ESTOS GRUPOS OCUPAN ESPACIOS QUE HAN SIDO CEDIDOS POR ADMINISTRACIONES DE GOBIERNO

Narcotráfico ante el Estado ausente y población abandonada

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

Protección de aeronaves presuntamente del narcotráfico, evitar erradicaciones de amapola, enfrentarse a las fuerzas de seguridad para impedir capturas y allanamientos contra el narco, reflejan cómo el crimen organizado ha logrado ocupar espacios en comunidades que el Estado ha cedido ante su ausencia y abandono a sus pobladores.

En las últimas semanas se han originado varios acontecimientos relacionados con localización de aeronaves, protección de esos automotores por parte de pobladores o personas cercanas a grupos del narcotráfico, que no dejaron ingresar a las autoridades o las amenazaron, para evitar que trabajaran en las escenas del hallazgo.

Aunque estos acontecimientos no son nuevos porque hace algunos años también se había observado rescates de narcos, impedir erradicación de amapola y otros hechos, al menos estos casos dejaron de verse con más frecuencia, pero ahora la presencia del narco regresa y pareciera retomar los espacios que habían logrado ser recuperados por las autoridades (Los últimos acontecimientos).

Julie López, periodista independiente especializada en la cobertura de temas de narcotráfico y autora del libro “El Chapo Guzmán. La escala de Guatemala”, explica que la ausencia del Estado es aprovechada por grupos que emplean a personas y les brindan seguridad, si se puede llamar así, pues prácticamente son quienes ejercen el poder en esas áreas.

“En varias partes del país hay vacíos de poder, de presencia del Estado y esto por supuesto es aprovechado por otros grupos que toman el papel del Estado para bien o para mal, esto quiere decir que les dan empleo a las personas, seguridad entre comillas porque estos grupos criminales que por lo general son de narcotráfico, tráfico de armas, contrabando, prácticamente crean un monopolio de violencia, con esto quiero decir que ellos son los únicos que tienen la franquicia local para ejercer violencia, por eso se dice que en las áreas donde hay narcotráfico, no hay pandillas porque los matan”, refiere.

De acuerdo con la información recabada por López, hace algunos años, en algunas comunidades de Zacapa, se sabía que el alumbrado eléctrico había sido instalado por familias del narcotráfico y en cada poste había un agradecimiento a esas personas. Además, empleaban a los pobladores.

Incluso, frente a los desastres naturales, fueron esas estructuras las que enviaban ayuda a las comunidades antes que el propio Estado, pues así ocurrió en el Huracán Mitch, en 1998.

La defensa por parte de la población a esos grupos responde al temor a no mostrar la lealtad por la ayuda recibida, o bien porque les pagan directamente para actuar en determinados momentos, indica López.

Por otro lado, David Martínez-Amador, investigador y profesor universitario, asociado a la red internacional de investigadores sociales Insumisos con sede en México, explica que el narcotráfico es un Estado paralelo, que para poder existir se nutre de estas condiciones de vacíos de poder.

DEBILIDAD INSTITUCIONAL

Aunque existen antecedentes de cómo el narcotráfico había logrado ocupar espacios ante la ausencia del Estado, el problema empezaba a controlarse, opina Carlos Menocal, exministro de Gobernación, quien ve con preocupación cómo en la actualidad se repiten estos acontecimientos que reflejan una debilidad institucional, esto en referencia a la aeronave localizada el 3 de abril en Manchón Guamuchal, Retalhuleu.

“Creo que lo estamos viviendo ahorita es una debilidad institucional del Estado muy fuerte y se está reflejando en la actividad del narcotráfico, en la traza de aeronaves y la ausencia de gobernabilidad en varios territorios. Al tener esos escenarios, lo que está ocurriendo es una alta organización del narcotráfico y crimen organizado ¿cómo se interpreta? Creo que la debilidad, la ausencia, control, estrategias y proyectos de parte de los Ministerios encargados de seguridad en las áreas de mayor conflictividad”, explica Menocal.

De acuerdo con el exfuncionario, la debilidad institucional es fuerte y esto permite abrir espacios al narcotráfico y crimen organizado. El profesional ejemplifica el caso de Honduras y lo compara con la situación de Guatemala.

“En 2008 o 2009 había alta presencia del traslado de droga hacia Petén y se hicieron los Batallones de Reserva que eran las fuerzas combinadas para la recuperación de la Biosfera Maya, en este momento ocurre el golpe de Estado en Honduras. El narcotráfico aprovecha la debilidad institucional y traslada sus trazas aéreas hacia el litoral Atlántico en Honduras ¿qué pasó ahorita? Evidentemente el narcotráfico, la criminalidad organizada se dio cuenta que hay una debilidad institucional en Guatemala, algo que se había logrado recuperar del 2010 y 2015 y se dio cuenta que la debilidad institucional está tan fuerte que está empezando a probar”, reitera.

El exministro dice que las consecuencias de la presencia del narcotráfico en el país conllevan una serie de delitos que afectan a la población.

“Lo delicado de esto no es solo que se traslade droga y se dejen aeronaves valoradas en Q5 millones, lo delicado es que el narcotráfico tendrá una alta presencia en Guatemala, las organizaciones internacionales, esto conlleva no solo la acción ilícita del trasiego de drogas, sino también trae secuestro, extorsión, trata”, indica.

SIN INTERÉS POR RESOLVER VACÍOS DE PODER

A criterio de Martínez-Amador los últimos eventos en el país reflejan que al presidente Jimmy Morales no le importa resolver los espacios de poder que ha cedido al narcotráfico, esto tras las últimas decisiones tomadas por el Mandatario.

