SEÑALAN IMPORTANCIA DE LA FISCALIZACIÓN CIUDADANA

Negocios y desinterés de diputados pone en riesgo el Presupuesto

POR SAIRA RAMOS
sramos@lahora.com.gt

El Congreso no ha iniciado con la discusión del Presupuesto General de la Nación para el ejercicio fiscal de 2016, y algunos analistas ya ven el temor de que ese proyecto esté en riesgo por las negociaciones que harán los diputados previo a su aprobación, y por el desinterés que han evidenciado los mismos ante el anuncio que no volverán a ocupar sus puestos en la próxima legislatura.

El economista Eduardo Velásquez ve un riesgo latente de que el Presupuesto tenga cambios porque los congresistas están acostumbrados a “meter los mejores goles del mundo” durante su discusión. Sin embargo, considera que estos pueden evitarse con la fiscalización ciudadana que ha demandado transparencia en las finanzas estatales luego que salieron a luz varios escándalos por corrupción.

“La presión popular debe continuar. La ciudadanía debe estar vigilante de la deuda que el país tiene, así como del déficit estructural y la forma en que se van a dividir las obras, además de la calidad del gasto público. No creo que el Congreso tenga la credibilidad de la población para que se discuta el Presupuesto, por eso habrá que atornillar -a los legisladores- para saber que estarán aprobando”, explica Velásquez.

A decir del economista, una forma de fiscalizar el proyecto estimado en Q72, 430 millones que aún no ha comenzado a discutirse en el Congreso se puede hacer a través de la información de las finanzas públicas que manejan las organizaciones sociales ya que por esa vía se puede dar “seguimiento” a las negociaciones que pretendan hacer los diputados.

SIN PRESUPUESTO

El analista en gestión pública, Carlos Martínez, cree que existe la probabilidad que el Congreso no apruebe el proyecto de Presupuesto para el 2016 presentado por el Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin), porque existe un ambiente de “desinterés” en los diputados que saben que no ocuparán su curul en la próxima legislatura.

Además, muchos de los congresistas tienen un proceso legal pendiente de resolver, lo que lleva a analizar que probablemente el próximo Gobierno ejecute el gasto público desfinanciado que se aprobó a finales de 2014 bajo la alianza de las bancadas del Partido Patriota (PP) y Libertad Democrática Renovada (Lider), que crearon una serie de tributos declarados inconstitucionales.

REAJUSTE AL PRESUPUESTO

Ayer, la bancada Encuentro por Guatemala (EG) pidió al Presidente del país y a la Comisión de Finanzas y Moneda del Congreso, hacer un reajuste al gasto público de Q72, 430 millones ya que el mismo tiene diagnósticos altos para la competitividad, pero afectan temas prioritarios como la desnutrición e investigación criminal, según explicó la diputada Nineth Montenegro.

Uno de los temas clave es la recaudación fiscal, según un artículo publicado hoy por el New York Times, que recoge datos del Banco Mundial; Guatemala tiene uno de los niveles de recaudación de impuestos más bajos en el mundo, y es de las naciones que menos invierte en salud, educación e infraestructura, si se compara con la proporción de su economía.


Deben trabajar en políticas públicas

Después que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) confirmó que Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y Jimmy Morales, de FCN-Nación, son los dos candidatos que se disputarán la Presidencia en el balotaje del 25 de octubre, los analistas Álvaro Pop y Cristhians Castillo han mencionado las líneas en la que los presidenciables debieran trabajar antes de la segunda vuelta.

Lo primero que debe hacerse es un planteamiento sobre la forma en que ejecutarán el Presupuesto para el 2016 estimado en Q72,430 millones que pretende aprobar el Congreso. En este aspecto lo que los presidenciables deben hacer, según Pop, es dar a conocer las prioridades que tendrán en su Gobierno y los montos que se necesitan para realizar los mismos para que los electores estén enterados de la forma en que trabajarán.

El segundo tema en el que deben trabajar los aspirantes a la primera magistratura es establecer de qué manera atenderán las solicitudes planteadas por la ciudadanía que exige reformas a la Ley Electoral, de Servicio Civil y al Sector Justicia, además, como abordaran la regulación de los fideicomisos públicos y manejarán las contrataciones de las ONG´s para la realización de obra gris.

Los dos entrevistados creen tanto Torres como Morales tienen el reto de convencer a la ciudadanía que los rechaza que son los candidatos idóneos para representar al país.