Obama conmuta sentencia por drogas a 61 presos

WASHINGTON
AP

El presidente Barack Obama conmutó las penas federales de 61 infractores por drogas hoy, más de un tercio de los cuales cumplían cadena perpetua, en su intento de impulsar la reforma del sistema de justicia penal estadounidense.

Todos los presos cumplen condenas por posesión, intención de vender o delitos afines. La decisión de Obama acorta sus condenas, y la mayoría quedará en libertad antes del 28 de julio.

En una carta a los beneficiados, Obama dijo que el poder presidencial de otorgar conmutaciones e indultos “encarna la convicción básica de nuestra democracia de que la gente merece una segunda oportunidad después de haber cometido un error en sus vidas que condujo a una condena bajo nuestras leyes”.

En un intento por llamar la atención sobre el tema, Obama preveía reunirse en las próximas horas con personas cuyas sentencias fueron conmutadas por él o por sus predecesores Bill Clinton y George W. Bush. La Casa Blanca dijo que los expresos relatarían sus experiencias y las dificultades para reinsertarse en la sociedad después del encarcelamiento.

Uno de los presos, Jesse Webster, de Chicago, cumple cadena perpetua por intento de vender cocaína y falsificar declaraciones de impuestos. Byron McDade, de Bowie, Maryland, recibió 27 años por delitos relacionados con la cocaína. Los jueces de ambos casos dijeron luego públicamente que las condenas fueron excesivamente severas, aunque las normas frecuentemente les impiden ser más indulgentes. Webster y McDade quedarán en libertad en los próximos meses.

Con éstas suman 248 las conmutaciones dispuestas por Obama, más que el total de los seis presidentes anteriores, según la Casa Blanca. Se prevé que aumentarán las conmutaciones y en menor medida los indultos al aproximarse el fin de la presidencia de Obama.