CÁMARA DE LA INDUSTRIA LLAMA A BUSCAR EL DESARROLLO

Mujeres rurales enfrentan racismo y discriminación

POR ACISCLO URIZAR
aurizar@lahora.com.gt

La representante de ONU Mujeres dijo que estadísticas revelan que más del 50% de las mujeres en Guatemala tiene que pedir permiso a su pareja para poder involucrarse en alguna actividad determinada, sea esta social, religiosa o cultural. A decir de la experta aún falta mucho para que la mujer guatemalteca alcance una independencia que pueda hacerla protagonista dentro de nuestra sociedad.

Machicado informó que ONU Mujeres, con el apoyo del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) está implementando un programa que busca contribuir al empoderamiento económico de 625 mujeres rurales emprendedoras agrupadas en 25 organizaciones en los departamentos de Chiquimula y Jalapa.

En tanto que Rudolfs Jacobs, presidente en funciones de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), manifestó que es importante impulsar el desarrollo de las mujeres emprendedoras rurales y del país en general, además de instar a la sociedad que se ponga en agenda la celebración del Día de las Mujeres Rurales.

Por su parte, Javier Zepeda, director ejecutivo de la CIG, expresó que uno de los principales problemas que afrontan las personas que se dedican a la economía informal en el país es el acceso a los créditos. “Las autoridades deben incentivar a los trabajadores de la economía informal y facilitarles el acceso a los créditos en vez de perseguirlos”, afirmó Zepeda.

Establecen acuerdo
Con el propósito de iniciar acciones que contribuyan a fortalecer las capacidades de las mujeres rurales emprendedoras de Guatemala, la Cámara de Industria de Guatemala y ONU Mujeres establecieron un acuerdo que persigue eliminar las brechas de género en la participación económica activa de las mujeres rurales, y por consiguiente aportar al desarrollo y crecimiento económico inclusivo del país.

Además, se nombró a la señora Ana Octavila Díaz Díaz, como directora de Cámara de Industria de Guatemala por un día. Díaz Díaz es originaria de del departamento de Chiquimula, fundadora de la Asociación “Manos Protectoras de Jocotán” que agrupa a 30 mujeres artesanas que se dedican a la elaboración de artesanías y bisutería principalmente de material reciclado.