ARCOÍRIS

No más plástico en Guatemala

Roberto Arías

robertoarias@outlook.com.ar

Nació en la ciudad de Guatemala el 5 de mayo de 1942. Especializado en asesoría en comunicación, con especialización en medio ambiente. Estudió Comunicación en la Universidad de San Carlos de Guatemala y posee un postgrado en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales – FLACSO, así como un postgrado en Forestería y Medio Ambiente de la Universidad de Auburn, Alabama, EEUU. Ha conducido programas de radio y televisión, entrevistando a personalidades nacionales e internacionales.

post author

Roberto Arias

El sábado 22 de septiembre de 2018, hace un año exacto, en esta columna del Diario La Hora fue publicada la nota “Exijamos bolsas de papel y no plástico” y el Artículo dice así en su párrafo de entrada: Cito. “Se llegó el momento en que los guatemaltecos realicemos una labor eficaz individual y colectiva en favor de nuestra patria y de nuestro planeta, en virtud de que nuestra patria es nuestro hogar, así como nuestro Planeta Tierra es el único hogar verdadero que tenemos en el universo. Si los altamente contaminantes seres humanos no hacemos un alto para pensar un momento sobre nosotros mismos y nuestra condición de vida en nuestras ciudades y nuestro planeta en general, la paga será muchísimo más alta de lo que ahora podemos percibir.” Fin de cita.

Ayer, viernes 20 de septiembre de 2019, recibí con suma alegría la noticia de la publicación del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, en el Diario Oficial, del Acuerdo Gubernativo 189-2019, con el que se prohíbe en todo el país el uso de bolsas plásticas de un solo uso, pajillas, platos y vasos desechables, así como contenedores de alimentos desechables de plástico o duropor.

El mismo día de la publicación comenzaron a brincar los que están en contra de los que están a favor y, a favor de los que están en contra, incluyendo –según se lee en internet– hasta edecanes y presentadoras de televisión se unieron para protestar en contra del Acuerdo. Alguien, paradójicamente dijo: ¿Y esos ignorantes en qué creen que vamos a tirar la basura?

Esa expresión no es más que una muestra del subdesarrollo mental de grandes sectores socioeconómicos de la población y que obstruyen cualquier paso positivo hacia el desarrollo. Pero volviendo a lo que nos ocupa en este momento, creo que esta acción no es más que un ejemplo concreto para otros países latinoamericanos, con la intención de amortiguar esa mortal contaminación, especialmente mortal para millones de seres que viven de y en el mundo acuático, como ya hemos visto en fotografías divulgadas por muchos años en medios masivos de comunicación.

Los detractores de estas medidas, posiblemente nublados por su escepticismo, no logran ver la concienciación que de este acuerdo emanará para la población guatemalteca en general; pero también habrá concienciación para los países cercanos como El Salvador y Honduras quienes ya felicitaron a Guatemala por tan acertada medida de protección ambiental.

Los países que han prohibido el uso de bolsas plásticas desechables desde 2002 son: Irlanda, Argentina, Australia, México, Inglaterra, China, España, EE. UU., Francia, Alemania, Senegal y, ahora Guatemala.

Felicitaciones al Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales por tan acertada decisión tomada para facilitar un Medio más sano para los guatemaltecos y para los países circunvecinos, particularmente para Honduras, a quienes el mismo pueblo de Guatemala y sus municipalidades, por tirar sus desechos plásticos a los cuerpos de agua que desembocan en el río Motagua, ha convertido al Golfo de Omoa en un increíble basurero.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorEl aspirante
Artículo siguienteExposición-Homenaje a Luz Méndez de la Vega