En un nuevo año se pueden instalar en nuestras rutinas nuevos hábitos. Diseño La Hora/Alejandro Ramírez


Los hábitos forman parte de nuestro día a día, decisiones y acciones que tomamos muchas veces ya en sentido automático. De acuerdo con investigaciones de la Universidad de Duke, los hábitos representan aproximadamente el 40 por ciento de nuestros comportamientos en un día determinado.

El inicio de un nuevo año siempre nos abre las puertas para querer instalar en nuestras rutinas nuevos hábitos, sin embargo, muchas veces aparecen en nuestra mente las típicas frases de “mañana lo hago”, “no tengo tiempo”, “no me dan ganas” o simplemente no sabemos cómo empezar.

 

Mariana Rendón, empresaria y cocreadora de Plackit, un concepto que nace el objetivo de tener herramientas que sirvan de soporte para la organización, planificación y control de tu vida, menciona que lo que sucede con los hábitos es que son conductas y comportamientos que uno repite y repite hasta que se vuelven parte de nuestra cotidianidad.

¿CÓMO FUNCIONA?

Luego de leer mucha teoría sobre el tema Rendón explica que la formación de hábitos en el cerebro sucede porque este último lo que quiere es ejecutar las actividades que como seres humanos realizamos sin mucho esfuerzo, al mismo tiempo que busca ser más eficiente.

La corteza frontal que es la encargada de tomar decisiones, y cuando se refiere a una nueva actividad tiene que procesar y elaborar más información para operar, pero una vez que logra almacenar estas actividades lo que hace es guardar estos hábitos en el ganglio basal, que como el cerebro ya lo hizo tantas veces no necesita esfuerzo para ejecutarlas y las vuelve un hábito.

Existen hábitos triviales como: cepillarse los dientes o bañarse, y otros que pueden tomar un poco más de tiempo fomentar en nuestro diario vivir, pero al final el cerebro busca exactamente lo mismo: adaptarlos de forma automática a nuestras acciones.

Otro aspecto importante que menciona es que cuando uno ya tiene instalados hábitos, ya se pueden fomentar más y más hábitos en nuestras vidas, es como un efecto dominó. Que también ayuda a tener y tomar decisiones más claras en nuestra vida.

Cambiar hábitos e introducir nuevos a nuestra vida es algo posible, es cierto que es una tarea un tanto complicada iniciar con uno, porque es algo nuevo para el cerebro que necesita un proceso de adaptación, pero definitivamente es algo que se logra, por lo que Rendón brinda una serie de tips y consejos que te ayudarán a desarrollar el hábito o hábitos que te propusiste para este año:

Aquí encontrará 8 consejos para lograrlo. Diseño La Hora/Roberto Altán

1. PLANIFICACIÓN

En su día a día una tiene muchos roles durante cada etapa y tiempo de nuestras vidas, pero tenemos un tiempo límite, por eso planificar las actividades que queremos llevar a cabo, definir qué es prioridad para ti y en qué queremos enfocar nuestro espacio de tiempo ayudará a que podamos acoplar esos hábitos que queremos incluir en nuestra vida. Nos ayudará a balancear nuestros roles.

La planificación permite aprovechar al máximo el tiempo que disponemos. Foto La Hora

2. CLARIDAD

Como menciona con anterioridad tener claro lo que queremos en nuestra vida nos ayudará a tomar decisiones de manera más rápida, y a partir de esa claridad nuestras acciones irán más alineadas a lo que buscamos lograr. Las decisiones que tomemos serán más fáciles para poder cumplir nuestros hábitos e incluso aprenderemos a decir “que no”, cuando lo que hacemos no nos beneficia.

 

3. REPETICIÓN

Este paso es fundamental para formar y establecer hábitos, la idea es salir de tu zona de confort, no es irse a los límites de intensidad o conformismo, ni actuar de forma abrupta, sino más bien expandir paso a paso. La constancia es uno de los secretos principales en los hábitos.

La repetición de las cosas ayuda a asegurar que los hábitos se mantengan. Diseño La Hora/Alejandro Ramírez

4. APRENDIZAJE

En el tema de los hábitos hay que tener en cuenta que la paciencia es vital, puesto que es un desarrollo imperfecto y del cual vamos aprendiendo día con día. Cada uno tiene su tiempo y manera de lograr y alcanzar los hábitos que nos proponemos, por eso es importante mantener un constante aprendizaje, investigar, leer y conocer sobre el hábito que queremos lograr.

 

5. MOTIVACIÓN

Esta no siempre estará presente al momento de querer llevar a cabo nuestros hábitos, pero lo importante es saber que si estamos en busca de desarrollar uno positivo siempre será algo bueno para nosotros. Un consejo puede ser adquirir incentivos o suplementos que nos den un estímulo para llevar a cabo nuestro hábito o hacerlo con pequeñas variaciones en diversos aspectos que funcionan para no sentir que es algo monótono y aburrido.

La incomodidad se puede combatir con cambios pequeños en las rutinas y balancear con actividades que nos hagan sentir mejor. Foto La Hora/AP/Jean-Francois Badias.

6. PREPARACIÓN

Por medio de esta arreglaremos las cosas necesarias para realizar nuestro hábito o nuestro fin determinado, instalaremos la idea en nuestra cabeza de lo que queremos hacer, haremos una visualización, que nos ayudará a proyectar nuestros días.

 

7. TENER APOYO VISUAL

Por medio de este lo que lograremos es darle seguimiento a nuestro hábito, ya sea por medio de un calendario, organizador, agenda, etc. con el que enlistamos y una vez hecho chequearlo o marcarlo, porque esto nos dará es una satisfacción y realización de que lo estamos logrando.

Foto ilustrativa. Desde la niñez se pueden inculcar los hábitos que deseamos. Foto La Hora/Cortesía

8. DARLE SEGUIMIENTO EN MEDIDAS

Llevar una métrica de lo que queremos lograr muchas veces nos ayudará a tener más motivación y querer ser mejores, ya que tenemos establecida una meta y que constantemente se puede ir superando.

En cuanto a los malos hábitos, lo primordial es reconocerlos y ser conscientes que son prácticas que no nos benefician, por lo que Rendón señala que, para eliminarlos, una recomendación es sustituirlo con otra actividad que nos dé un poco o ese mismo placer o recompensa.

“Una frase que me gusta mucho es que los hábitos se escriben con tinta permanente en tu cerebro y esta conexión está formada gracias a la repetición, y no se puede borrar por completo”

Mariana Rendón, empresaria y cocreadora de Plackit

Por último, exhorta a las mamás, papás, tutores o encargados a formar e inculcar en los niños desde pequeños hábitos sencillos como: ceder el lugar a alguien que lo necesita, saludar al llegar a algún lugar, decir por favor, gracias, etc. ya que formarán prácticas positivas que los acompañarán durante toda la vida.

Diseño María José Aresti/La Hora
María José Aresti
Licenciada en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Rafael Landívar. Entusiasta del cine, libros y el fútbol. Creo en la importancia de generar espacios que permitan compartir contenidos de valor para la construcción de una sociedad más consciente y autónoma.
Artículo anteriorCorte salvadoreña ordena reabrir caso de jesuitas asesinados
Artículo siguienteAustralia cancela el visado de entrada al país de Novak Djokovic