Nuestra Vía Láctea en realidad está combada

Por MARCIA DUNN
CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU.
Agencia (AP)

Resulta que nuestra Vía Láctea en realidad está combada, al menos en sus bordes externos. Científicos en China y Australia divulgaron esta semana un mapa tridimensional actualizado de la Vía Láctea. Usaron 1.339 estrellas variables, estrellas jóvenes, recientemente catalogadas, más grandes que nuestro sol para hacer un mapa de la galaxia.

Cuanto más se aleja uno del centro, más combado o retorcido se vuelve el disco exterior de hidrógeno. Según los científicos, el patrón combado en espiral se debe probablemente a la fuerza de giro del enorme disco interior de estrellas.

“Generalmente creemos que las galaxias espirales son bastante planas, como Andrómeda, claramente visible mediante un telescopio”, dijo el astrónomo Richard de Grijs, de la Universidad Macquarie, uno de los participantes en el estudio, mediante un comunicado desde Sydney.

El jefe de la investigación, Xiaodian Chen, de la Academia China de Ciencias en Beijing, dijo que es difícil determinar la distancia del Sol a los bordes de la Vía Láctea “sin tener una idea clara del aspecto del disco”. Las estrellas en las que se basa el mapa elaborado por su equipo, conocidas como estrellas variables cefeidas, permitieron un alto grado de precisión en las mediciones.

Hay al menos una decena de galaxias de patrón espiral con bordes combados, de manera que en ese sentido nuestra Vía Láctea dista de ser única.

El estudio aparece en la revista Nature Astronomy.