Según datos del Banguat, las remesas han aumentado. Estos envíos monetarios continúan siendo el pilar de la economía guatemalteca. Foto La Hora.

Este 16 de junio se conmemora el Día Internacional de las Remesas Familiares, fecha en la que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), reconoce la contribución de los más de 200 millones de mujeres y hombres trabajadores migrantes que envían dinero, a sus más de 800 millones de familiares en sus países de origen, solo en Guatemala la cifra de guatemaltecos, principalmente en Estados Unidos se calcula arriba de 2.5 millones.

Sobre los envíos de migrantes, o pagos transfronterizos interpersonales de valor relativamente bajo, relatan que estos son un salvavidas esencial para el mundo en desarrollo.

“Las remesas individuales pueden ser de un valor relativamente bajo, pero, en su conjunto, estos flujos triplican el importe que se destina en todo el mundo a la asistencia oficial para el desarrollo. Las remesas sirven para atender muchas necesidades básicas de los hogares y apoyan el desarrollo de competencias y oportunidades mediante la formación y la iniciativa empresarial”, destacan.

Julio, migrante guatemalteco originario de San Marcos trabaja en Estados Unidos para enviar remesas a sus familiares en Guatemala. Foto Carlos López Ayerdi


La ONU también pone en relieve la gran resiliencia de los trabajadores migrantes ante las inseguridades económicas, los desastres naturales y climáticos y la pandemia mundial.

“El Día Internacional de las Remesas Familiares ahora se celebra en todo el mundo y se considera una iniciativa clave para poner en práctica el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular (en especial, su objetivo 20), donde se hace un llamamiento a la reducción de los costos de las transferencias y a una mayor inclusión financiera a través de las remesas”, mencionan.

Al mismo tiempo, mencionan que estos recursos tienen efectos transformadores en los hogares y las comunidades locales, y favorecen que muchas familias logren sus propios Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La ONU afirma que los flujos de remesas se han multiplicado por cinco durante los últimos 20 años y han servido para contrarrestar las recesiones económicas en los países receptores por su carácter anticíclico.

A pesar de los efectos de la pandemia mayo se posicionó como el segundo mes del 2021 con más remesas enviadas por migrantes. Foto: La Hora/AP

COVID-19: LA PRUEBA DE FUEGO PARA LAS REMESAS MUNDIALES

Sin embargo, anota cómo el COVID-19 ha sido una prueba de fuego para las remesas mundiales y anotan que, de hecho, las primeras previsiones de fuertes caídas subestimaron en gran medida la resiliencia de los flujos de remesas.

No obstante, un informe del Banco Mundial publicado en mayo de 2021 revela una disminución de las remesas de solo un 1.6 %, al pasar de los USD548,000 millones en 2019 a los USD540,000 millones en 2020.

RESILIENCIA DE REMESAS NO SORPRENDE

Sobre esto, anotan que la resiliencia de esos flujos no sorprende y que las remesas constituyen la vertiente financiera del contrato social entre los migrantes y sus familias en sus países de origen.

“Si bien estos flujos de entrada ascienden a miles de millones, la cifra más importante corresponde a las remesas mensuales de un promedio de entre 200 y 300 dólares”, destacaron.



Asimismo, remarcan en que los cambios de comportamiento entre los migrantes y la diáspora durante el último año han impulsado todavía más la resiliencia de las remesas.

“Entre esos cambios cabe destacar el aumento de los ahorros para apoyar los flujos de remesas, el mayor uso de los canales de envío oficiales y el primer envío de dinero de más migrantes a sus hogares. La depreciación de la moneda local en los países receptores y el mayor apoyo gubernamental a los migrantes legales en los países de acogida durante la pandemia también han influido”, mencionaron.

A la vez, la ONU dice que uno de los principales catalizadores de las remesas oficiales durante 2020 fue la adopción acelerada de la tecnología digital por parte de los trabajadores migrantes y sus familias.

REMESAS ENVIADAS CON TECNOLOGÍA AUMENTARON

Además, hacen énfasis en que la digitalización en línea y móvil ha impulsado los flujos de remesas durante este difícil período.

“Solo las remesas enviadas con tecnología móvil aumentaron un 65 % durante 2020, hasta alcanzar los USD12,700 millones (GSMA, 2021). Este cambio se vio favorecido por los confinamientos y las normas de distanciamiento físico que impulsaron el abandono de los canales informales y el uso de efectivo por parte de los remitentes y los destinatarios”, enfatizaron.

La ONU remarca que la digitalización es más económica que las transferencias de efectivo y ha reforzado la adopción del dinero móvil, lo que promueve la inclusión financiera de los migrantes y sus familias.

A pesar de las dificultades los migrantes siguieron trabajando y enviando el apoyo económico a Guatemala. Foto La Hora/AP.

OIM: REMESAS SON UNA FUENTE FUNDAMENTAL DE INGRESOS PARA MILLONES DE GUATEMALTECAS

Al respecto Jorge Peraza Breedy, jefe de Misión de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras, resaltó las contribuciones económicas de las personas migrantes a sus familias en sus países de origen.

Peraza resaltó las contribuciones de las personas migrantes y sus familias con el desarrollo de los pueblos a través del envío de estos recursos a los países de origen.

“Las remesas constituyen una fuente vital de ingresos para millones de personas guatemaltecas al permitirles acceder a los alimentos a la vivienda, la educación, la salud, contribuyen a que muchos hogares superen la línea de pobreza”, afirmó.

En el Día Internacional de las Remesas, la OIM hace un llamado a todos los sectores de la sociedad para implementar proyectos de alfabetización financiera dirigidas a las personas migrantes que las envían.

Foto ilustrativa de un grupo de migrantes, de diferentes nacionalidades, trabajando en una cosecha en California. Foto La Hora/United Farm Workers/ Facebook.
Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorIngresa al país tercer lote de 50 mil dosis de Sputnik V
Artículo siguienteVicepresidente: la gente nos demanda que los escuchemos en sus territorios