Norma Torres sobre 545 niños sin reunificar: tendrán consecuencias de por vida

La congresista de origen guatemalteco continuará en su escaño. Foto La Hora

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

La congresista estadounidense Norma Torres habló con La Hora Voz del Migrante en seguimiento al caso de 545 niños migrantes que permanecen separados de sus familias desde 2018, cuando se implementó la política de Tolerancia Cero, y mencionó que, si bien fue una noticia dura, tampoco la consideraron una sorpresa por los antecedentes de esta administración.

Aunque no mencionó un dato en específico sobre los niños guatemaltecos, la congresista dijo que sí hay connacionales entre ese grupo, porque la mayoría eran originarios de los países del norte de Centro América y que desafortunadamente, existe la posibilidad que nunca más vuelvan a reunirse con sus padres.

La congresista de origen guatemalteco comentó que la noticia de los menores separados bajo la política de la administración Trump fue algo duro, pero no los sorprendió en Washington.

“Los niños, algunos de ellos son de edad muy tierna que fueron separados y la razón por la que los separo no era porque venían con alguien extraño, que venían secuestrados, nada de eso. La razón por la que se enfocó en separar a estos niños fue para mandar un mensaje a los tres países del Triángulo Norte que no querían que más de estas familias se vinieran para el Norte”, aseguró.

LEA: Tema de 545 menores sin reunificar escala hasta el debate presidencial

SE NECESITA DE AYUDA PARA UBICAR A LOS PADRES DE LOS NIÑOS

La congresista aseveró que han tenido la oportunidad de ir a los lugares en donde se encuentran los niños detenidos y que, de los 545 menores de edad, el gobierno sabe la ubicación de 183, pero en el caso de 362, además de no tener información de dónde están los padres, tampoco tienen datos sobre dónde están los niños.

“Esos niños pueden estar con familiares, en una casa temporaria, no sabemos con exactitud en donde se encuentran”, destacó.

Torres resaltó que se necesita de la ayuda de los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador para encontrar a los padres.

“Sí usted fue una de esas personas que fue separada de su hijo y lo mandaron de regreso a Guatemala u otro país en Centro América por favor llame a la Embajada ahí en Guatemala en cualquier país para que den su información para que verifiquen si uno de los niños le pertenece a ese padre o madre”, afirmó.

HAY ODIO HACIA LOS INMIGRANTES Y COMUNIDAD LATINA

En los casos en los que no saben ni siquiera del paradero de los niños y de sus padres, dijo que está situación es muy triste.

La congresista ejemplificó está situación con los niños recién nacidos y sus madres, quienes se procura que no se separen, lo cual dice también ocurre con una mascota cuando es llevada a un refugio.

“Doy ese ejemplo tan drástico porque es importante reconocer y tratar de entender la mentalidad y el odio que tiene este presidente a los inmigrantes y a la comunidad latina”, apuntó.

Migrantes caminan hacia la frontera con México. Foto La Hora/AP

En el último debate realizado el jueves, el presidente Donald Trump se refirió al tema migratorio, específicamente a los niños separados, declaración que para Torres no fue la correcta, porque si bien los padres firmaron un documento al respecto, muchas de las personas que llegaron a la Frontera Sur no hablaban español o era muy poco.

“Hablaban diálogos mayas y no se sabe si realmente entendieron en los contratos que no verían a sus niños”, añadió.

Torres aseguró que expertos ya han mencionado que los niños separados tendrán consecuencias de por vida, sufrirán muchos de ellos y necesitarán ayuda psicológica por mucho tiempo.

EL GOBIERNO TIENE LA RESPONSABILIDAD

La congresista, al haber migrado desde muy pequeña, entiende del drama de la niñez migrante y todo lo que viven al trasladarse hacía otro lugar.

“Es muy muy difícil, aunque este con un familiar de no ver a su padre y yo creía que estaba en vacaciones y decía ¿cuándo viene mi papá cuando viene mi mamá? y nunca pude ver a mi mamá porque ella falleció. Eso es algo muy duro para un niño, yo lloraba, necesita a mi mamá. Hasta que yo tuve a mis propios hijos no entendí claramente ese dolor que uno sufre, de ese cariño que nunca tiene”, remarcó.

También destacó que no es justo, lo que deben pagar los niños, quienes escapan de muchos peligros en sus lugares de origen, de gobiernos que no los protegieron en sus comunidades, para llegar a un país con una administración deshumanizada.

Norma Torres: “No es justo, lo que deben pagar los niños, quienes escapan de muchos peligros en sus lugares de origen, de gobiernos que no los protegieron en sus comunidades, para llegar a un país con una administración deshumanizada”.
Foto La Hora/AP/Archivo

Si bien hay organizaciones que están trabajando, como ACLU, en los países de origen de los migrantes para tratar de identificar a los padres, Torres destaca que este trabajo de búsqueda debería ser de la administración, porque muchas veces cuando buscan en los pueblos a los padres estos ya no se encuentran ahí.

“Con mis colegas ahora estamos pidiendo más información y demandando a la administración que ese trabajo de encontrar a los padres no debe ser de otras organizaciones debe ser del gobierno de nosotros que lo separo, es nuestra responsabilidad, es nuestra responsabilidad no de una iglesia o de otro grupo de personas que están por su propia voluntad tratando de calmar esta situación”, afirmó.

HAY POSIBILIDADES QUE NUNCA VEAN A SUS PADRES DE NUEVO

Torres también menciona que hay posibilidad que estos niños nunca más vuelvan a reunirse con sus padres.

“La posibilidad de que ellos nunca vayan a ver a sus padres es muy grande desafortunadamente, entonces yo les pido a todos aquí a todas las mamás a todos los papás tíos que tienen niños chicos yo creo que es importante que vean a sus hijos y les den un gran abrazo”, aseveró.