El dibujo, recientemente descubierto, se expondrá por primera vez al público. Foto La Hora: Peter Dejong)/AP

Un dibujo recientemente atribuido a Vincent Van Gogh que nunca se había expuesto públicamente se exhibirá en el museo de Ámsterdam que lleva el nombre del maestro holandés.

El «nuevo» Van Gogh, «Study for ‘Worn Out'» (Estudio para ‘Desgastado’), de noviembre de 1882, es parte de una colección privada holandesa y sólo lo conocían un puñado de personas, incluidas algunas del Museo Van Gogh.

El propietario, que permanece en el anonimato, le pidió al museo que determinara si el dibujo sin firmar era de Van Gogh.

Desde el estilo hasta los materiales utilizados, un lápiz de carpintero grueso y papel de acuarela de grano áspero, se ajusta a los dibujos de Van Gogh en La Haya, dijo el investigador principal Teio Meedendorp.

Incluso hay rastros de daños en la parte posterior que lo relacionan con la forma en que Van Gogh usaba fajos de almidón para sujetar hojas de papel a los tableros de dibujo.

«Es bastante raro que una nueva obra se atribuya a Van Gogh», dijo la directora del museo, Emilie Gordenker, en un comunicado. «Estamos orgullosos de poder compartir este dibujo inicial y su historia con nuestros visitantes».

La pieza proviene de un momento en la carrera del artista en el que trabajaba para mejorar sus habilidades como pintor de personas y retratos dibujándolos una y otra vez.

El museo ya posee el dibujo casi idéntico, «Worn Out» («Desgastado»).

«Era bastante claro que están relacionados», dijo Meedendorp.

El estudio ha sido prestado al museo y se expondrá desde el viernes hasta el 2 de enero.
Muestra a un anciano calvo sentado en una silla de madera, encorvado hacia adelante, con la cabeza calva entre las manos. Incluso los pantalones del modelo parecen ajustarse al título en inglés: un parche es claramente visible en la pierna derecha.

Está muy lejos de las vibrantes pinturas al óleo de jarrones con girasoles y paisajes franceses que finalmente convirtieron al atormentado Van Gogh, después de su muerte en 1890, en uno de los artistas más famosos del mundo cuyas obras se han vendido por precios astronómicos en las subastas.

En cambio, ilustra cómo Van Gogh, cuando era un joven artista practicando su oficio en La Haya en 1882, tuvo que enfrentarse a una verdad incómoda.

«Descubrió que le faltaba la habilidad para pintar personas. Así que ya los estaba dibujando, pero le gustaba pintar», dijo Meedendorp. «Así que para poder pintar personas también, volvió a la mesa de dibujo».

Van Gogh, quien como es bien sabido dependió de la generosidad de su hermano Theo durante toda su vida, tituló los dibujos en inglés en un intento por generar un poco de reconocimiento y posiblemente incluso conseguir trabajo en una revista ilustrada.

«En su mente, tenía la idea de llegar más lejos que Holanda al final como artista», dijo Meedendorp.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorEn nuevo libro, Sandra Cisneros escribe una carta pendiente
Artículo siguienteMundial cada dos años: FIFA inicia «nueva fase de consultas»