Panel CICIG: No regresar a la impunidad depende del ciudadano

El exembajador de EE. UU. en Guatemala, Stephen McFarland, Enrique Naveda, director de “Plaza Pública”, Iduvina Hernández, de SEDEM, el PDH Jordán Rodas, Pedro Pablo Marroquín, director de “La Hora” y Carlos Hernández, experto ecuatoriano, participan en uno de los paneles de CICIG. Foto La Hora: José Orozco

Por Denis Aguilar
daguilar@lahora.com.gt

Esta mañana se realizó el panel “Riesgos de la Restauración Forzada del Régimen de la Corrupción”, en el que los panelistas hicieron un llamado a la ciudadanía, de que depende de ellos no regresar a las conductas corruptas e impunes del pasado.

Dicho panel se realizó en el marco de la segunda jornada del seminario internacional realizado por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que aborda la temática de la lucha contra la corrupción a pocos días de que finalice el mandato del ente internacional.

En el panel participaron el Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas; el exembajador de Estados Unidos en Guatemala, Stephen McFarland; el director de Diario La Hora, Pedro Pablo Marroquín; Enrique Naveda, director de Plaza Pública; Iduvina Hernández, de la Organización Seguridad en Democracia (Sedem), la congresista Norma Torres y Carlos Hernández, especialista de la Comisión de Expertos Internacionales de Lucha contra la Corrupción en Ecuador.

Iduvina Hernández comentó que los ciudadanos deben resistir y no claudicar, además aseguró que la ciudadanía debe decirle nunca más a la corrupción y nunca más a la criminalidad.

Hernández expresó que el principal riesgo para la restauración del régimen de la corrupción, es que la ciudadanía se crea la derrota, en este caso de la expulsión de la CICIG, por lo que pidió a la población resistir, especialmente a las mujeres que viven en un Estado patriarcal.

Por su parte el PDH comentó que el balance que deja la CICIG es positivo, reconociendo que como en toda actividad humana hay aciertos y errores, además de que hay amenazas y riesgos para que se fortalezca el régimen de la corrupción, entre estos las Comisiones de Postulación, las cuales calificó como un botín para pagar favores.

Rodas dijo que la CICIG demostró que Guatemala puede ser distinta y que el reto ahora es no desmayar, ya que la lucha es de toda la ciudadanía por un país sin corrupción y sin impunidad.

Por su parte Pedro Pablo Marroquín, director de La Hora, señaló que en estos momentos se debe elegir la esperanza sobre el miedo, esto en relación a la despedida de la CICIG del país, en lo cual coincidió con el PDH que tuvo más aciertos que errores, con personal que privilegió su compromiso por la justicia.

Marroquín dijo que a la ciudadanía guatemalteca le faltó articularse para lograr los ajustes que el sistema necesita, además de que recordó la oposición a las reformas al sector justicia.

Asimismo, dijo que es una necesidad que la población enfrente a la corrupción y por ende que es necesaria una reforma al Estado, al tiempo que indicó que la situación no será fácil y que lo peor no ha pasado.

Por su parte, Carlos Hernández, especialista de la comisión de expertos Internacionales en lucha contra la corrupción en Ecuador, comentó que la CICIG tocó el alma del crimen organizado, además de que su trabajo hizo que en otros países se tratara de copiar el modelo, como el caso de Honduras y ahora El Salvador.

En tanto, Enrique Naveda, director de Plaza Pública, indicó que han existido intenciones de dar marcha atrás a los avances alcanzados en la justicia transicional y que el gobierno del presidente Jimmy Morales ha logrado eso.