La intención de la iniciativa es impulsar nuevos emprendedores. Foto La Hora/Cortesía

Por Grecia Ortíz
gortiz@gmail.com

Motivadas por ayudar a jóvenes emprendedores, dos mujeres impulsan una iniciativa, que surgió primero como un negocio ante la necesidad de emplearse, que ahora se convirtió en un espacio para generar capacitaciones, crear capacidades, así como potencializar las habilidades digitales que permitan a los beneficiarios mitigar el impacto económico provocado por la pandemia del Covid-19.

Jennifer Domínguez, quien se comunicó a La Hora luego de leer el contenido sobre emprendedores que ha publicado desde hace varios meses este medio, compartió la historia del proyecto, Date Chance, que nació a finales de 2018, de la idea de su amiga e impulsora Mildred Ajú.

lea: Sin ley Antitrámites una licencia de Q1 mil puede terminar costando Q3,500

EL DESEMPLEO UN DETONANTE

Hace unos años Mildred se quedó sin empleo y ante la imposibilidad de encontrar una fuente de ingresos económicos con su esposo, decidió emprender vendiendo algunos artículos, de hecho, en un principio ofreció vestidos de tipo “maxi”, que estaban de moda cuando empezó este camino.

“En ese momento ella no me creía que había otras personas que se dedicaban a lo mismo y pues de ahí sacaban un salario”, recordó Domínguez.

De hecho, el negocio inició con apenas Q300, luego que empezó a vender, adquirió más productos se formalizó y se registró en la SAT.

“Sin embargo, al incrementarse los pedidos que ella tenía, en ese momento vio que necesitaba más personas que le ayudaran y así fue como busco a jóvenes de la comunidad para que le ayuden a comercializar los productos en Internet y así empezó el grupo de seis personas”, destacó.

Una de las principales ayudas que ofrecen las guatemaltecas son las capacitaciones. Foto La Hora/Cortesía

Posteriormente, empezaron a vender más productos y con el tiempo, Mildred vio que era rentable y que podía generar empleos a más personas en su comunidad y que no tienen una oportunidad de trabajo formal o que por diferentes causas necesitaban de un ingreso económico adicional.

Luego a estos jóvenes los apoyó con un crédito o beca, para que tuvieran la posibilidad de estudiar y pagar cierta cantidad mientras completaban sus cursos.

“Empiezan a buscar a más jóvenes para que se unan con ellos a comercializar productos y a través de la rentabilidad que estaban generando empiezan a darle la oportunidad a otros jóvenes de otros departamentos y a personas que tienen cierta discapacidad”, comentó.

CAPACITAN A JÓVENES PARA EMPEZAR CON EMPRENDIMIENTOS

Después de lograr esa dinámica, empiezan a buscar a mujeres, ya sea solteras o personas que por la pandemia se quedaron sin empleo para ayudarlos a crear micronegocios, tanto en el interior del país como en la Capital.

En la actualidad el proyecto apoya a 56 jóvenes que son capacitados por el equipo de la emprendedora, que además les otorga un capital semilla para que puedan empezar su propio negocio.

“Actualmente el proyecto lo que busca es brindarle la oportunidad a otros cien jóvenes entre las edades de 18 a 30 años para que ellos puedan empezar sus negocios de emprendimiento o sus micronegocios desde su casa o comunidades, los capacitamos y les brindamos el capital semilla, les ayudamos a aperturar, por ejemplo, la página de Facebook, una página en Instagram, les damos todo el tema de marketing”, destacó.

Además, les comparten los detalles que deben seguir para registrar sus negocios en la SAT, un elemento fundamental dentro del proyecto y por el cual no deben invertir para recibir la guía.

Los jóvenes son el centro de la iniciativa de apoyo al emprendedor. Foto La Hora/Cortesía

CREAR CAPACIDADES Y HABILIDADES

El objetivo es crear capacidades y potencializar las habilidades digitales que tienen los jóvenes, para impulsar oportunidades de emprendedurismo que puedan mitigar el impacto económico provocado por la pandemia, el único requisito que solicitan es que sigan estudiando y se capaciten.

LOS TIEMPOS

En mes y medio desarrollan un curso y los alumnos tienen la oportunidad de impulsar su propio micronegocio a través del capital que invierten, así otros jóvenes pueden seguir ese camino como emprendedores.

Los integrantes del proyecto se encuentran en Sololá, Escuintla, Retalhuleu y otro grupo que está por arrancar en Izabal.

Domínguez afirma que este proyecto no hubiera sido posible sin el ingenio de Mildred y las circunstancias que la motivaron a buscar una forma de generar ingresos.

“Es una necesidad de poder ayudar y eso pues brinda una felicidad inmediata el ver como pequeños emprendimientos también pueden brindar oportunidad de empleo a personas que no lo tienen”, destacó.

LEA: Cero Market, un espacio para productos orgánicos y un cambio de conciencia

IMPULSAN A JÓVENES

A la vez, explica que decidieron impulsar a los jóvenes porque ellos muchas veces no encuentran oportunidades o el mismo país se las niega, así que con esto se muestra que pueden prepararse y motivar sus habilidades para la vida.

“Se les dan las capacidades, continúan preparándose, además de eso obtienen habilidades digitales que eso ayuda a romper la brecha digital que muchos jóvenes están viviendo actualmente en este país y ven en la digitalidad la oportunidad que quizás ellos no veían antes de entrar dentro del proyecto”, destacó.

El objetivo de las emprendedoras es generar más empleos. Foto La Hora/Cortesía

BUSCAN IMPULSAR A MÁS PERSONAS

Con esta idea, remarcó que buscan que más personas se puedan unir a este proyecto y que incluso puedan ayudar a cien más. “Nació con una sola persona, pero se ha replicado”, mencionó.

Impulsar este proyecto ha sido importante para ellas como mujeres, pues considera que muy pocas veces se dan cuenta de la capacidad que tienen para crear oportunidades, “esto ha sido una satisfacción primero porque somos mujeres y segundo porque somos madres y tercero porque hemos podido abrirle las puertas a otros jóvenes a que puedan crecer y creer en ellos mismos”.

Para la entrevistada, la pandemia también les permitió a más personas reinventarse y emprender sus propios negocios.

Si usted está interesado en obtener más información puede escribir a milymodasgt@gmail.com 47400471.

lea: Microsoft y LinkedIn: Hasta 30 mil guatemaltecos se han interesado en cursos gratuitos