifica la iniciativa de Nayib Bukele de volver a ser mandatario.

“Ante la resolución enramada por la Sala de lo Constitucional (de la Corte Suprema) sobre la opción de inscripción al presidente de la República como candidato para un segundo mandato, dará cumplimiento a la misma, en virtud de que las resoluciones y sentencias de (ese ente) son inapelables y de obligatorio complimiento”, comunicó el TSE.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorLlegan a GT 363,100 dosis de AstraZeneca donadas por Canadá; entrega oficial será mañana
Artículo siguienteFauci cree que 3ra dosis comenzaría el 20 de septiembre