La pandemia ha sido uno de los causantes de que empeore hambre en Corredor Seco. Foto: La Hora

Tanto la crisis climática como la pandemia del Covid-19 han agravado la situación de hambre en el Corredor Seco de Centroamérica, ubicado en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, explica Oxfam en su informe “El virus del hambre se multiplica”. Destaca que casi 8 millones de personas están en circunstancias de inseguridad alimentaria aguda.

De acuerdo con el informe, desde 2018 ha incrementado la cantidad de personas en situación inseguridad alimentaria, enfatizando que cerca de 1.7 millones enfrentan niveles de hambre críticos.

Por otro lado, menciona que en la región se agravó esta situación debido a la temporada de huracanes en el Atlántico, “alcanzando un nivel sin precedentes” en 2020 reportando treinta temporales. Entre estos resalta los huracanes Eta e Iota, los cuales destrozaron cosechas y asolaron más de 200 mil hectáreas de cultivos de alimentos básicos y comerciales en los cuatro países.


Según el consolidado de incidentes de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), en Guatemala 2,438,933 personas resultaron afectadas por los fenómenos reportados durante los últimos meses de 2020.

En cuanto a la emergencia sanitaria del Covid-19, Oxfam señala que los confinamientos limitaron el comercio informal y actividades agrícolas repercutiendo en el nivel de ingresos de Guatemala, El Salvador y Honduras.
Menciona que, de acuerdo a estimaciones de 2020, durante la pandemia se destruyeron 8.3 millones de empleos en Centroamérica.

11 MUERTES POR MINUTO

A nivel mundial, la organización señala que es probable que hasta 11 personas estén muriendo de hambre cada minuto, superando el número de muertes que provoca el Covid-19, el cual es de 7 defunciones por minuto.


Agrega que actualmente hay 155 millones de personas en el mundo que viven en crisis alimentaria, siendo 20 millones más que el 2020. Además, estima que dos de cada tres de estas personas pasan hambre a consecuencia de guerra o conflictos en sus países, destacando India, Sudáfrica y Brasil.

Sobre esto, Gabriela Bucher, directora ejecutiva de Oxfam Internacional, expresó lo siguiente: “Los Gobiernos deben tomar medidas para que los conflictos dejen de agravar los catastróficos niveles de hambre; en su lugar, deben garantizar que la asistencia humanitaria llegue a las personas que más lo necesitan. Los Gobiernos donantes deben financiar urgentemente la totalidad del llamamiento humanitario de las Naciones Unidas para salvar vidas de manera inmediata. Los miembros del Consejo de Seguridad también deben exigir responsabilidades a quienes utilizan el hambre como arma de guerra.”

Puntualizó que para evitar muertes y que millones de personas más sean arrastradas a la pobreza extrema y hambre, los Estados deben frenarlo, construyendo sistemas alimentarios justos y sostenibles.


DESIGUALDAD EN VACUNACIÓN

Por otro lado, el informe señala que la desigualdad en la distribución y acceso a las vacunas contra el coronavirus ha sido provocada en gran medida por “los monopolios de las empresas farmacéuticas y la inacción de los países ricos”. Refiere que ello ha causado la ralentización en los intentos de recuperación económica, y por ende que millones de personas “puedan escapar del hambre y la pobreza”.

Asimismo, menciona que la Cámara de Comercio Internacional estima que el actual nivel de desigualdad en la vacunación podría suponer USD$9.2 billones de pérdidas económicas a nivel mundial.

“Los países ricos, como Estados Unidos, han conseguido reducir el hambre a medida que el ritmo de vacunación ha ido avanzando;54mientras tanto, la pandemia sigue destrozando la vida y los medios de vida de millones de personas en los países pobres”, asevera.

Oxfam puntualiza que, al ritmo de inmunización actual, los países de renta baja tardarán 57 años en aplicar la vacuna a toda su población.

Maria España
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala, interesada en temas de derechos humanos y medio ambiente. Comprometida con la memoria, verdad y justicia. Integrante de la 5ta generación de RedLATAM de Jóvenes Periodistas de Distintas Latitudes.
Artículo anteriorSemáforo COVID-19: Municipios en alerta roja continúan subiendo de 217 aumentan a 226
Artículo siguienteTres puestos de vacunación estarán habilitados este fin de semana en el área central