Managua,
Agencia dpa

La vocera presidencial y primera dama, Rosario Murillo, dijo a medios oficiales que Ortega espera que la enmienda sea aprobada en los próximos días en la Cámara, donde el gobernante Frente Sandinista controla 63 de los 92 escaños.

La reforma plantea reducciones al presupuesto de ingresos, que había sido fijado en 2 mil 042 millones de dólares, y al de gastos, equivalente a 2 mil 187 millones de dólares.

El gobierno reconoce que este año el sector productivo reportó afectaciones a causa de una plaga de la roya del café y más recientemente la sequía, lo que impactará en los ingresos por exportaciones, que en 2013 superaron los 2 mil 500 millones de dólares.

Aseguró que la reforma busca «proteger el gasto social y la infraestructura», y mantener «el dinamismo económico y el buen rumbo, siempre priorizando la lucha contra la pobreza».

Dijo que se destinarán recursos adicionales –cuyo monto no especificó– a sectores como educación, salud, Policía, Ejército y alcaldías municipales, para mantener los proyectos de inversión en áreas priorizadas.

Agregó que el gobierno mantendrá el subsidio a las tarifas de transporte urbano colectivo, así como de agua y luz para jubilados, el cual se aplica desde que Ortega llegó al poder en 2007.

Murillo informó además que el presidente aprobó la víspera las líneas generales del presupuesto del Estado para el año 2015, que debe ser aprobado a más tardar el 15 de octubre próximo.

Según el asesor económico presidencial, Bayardo Arce, el gobierno decidió aplicar el recorte presupuestario «para adecuar el gasto a la realidad que tenemos», pues se prevé que la economía no crecerá del 4 al 4.5 por ciento como se anunció a inicios de este año.

«Los terremotos de abril, la menor producción de café por efecto de la roya, el alza en los precios internacionales de varios productos y la sequía nos obligaron a hacer una revisión para tratar que las medidas que estamos impulsando, nos permitan crecer arriba del 4 por ciento», indicó Arce.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorCaen exportaciones de El Salvador
Artículo siguienteGobierno argentino llama a la tranquilidad pese a posible default