NFL será cautelosa con jugadores y entrenadores con síntomas

Por ROB MAADDI
Agencia AP

La NFL tiene previsto adoptar una postura cautelosa, mediante la que jugadores y entrenadores que informen tener síntomas de gripe tendrán que abstenerse de asistir a partidos aun si no dieron positivo al COVID-19 en los exámenes.

El doctor Allen Sills, director médico de la liga, dejó claro el jueves en una teleconferencia que un resultado negativo en un examen será insuficiente para autorizar la presencia a alguien con síntomas.
“Todos sabemos que estamos entrando en la temporada de resfríos y gripe. Van a aumentar los casos de dolor de garganta, congestionamiento nasal y tos”, declaró Sills.

“Debido a la situación en la que nos encontramos debemos descartar primero siempre el COVID. Así que si alguien informa de síntomas, aun si da negativo en la prueba que le hagan el mismo día, lo mantendremos fuera de las instalaciones”.

Sills afirmó que las personas consideradas de alto riesgo porque tuvieron contacto con un afectado, según el rastreo, también serán retiradas de las instalaciones de los equipos.

“En estas situaciones estamos procediendo sólo con mayor precaución”, agregó.

Los Falcons de Atlanta cerraron el jueves sus instalaciones de entrenamiento debido a su segundo caso de COVID-19. Un jugador dio positivo antes en la semana. Sin embargo, el equipo mantiene pautado jugar el domingo en Minnesota y podría regresar hoy a la instalación.

Los Titans de Tennessee jugaron el martes en la noche tras un receso de 16 días debido a un brote de coronavirus. Los Patriots de Nueva Inglaterra han pospuesto en dos ocasiones su partido de la semana 5 contra Denver porque cuatro jugadores dieron positivo al coronavirus en los exámenes. Tienen programado jugar el domingo.

“Otra vez reafirmamos con claridad la gran importancia del uso de mascarillas y también del riesgo de las reuniones”, declaró Sills sobre los incidentes en Tennessee y Nueva Inglaterra.

“Creo que evidentemente cuando las personas se reúnen en pequeños espacios y en particular si no hay mascarillas, existe un alto riesgo de contagio. Por ello creo que el uso de mascarillas en todo momento y evitar reuniones pequeñas de personas es una lección muy importante. Pero creo afirmativamente que aún no vemos evidencia de contagio en el campo a causa de actividades relacionadas con el fútbol” americano.

El personal médico de los equipos tomará decisiones sobre la salud de las personas que tengan síntomas pero que no han dado positivo al COVID-19 en consulta con expertos en enfermedades infecciosas y la liga.

“Si fallamos siempre lo haremos del lado de la cautela y vamos a apoyar el criterio de nuestro personal médico”, afirmó Sills. “Todos tenemos aquí el mismo objetivo, y es funcionar con la mayor seguridad como nos sea posible… Si vamos a cometer un error, preferimos que sea del lado de la precaución y evitar la presencia de alguien en la cancha”.

“Y si resulta que no eran síntomas de COVID, todos tendremos la certeza de estar felices de ese resultado… Sólo porque alguien haya dado negativo en un examen, no podemos afirmar que signifique que no está para nada infectado. Así que tenemos que tomar esas decisiones a nivel individual y examinar la totalidad de la evidencia”.

En cuanto a los Falcons, el tackle defensivo Marlon Davidson fue colocado en la lista de bajas por COVID-19 esta semana y la adición de una segunda persona no identificada propició que los Falcons tomasen la medida como precaución. Todas las actividades del equipo serán virtuales.

“Esta decisión se tomó en consulta con la NFL y médicos”, dijo el equipo en un comunicado. “La salud y seguridad de nuestro equipo es la máxima prioridad”.

Los Falcons (0-5) despidieron al entrenador en jefe Dan Quinn y al gerente general Thomas Dimitroff la noche del domingo. Raheem Morris asumió como entrenador interino.

“Ahora mismo, en este nuevo mundo COVID, ocurren muchas cosas cada día”, dijo Morris el martes. “Hay que lidiar con ello en todo momento”.

Davidson fue el segundo jugador de Atlanta puesto en la lista de bajas por el coronavirus durante la temporada. El cornerback novato A.J. Terrell se perdió dos partidos antes de reaparecer en la derrota en casa ante Carolina el pasado fin de semana.

El equipo redobló sus protocolos sanitarios durante el entrenamiento del miércoles.

“Las reuniones fueron totalmente virtuales hoy”, dijo el quarterback Matt Ryan tras la práctica.

La NFL trata de sacar adelante su temporada regular en medio de la pandemia sin aislar en burbujas a sus equipos, como otras ligas han hecho. Ningún partido se vio afectado durante las tres primeras fechas, pero los calendarios de nueve equipos han sido afectados desde entonces.

Tennessee fue el equipo con el brote más grave, con 24 positivos, incluyendo a 13 jugadores.
La liga informó esta semana que realizará hisopados para detectar COVID-19 en los días de los partidos, a partir del domingo.

Además, el uso de mascarilla en los pasillos es ahora obligatorio y sólo los encargados de dictar las jugadas podrán usar caretas de acrílico en vez de los cubrebocas a un costado del terreno.
El safety de los Falcons, Ricardo Allen, dijo que el equipo estuvo muy pendiente de que los jugadores acataran los protocolos el miércoles.

“Creo que incluso todos usamos la nueva mascarilla con el casco”, afirmó. “Vigilan que todo esté en su lugar. Están pendientes de que todos sepan que si sorprenden a alguien con la mascarilla abajo un poquito, se la suba de nuevo”.

Los Falcons tuvieron a siete el número de jugadores que dieron positivo durante los entrenamientos. Todos los afectados regresaron después.