Alias "Pancholon" vive en la actualidad en Michigan. Foto: La Hora.

“Pancholon”, un guatemalteco que desde hace varios años se ha convertido en referente para la comunidad migrante en Estados Unidos, debido al medio Pancholon Radio Internacional, conversó con La Hora Voz del Migrante para relatar lo difícil que le resultó superar los efectos del Covid-19. Previo a contagiarse evaluaba aplicarse la vacuna debido a los comentarios negativos que escuchó, ahora no tiene duda de inmunizarse.

En su caso, hasta después de cinco pruebas de PCR obtuvo un resultado negativo, a 30 días de los primeros síntomas.

Aunque cada vez son más las personas vacunadas en Estados Unidos contra el coronavirus, el guatemalteco quiso compartir su testimonio del esfuerzo que realizó para superar la enfermedad, que le provocó tos, inflamación pulmonar y que no le permitía hablar, por lo que estuvo alejado por algún tiempo de Pancholon Radio.

El connacional que vive en la actualidad en Michigan destacó que tuvo sospechas de su estado de salud, luego de que les informaran del resultado positivo de un compañero de trabajo, “nos dijeron que nos teníamos que ir a hacer un examen y estar atentos por si nos da síntomas”.

Luego empezó a sentir fatiga, fiebre y tos, aunque en ese momento no se imaginaba que estaba contagiado del virus.

Prueba rápida para detectar casos de COVID-19. Foto: La Hora.

SUS SÍNTOMAS

Al segundo día, experimentó dolores musculares, tos seca, fiebre, además de que perdió el sentido del gusto.

“Llamé a un familiar que me dijo que eso era Covid que necesitaba tratarme y ya llamé a mi doctor que me dijo que la única forma que fuera a emergencia era si se me dificulta respirar… me recetó aspirinas, suero y descanso”, recordó.

Conforme pasaban los días, los síntomas se agravaron y lo más difícil para él fue la fiebre, por su experiencia recomienda tener un oxímetro y oxígeno para controlar sus signos, pero de complicarse lo recomendable es asistir a un hospital.

“El peor día fue entre el quinto y sexto, me fue mal, sentía que me moría, pero mientras no bajaba mi nivel de oxígeno no iba al hospital, pero tenía miedo de que me intubaran”, añadió.

Debido a que su esposa estaba de viaje, los familiares del guatemalteco le llevaban comida y sueros para mantenerse hidratado.



VOLVIÓ AL TRABAJO, PERO RECAYÓ EN LA ENFERMEDAD

Después del séptimo día, el guatemalteco se hizo una prueba de PCR y salió positiva para Covid-19, al doceavo día Pancholon se sentía mejor y pensó que su resultado mejoraría, pero de nuevo, el examen confirmó la presencia del virus en su cuerpo.

“Del 12 al 14 día mis síntomas ya se habían ido, y ya en mi trabajo me dijeron que regresara, pero otra vez di positivo, era el tercer examen y tercer positivo, yo le dije a mi trabajo que seguía positivo y me dijeron te necesitamos, a la compañía no le interesa mucho la salud de uno”, mencionó.

Cuando le pidieron volver, le aseguraron que implementarían protocolos de bioseguridad y que nada ocurriría, pues no se expondría.

Para evitar contagiar a sus compañeros, no se comunicaba con nadie de manera personal y eso lo hacía sentirse seguro, no obstante, volvió a recaer en la enfermedad.

“Tuve que hospitalizarme en el día 20… en el trabajo, la temperatura no es como la temperatura de mi casa, porque el trabajo que yo hago necesita de mantener una temperatura baja, eso me hizo mucho daño a los pulmones, entonces mi doctor me dijo que no regresara a trabajar hasta que él dijera, fui al hospital por dos o tres días”, mencionó.

Tras confirmarse el caso familiares del guatemalteco le llevaban comida y sueros para mantenerse hidratado. Foto: La Hora.

DIO POSITIVO EL 6 DE ABRIL Y NEGATIVO HASTA EL 10 DE MAYO

Nuevamente se hizo un examen de PCR, el cuarto que se practicaba, el resultado: positivo.

Esto hizo que su caso fuera trasladado al Departamento de Salud del Estado de Michigan, pues son pocas personas las que después de un mes mantienen la presencia del virus en el cuerpo.

El 10 de mayo, finalmente su resultado fue negativo pero algunos efectos permanecían, por ejemplo, la tos que no le permitía hablar mucho.

Ahora, 45 días después, volvió a su programa para compartir con sus radioescuchas, a quienes les relató su experiencia para que aprendan de su caso, enfatizando que dio positivo al virus el 6 de abril y fue hasta el 10 de mayo que obtuvo un resultado negativo.

UN LLAMADO A NO BAJAR LA GUARDIA

Por lo vivido, Pancholon hace un llamado a todos para que no bajen la guardia frente el virus, que continúen usando mascarilla, mantengan el distanciamiento social, que no salgan sino tienen ninguna necesidad más que solo buscar lo necesario y reforzar su sistema inmunológico.

“Cuando uno está viviendo esta experiencia del Covid, uno se arrepiente de haber bajado la guardia, porque en el trabajo habíamos bajado los protocolos y ya se estaban olvidando… el primero la mascarilla… de repente ya no hay gel o no miden la temperatura cuando entran al departamento… de repente ya no hay obligación de usar mascarilla hasta que pase algo como me pasó a mí”, afirmó.



ANTES DE CONTAGIARSE EVALUABA VACUNARSE, AHORA LO HARÁ SIN DUDARLO

Antes de contagiarse, el guatemalteco dice que estaba evaluando los efectos de la vacuna contra el Covid-19, porque había escuchado muchos comentarios negativos, pero ahora cuando tenga su próxima cita médica, no duda en que se aplicará el inmunizador.

“Yo recomiendo que se vacune la gente, más allá de lo que muchos opinan sobre la vacuna, hay una realidad de que el que está vacunado no es que no le vaya a dar el Covid-19, la vacuna no garantiza que no le vaya a dar, pero si te da ya tienes un porcentaje para pelear con el Covid”, destacó.

Pancholon se ha documentado con más información de las vacunas y resalta que existen varias opciones en Estados Unidos, como la Johnson & Johnson, de una sola dosis. También hay otras como Moderna y Pfizer que se aplican en dos dosis y que cree que elegirá para él.

En el caso de quienes no tienen un estatus migratorio regular, el entrevistado remarcó que también pueden aplicarse la vacuna sin temor a que esto les pueda perjudicar, “la mayoría debe tener una identificación consular… el que va y se acerca a un centro de vacunación se le pone, nada más hay que llenar un formulario de consentimiento para aplicarse la vacuna”.

Preparación de una vacuna contra el COVID-19. Foto La Hora/DPA/Europa Press.
Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorMéxico cierra urnas en una de las elecciones más masivas de su historia
Artículo siguienteEscrutinio de elecciones intermedias avanza lento en México