“Primero, si al gobierno del presidente Morales en serio le preocupa el tema de la soberanía, que tenga un poquito de cojones y en lugar de enemistarse con los pacíficos suecos, que enfurece la soberanía en estos casos, digo, si tanto le importa porque estos vacíos de poder son prueba que el Estado de Guatemala soberano, no lo es. Segundo, si no resuelve estos vacíos de poder, o está en complicidad con el narcotráfico permitiendo que la droga puede ser rescatada y protegida por actores paralelos o simplemente la realidad del país le viene del norte”, dice.

El entrevistado califica la situación de Guatemala en el tema del narcotráfico, como un “paraíso”, porque el Gobierno ha perdido la colaboración de otros países.

“Es un paraíso del narco. Abonado a que este gobierno le tiene muy poco preocupado la pérdida de la colaboración institucional con Estados Unidos. Lo que a un narco cualquiera le parece el mejor de los mundos, a las autoridades les parece no quitar el sueño: perder el equipo, perder líneas de colaboración, apoyo, etc.”, enfatiza.

Menocal coincide con Martínez-Amador, en relación con que no existe voluntad del Gobierno actual para enfrentar al narcotráfico, esto se refleja en una serie de acciones que dejan en evidencia esta sospecha.

“No veo voluntad honestamente, porque contrasta el aterrizaje de estas aeronaves con que fueron abandonadas, que si bien las localizaron, pero sin droga. Contrasta con la utilización de los vehículos J8, por ejemplo, que son para el combate al narcotráfico y crimen organizado. Contrasta con que Guatemala tampoco es que tenga fuerza aérea, contrastan los pocos operativos que están haciendo, cuando -hay- gran trasiego”, indica.

EFECTIVIDAD Y COOPERACIÓN, SEGÚN MINGOB

La Hora se comunicó con el ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, pero no respondió a las llamadas realizadas a su teléfono celular, por eso, en su lugar fue consultado Fernando Lucero, portavoz de esa cartera, quien respondió que han ejecutado planes que han demostrado efectividad.

“Se cuenta con la ejecución de planes que han demostrado su efectividad. No hay que olvidar que hace dos semanas se produjo el decomiso de mayor cuantía en un solo evento, como no se había registrado en la historia del combate al narcotráfico en nuestro país”, responde.

Lucero agrega: “Existen fuertes y efectivos lazos de cooperación internacional en este tema que por razones obvias no podemos divulgar. Hay procesos de investigación abiertos, por lo cual no podemos anticipar ninguna línea en ese contexto; por ello le hemos dado respuesta a las dudas que es posible atender”.

NARCOTRÁFICO ANTES Y DESPUÉS DE ELECCIONES

A Martínez-Amador se le consultó sobre el papel que considera jugará el narcotráfico en las elecciones generales y respondió que son el financista, el apoyo económico que provee el dinero, como se conoció recientemente.

“Son el financista de última instancia, son el apoyo económico que provee de esas maletas llenas de dinero que ningún candidato por muy creyente que sea va a rechazar: Allí está el caso de FCN y el dinero entregado por el Fantasma”, opina.

El entrevistado agrega: “El dinero del narco hace la diferencia entre construir una estrategia de movilización imparable para un partido y poder comprar todo lo necesario para ganar una elección comprando voluntades, lealtades y moviendo personas. En campañas electorales que aún son tan tradicionales, donde los partidos tienen que físicamente desplazar para ganar, pocos, por no decir nadie, rechazará el dinero proveniente del narcotráfico. Y el Tribunal Supremo Electoral parece tener pocas capacidades para fiscalizar en tiempo real”.

Por su parte, Carlos Menocal detalla que después de la administración de gobierno actual el escenario que puede identificarse es “alta presencia” del narcotráfico, que habrá cooptado varios espacios.

“El siguiente escenario es alta presencia del narcotráfico internacional, de estructuras internacionales, más de cinco o seis puntos copados y tomados por el crimen organizado en términos de territorio, yo sí creo que la parte norte, sur y oriental del país están prácticamente controlados por el narcotráfico y sí creo que hoy más que nunca se evidenciará después de las elecciones, el poder local en un alto relacionamiento con el narcotráfico”, explica.

ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS

– El 13 de abril una avioneta sin plan de vuelo se accidentó en la selva petenera y dejó dos personas muertas, según el Ejército de Guatemala.

– El 10 de abril, fiscales de Delitos de Narcoactividad del Ministerio Público y agentes de la Subdirección General de Análisis e Información Antinarcótica (SGAIA) de la PNC realizaron allanamientos en Petén, sin embargo, cuando pretendían retirarse un grupo de supuestos pobladores con galones de gasolina en las manos se lo impidieron. Tras horas de diálogo lograron salir del área, no hubo capturas.

– El 3 de abril fue localizada una avioneta en El Manchón, Guamuchal Retalhuleu, sin embargo, fiscales y policías no lograron ingresar a procesar la escena. La dificultad se originó porque civiles y personas armadas bloquearon la entrada de la comunidad para evitar que las autoridades procesaran la escena; la aeronave fue quemada y no ha sido recuperada, mientras que soldados y policías se retiraron desde el pasado fin de semana.

– El mismo 3 de abril fue encontrado un Jet privado en Rama Blanca, Sipacate Escuintla. El MP dijo un día después que no encontró ilícito dentro del automotor.