Oladipo cambia de opinión y dice que podría jugar

Por MICHAEL MAROT
Agencia Ap

Victor Oladipo ha cambiado de opinión, tras anunciar que no disputaría lo que resta de la temporada.
Si todo sale bien en las próximas dos semanas, los Pacers de Indiana tendrán de vuelta al base, dos veces elegido al Juego de Estrellas.

Doce días después de señalar que no disputaría la temporada por la preocupación sobre la cirugía a la que se sometió para reparar su rodilla derecha, Oladipo dijo a los reporteros el miércoles que las prácticas en Orlando lo han llevado a repensar su decisión.

“Era difícil para mí evaluar en dónde me encontraba”, reconoció Oladipo. “Pero al tener la oportunidad de venir aquí y practicar con mis compañeros en un alto nivel, creo que hay una gran posibilidad de que juegue. Quiero ser inteligente pues quiero jugar los próximos 10 años”.

La presencia de Oladipo podría darles a los Pacers el impulso que necesitan cuando se retome la campaña, especialmente porque esperan que el base Malcolm Brogdon también esté saludable.
Indiana tiene programado disputar tres partidos de preparación antes de enfrentar a Filadelfia el 1 de agosto, el primero de ocho duelos de temporada regular. La primera ronda de los playoffs está programada para comenzar el 17 de agosto.

Oladipo les comentó a los directivos del equipo que entrenaría —no jugaría— cuando el equipo estuviera en Florida. El presidente de operaciones Kevin Pritchard y el entrenador Nate McMillan dijeron que apoyaban la decisión de Oladipo.

Antes de que se suspendiera la temporada a mediados de marzo, los Pacers estuvieron monitoreando cuidadosamente los minutos de Oladipo en la cancha.

Aún así, la decisión de Oladipo fue criticada por quienes piensan que la estrella de la Universidad de Indiana estaba protegiéndose con miras a un gran contrato en la agencia libre del próximo año.
En cambio, Oladipo siguió el plan.

Los Pacers también esperan que así sea.

Oladipo se sometió a una cirugía para reparar la ruptura en un tendón del cuádriceps y quedó fuera 12 meses. A finales de enero, cuando volvió, no fue el mismo. En 13 partidos promedió 13,8 puntos, 3,2 rebotes y 3 asistencias encestando el 39,1% de sus tiros de campo.