Ortiz: Acusación a Valladares demuestra que la política para EE. UU. queda al margen de la justicia

Acisclo Valladares fue acusado esta semana por una fiscalía de Florida. Foto La Hora

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Para el director del área jurídica de la Fundación Libertad y Desarrollo, Edgar Ortíz, el valor que demuestra la investigación anunciada desde Estados Unidos en contra del exministro de Economía, Acisclo Valladares, es que se demuestra que el compromiso de la administración de justicia de ese país queda al margen de la política.

Ortíz destacó que más que un mensaje de la administración, lo interesante en realidad es que el caso lo monta la Fiscalía del Distrito Sur de la Florida, misma que está enmarcada en otras acciones y persecuciones criminales que ellos han llevado.

Para el entrevistado, la denuncia describe con detalle cómo Guatemala, “y lo dice claramente”, es una ubicación estratégica y un “lugar fértil” no solo para el trasiego de droga sino para el lavado de dinero.

LEA: McFarland: la corrupción es un impuesto informal pero muy real

Eso obviamente vuelve a Guatemala, a decir del entrevistado, en un país ideal para las organizaciones criminales de narcotráfico y resaltó que por ello es destacable la acusación, además, que el mensaje de fondo que se está mandando a Guatemala desde la justicia de Estados Unidos es que esto es apolítico y más importante.

“Es miren Guatemala es el paraíso -del- crimen organizado y ustedes no están haciendo nada porque todos los casos que están saliendo que revelan operaciones de narcotráfico, operaciones de lavado de dinero están cayendo por la justicia americana y no por la justicia guatemalteca, entonces creo que ese es el gran mensaje decirle a la justicia guatemalteca ustedes no hacen absolutamente nada, ha tenido que ser la justicia americana la que ha intervenido porque lógicamente es un crimen transnacional”, enfatizó.

Edgar Ortiz, explicó ambos el mensaje que podría tener esta acción de la justicia de ese país. Foto: La Hora

LOS CRIMENES TRANSNACIONALES SON DE INTERÉS DE EE. UU.

Ortíz explica que el interés de Estados Unidos en este caso es que cualquier persona que forme parte de una estructura de lavado de dinero, “es un habilitador, es un cómplice, es un facilitador más bien de las actividades de narcotráfico” y que al ser crímenes transnacionales son de su interés.

De capturarse a Valladares, el entrevistado añadió que tendría que testificar y explicar también qué otros están relacionados en esta investigación, porque se menciona que él utiliza diez millones de dólares para sobornar a políticos.

Las preguntas que quedan para la justicia, considera Ortiz, es a quién le dio ese dinero para sobornos y qué políticos se lo dieron y esa asegura, es la preocupación más grande de muchos, “no duermen muy tranquilos, después de lo sucedido”.

El tema a decir del entrevistado es que la Fiscal que redacta la denuncia, habla de Guatemala y lo describe como un terreno, un paraíso prácticamente para los grupos de narcotráfico y crimen organizado.

LEA: Por actos del 2014 al 2018, EE.UU. acusa de lavado a ex ministro Valladares

ASIES: EN LA ERA DE TRUMP, LA JUSTICIA ES FUERTE, INDEPENDIENTE Y ACTÚA

Mientras Luis Linares López de la Asociación de Investigación en Estudios Sociales (ASIES), mencionó que a su parecer el mensaje que envía la justicia de EE. UU. es a las élites político- económicas de Guatemala, en cuanto a que las actividades delictivas en las que caen tienen alta posibilidad ser descubiertas y se les persiga legalmente.

“El mensaje que dan en cuanto a que con todas las fallas que hay en Estados Unidos en el funcionamiento del Estado, especialmente ahora con Trump, la justicia es fuerte y es independiente y actúa”, aseveró.

Linares, afirma que con todos los problemas de corrupción que ha tenido Guatemala, definitivamente ha sido un país al que tienen como una preocupación, en especial de que el estado no sea capturado por mafias.

El presidente Donald Trump. Linares destacó la diferencia entre las autoridades de justicia y el trato de la Casa Blanca a funcionarios o personas de otros países. Foto La Hora/AP/Evan Vucci.