POR HEDY QUINO
hquino@lahora.com.gt

El Organismo Ejecutivo presentará hoy al Congreso de la República una iniciativa de ley para adquirir directamente con las farmacéuticas una dotación de vacunas Covid-19, según lo dio a conocer la ministra de Salud Pública y Asistencia Social, Amelia Flores.

A su ingreso a una citación en el Congreso, la titular de la cartera de Salud explicó, que con la propuesta de ley se busca agilizar los procesos de compra de las vacunas Covid-19, esto a través de adquisición directa con las farmacéuticas, ya que actualmente la legislación nacional no lo permite.

“Lo que se busca es poder comprar más rápidamente, a menor precio y de forma transparente, a través de compra directa y de forma internacional; nosotros no podemos hacerlo, no podemos dar anticipos, nos lo impide la ley y la Contraloría. Necesitamos esa apertura para poder realizar esas compras que otros países la tienen”, detalló Flores.

LEA: Viceministro de Hospitales reporta incremento de pacientes Covid-19 moderados y graves

La ministra de Salud agregó, que no se tiene una estimación de cuándo podrían adquirir las vacunas bajo dicha modalidad, ya que depende de la disponibilidad de vacunas en el mercado, y hasta que se apruebe la iniciativa podrán comenzar a buscar qué farmacéutica tiene disponible, entre ellas podría ser AstraZeneca, puesto que el sistema de refrigeración que utilizan se adapta a los del país.

En cuanto a las cantidades a comprar, Flores no dio un estimado, sin embargo, dijo que esperan tener muchos más a los que tienen programados adquirir por medio del sistema Covax, iniciativa de la Organización Mundial de la Salud.

CONVENIO DE CONFIDENCIALIDAD

La titular de la cartera añadió, que en la adquisición directa de las vacunas con las farmacéuticas se tendrían cláusulas de confidencialidad, pero que estas son respecto a cuestiones técnicas y no al proceso de compra.

“Este es un recurso que utilizan las empresas que fabrican vacunas, y se le denomina de confidencialidad, esto no es solo con la vacuna Covid, esto ha ocurrido con todas las vacunas que se han fabricado”, afirmó.

“Existe ese convenio, ese contrato de confidencialidad, en el que la persona que está negociando no puede difundir información crítica que ellos estén dando, por ejemplo: en qué fase van o qué tipo de pruebas están haciendo, eso es algo que solo la empresa lo puede dar. Sin embargo, la cantidad de vacunas que estamos negociando, el presupuesto de dónde lo estamos obteniendo, eso no es confidencial, esa es información que nosotros podremos dar en cualquier momento”, concluyó Flores.

Foto ilustrativa de una vacuna contra el Covid-19. Foto La Hora/AP
Artículo anteriorVacunas: la gran batalla se ha iniciado
Artículo siguienteEl mamífero más austral mantiene charlas ultrasónicas bajo el hielo