Noel Schajris vive sueño musical gracias a Instagram

El cantante méxico-argentino Noel Schajris. Foto la hora: Jorge Sanchez/Ap.

Por BERENICE BAUTISTA
CIUDAD DE MÉXICO
Agencia (AP)

Noel Schajris domina Instagram como si fuera todo un veinteañero. Fue gracias a esta plataforma que tuvo un dueto con Camila Cabello y entró en contacto con el pianista colombiano Jesús Molina, con quien grabó su más reciente álbum de mediana duración.

Schajris cantó el año pasado en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México como invitado de Cabello y publicó un video con ella en los camerinos. Al ver el video Molina, de 23 años, le escribió para decirle que le encantaría conocerlo y tocar con él, pues creció escuchando su música.

“No necesariamente con Sin Bandera”, dijo Schajris, quien se dio a conocer primero como parte de ese dúo pop con Leonel García. “Él (Molina) se crió con los discos de Noel Schajris, a partir de 2008, es de esa generación que conoce más mi parte solista que la del grupo”, agregó el artista nacido en Argentina de 45 años.

Tras enviarse mensajes directos por esa red social se conocieron en Los Ángeles y Schajris no lo pensó dos veces, reservó un estudio con piano para una sesión larga y el resultado es el EP “Noel Schajris ft Jesús Molina – Sesiones Acústicas” lanzado el viernes.

Con Cabello, de 22 años, pasó algo similar. Ella comenzó a seguir a Schajris por Instagram y los fans de él se emocionaron cuando notaron que la estrella pop le daba “like” a sus fotos.

“Después me enteré que ella se crio escuchando Sin Bandera, hacían karaoke con el papá con canciones de Sin Bandera cuando ella tenía 9 añitos”, dijo el músico. Finalmente se conocieron en los Latin Grammy de 2017 y de ahí surgió la invitación al concierto del Palacio de los Deportes.

“Es una linda herramienta para conocer personajes, para estar en contacto con tus fans”, dijo sobre las redes sociales, aunque también considera que no es muy bueno usarlas en exceso, ni estar pendiente de los “likes”. “Si no me dedicara a esto (la música) no sé si tuviera”, dijo.

En el EP de Schajris muestra una faceta mucho más cercana al jazz y al R&B de lo que hemos escuchado hasta ahora de él, con mucha libertad e improvisación.

“Soy amante del jazz, del R&B y del Hip Hop”, dijo en entrevista telefónica desde el puerto de Acapulco, donde tiene una casa.

Schajris y Molina estaban físicamente juntos al momento de la grabación, realizada en noviembre, y no había cabinas de por medio, con lo que lograron una verdadera complicidad que quedó impresa en el álbum.

“Fue todo un desafío para el ingeniero de mezcla y de grabación”, dijo Schajris. “Mi voz se metía por los micrófonos del piano, el piano se metía obviamente por el micrófono de la voz y todo se retroalimentaba… Nos seguíamos y nos sentíamos constantemente, hicimos tres o cuatro tomas de cada canción y la que se escucha es la que más me gustó”.

Schajris buscaba momentos de magia espontánea con Molina en el piano, a quien sólo le pidió que no se limitara.

“Literalmente le dije ‘lo que sientas, lo que escuches, andá por ahí; si son 37 acordes, hacé los 37 acordes’”, recordó. “Fue liberador, fue divertido, fue maravilloso, es una gran idea”.

El EP incluye cinco canciones editadas previamente. Tres del año pasado (“Dime”, “Bandera” y “Más que suerte”) y otras populares de su repertorio solista “Cuando amas a alguien”, de 2014 y “No veo la hora”, de 2008.

Schajris dice que casi no suele escuchar su propia música, pero con este EP le ha pasado lo contrario, lo ha puesto decenas de veces en los últimos meses.

“Hace mucho que no estaba tan motivado, tan contento con algo que sacaba a nivel artístico porque es producto de la libertad total”, dijo el músico galardonado con el Latin Grammy. “Lo único que espero es que se emocionen como yo me emocioné”.

El miércoles se presentará con Molina en vivo en el Foro Total Play de la Ciudad de México donde planean grabar su actuación para convertirla en los videos oficiales de su álbum.

Molina también acompañará a Schajris en su próxima gira “Lo mejor de mí tour”, como director de su banda que los llevará por Chile, Argentina y Perú, para después continuar por Estados Unidos y México, extendiéndose hasta 2020.

“Toda mi banda tiene 22, 21 (años), el más viejo entre comillas tiene 26… es una banda muy interesante, tiene cuatro integrantes y tienen cuatro nacionalidades diferentes”, dijo Schajris, quien adelantó que a fin de año espera lanzar un sencillo inédito y continuará con la gira internacional de Sin Bandera.