Foto Ilustrativa, El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Foto La Hora/AP

MANAGUA/AP

La policía de Nicaragua arrestó al presidente ejecutivo del Banco de la Producción a quien se lo investiga por supuestamente “incitar a la injerencia extranjera, pedir intervenciones militares” y “proponer y gestionar bloqueos económicos”, los mismos delitos que se le imputan a los 13 opositores al gobierno de Daniel Ortega detenidos en los últimos días.

La policía informó la aprehensión del conocido banquero Luis Rivas Anduray mediante un comunicado emitido sobre la medianoche del martes.

Señaló que también se investiga a Rivas Anduray por “organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización” y por “demandar, exaltar y aplaudir la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos”, delitos contenidos en la polémica Ley 1055 aprobada en diciembre.

El Banco de la Producción (Banpro), miembro del consorcio financiero Grupo Promérica, es uno de los más importantes bancos privados de Nicaragua y uno de los 20 más grandes de Centroamérica. Como parte de sus operaciones da servicio a varias entidades del Estado, incluidos la policía y el Instituto de Seguridad Social.

Tras las protestas sociales de 2018, la banca privada bloqueó las cuentas de al menos 31 funcionarios de gobierno y allegados a Ortega sancionados por Estados Unidos. Para “proteger sus derechos”, el Parlamento dominado por los sandinistas aprobó en febrero una ley que impide a las entidades del Sistema Financiero Nacional cerrar esas cuentas sin previa notificación.

Rivas Anduray es doctor en Economía de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, y desde 2004 trabaja para el Banpro, entidad fundada en 1991 y con presencia también en Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, las Islas Caimán, Panamá y República Dominicana.

En un comunicado, el gerente general del Banpro, Juan Carlos Argüello, destacó la “calidad moral del Dr. Rivas” y expresó su confianza en “que se podrá esclarecer su situación”.

Presidido por el empresario Ramiro Ortiz Mayorga, el Banpro ofreció en 2014 al gobierno instalar sucursales en la ruta por donde pasaría el canal interoceánico, un megaproyecto anunciado por Ortega un año antes y que nunca se concretó.

Con la aprehensión de Rivas Anduray suman 16 los arrestados desde fines de mayo por supuestos delitos contra la “soberanía y autodeterminación”. De ellos 13 son líderes opositores al gobierno de Ortega y dos extrabajadores de la Fundación Violeta Chamorro, una ONG que promueve la libertad de expresión y que es investigada por supuesto lavado de dinero.

Rivas Anduray es el primer banquero detenido en esta oleada de arrestos a menos de cinco meses de las elecciones generales previstas para el 7 de noviembre. Entre los arrestados hay cuatro aspirantes a la presidencia, cargo en el que Ortega espera reelegirse por tercera vez para un cuarto mandato consecutivo.

Mientras tanto, la policía allanó la tarde del miércoles la vivienda del exvicecanciller y dirigente opositor Víctor Hugo Tinoco, detenido el pasado domingo en la capital. En la casa se encontraban su esposa, dos de sus hijas y su suegra de 91 años, según denunció en un vídeo Cristian Tinoco, hija del político del movimiento Unamos.

Tinoco fue acusado por los mismos delitos que los demás detenidos y un juez local dictó 90 días de prisión preventiva en su contra.

“Este es otro acto arbitrario más que se inscribe en la escalada represiva de la dictadura de los Ortega Murillo, que desde el sábado se ha enfocado en la dirigencia de Unamos”, protestó la organización opositora en un comunicado.

El sociólogo Oscar René Vargas dijo previamente a The Associated Press que “la represión generalizada” de las últimas semanas tendría como objetivo una negociación que Ortega intentaría establecer con Estados Unidos y la mediación de países como Argentina y México, que se han ofrecido como “facilitadores”.

Según Vargas, un analista político sandinista que sufrió amenazas del gobierno y se exilió en Costa Rica en 2018, esa negociación “le permitiría a Ortega-Murillo ganar tiempo, ceder lo mínimo para conservar el poder y obtener la eliminación de las sanciones para su familia y círculo íntimo”.

El arresto del banquero se produjo el mismo día en que el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó por amplia mayoría una resolución en la que condenó las recientes capturas de opositores y le exigió a Ortega su liberación “inmediata”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinklen, que ha exigido la liberación de los opositores presos en Nicaragua, saludó vía Twitter la resolución de la OEA “que condena inequívocamente las acciones de Ortega y (la vicepresidenta y primera dama Rosario) Murillo”. “El pueblo nicaragüense merece elecciones libres y justas”, agregó.

Antes de ingresar al Banpro, Rivas Anduray tuvo altos cargos en el gabinete económico del recién fallecido expresidente Enrique Bolaños (2002-2007), como asesor del Banco Central de Nicaragua y funcionario del Ministerio de Hacienda.

Aunque no cuestionaba públicamente al gobierno de Ortega, quienes lo conocen aseguran que es una persona “crítica”. En 2011 Rivas Anduray se presentó en el rotativo El Nuevo Diario para anunciar que el Banpro había comprado ese medio de comunicación independiente, que cerró de forma definitiva en 2019 por presiones del gobierno.

“El doctor Rivas llegaba poco al periódico, pero todos conocimos su profesionalismo y su calidad humana”, dijo AP la periodista Letzira Sevilla, a quien el banquero ayudó con sus gastos de hospitalización en 2020 cuando enfermó gravemente de COVID-19. “Rezo para que haya justicia en su caso y en el de todos los presos políticos”, agregó.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorDirectora de USAID reconoce la labor del Cardenal Ramazzini
Artículo siguienteConozca la agenda de aniversario del Fondo de Cultura Económica