Mundo empresarial

Alberto J. Mora, director Ejecutivo Asociado de Programas Globales de la American Bar Association de Estados Unidos explicó ampliamente la relación del tema de la Justicia con la economía. Foto La Hora

Ayer el abogado norteamericano Alberto Mora, quien además de ser el Director Ejecutivo Asociado de Programas Globales de la prestigiosa American Bar Association de Estados Unidos, ha sido el abogado general de firmas como Walmart y Mars que se han expandido a otros países y, por lo tanto, conoce bien el tema de la transparencia y legalidad en los sitios donde planificaron hacer negocios, habló con La Hora sobre el proceso de elección de Cortes que se vive en nuestro país e hizo ver la importancia que ello tiene en el clima de negocios.

Constantemente escuchamos a los que se atribuyen la representación del mundo empresarial aquí hablando del Estado de Derecho y la Certeza Jurídica como elementos necesarios para atraer la inversión, no obstante que en la práctica estén trabajando activamente en consolidar un sistema de impunidad apoyando aspiraciones de aquellos que se han comprometido con los grupos más oscuros para protegerlos y permitir que continúe el negocio que florece en el marco de la corrupción. El mundo empresarial, sin embargo, es mucho más que eso y está compuesto por todos aquellos que emprendemos e invertimos para generar actividad económica con fines lucrativos, la inmensa mayoría de los cuales nos concentramos en la atención a los clientes y nos frustramos cuando para realizar trámites hay que sufrir la exigencia de sobornos. Los empresarios que queremos hacer las cosas bien somos mayoría y entendemos lo que dijo Alberto Mora en el sentido de que sin certeza jurídica proporcionada por Cortes imparciales y objetivas cuesta mucho hacer verdadera actividad empresarial.

Relató Alberto Mora sus experiencias cuando dirigió la expansión de Walmart que incluyó el inicio de operaciones de la firma en Guatemala y también cómo tuvo que reaccionar cuando se supo de una actividad ilícita realizada por sus socios en Rusia, haciendo énfasis en que en Estados Unidos las empresas tienen que actuar dentro de un marco lícito y que por ello van a invertir en lugares donde no se aliente la corrupción, entendiendo que el sistema de justicia es la piedra angular porque mediante el imperio de la ley y el Estado de Derecho se previene el comportamiento de quienes buscan beneficios y negocios tratando con funcionarios corruptos.

El gobierno habla de su plan para atraer inversión extranjera pero al mismo tiempo participa en la alianza política del manoseo de las Cortes y ello no pasa inadvertido para los inversionistas de manera que aquí sólo estarán interesados en iniciar operaciones aquellos que se mueven en las aguas turbias y que son piratas más que empresarios.