REDES SOCIALES, LECTURAS Y VIVENCIAS SON SUS HERRAMIENTAS

Mujeres empoderando mujeres: el caso de Bridget

Bridget Poitan, una joven guatemalteca de 27 años le relató a La Hora cómo decidió empoderar a las mujeres emprendedoras usando las redes sociales. Foto La Hora

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Decidida a reinventarse y a superar cualquier obstáculo, Bridget Poitan, una joven guatemalteca de 27 años le relató a La Hora cómo decidió empoderar a las mujeres emprendedoras usando las redes sociales, además, en medio de la pandemia por el COVID-19, creó un espacio en la red social Facebook en el que muchas tienen la oportunidad de apoyarse y ofrecer sus productos en momentos que son difíciles para todos.

Salir adelante, asegura que no es sencillo, pero les recuerda a las personas que, si no hay trabajo, ahora es cuando deben inventárselo.

Incluso la entrevistada cuenta cómo ha dedicado sus energías a diferentes emprendimientos y ahora está dispuesta a seguir empoderando a la mujer.

SUS ESTUDIOS

Bridget estudió perito en Mercadotecnia y Publicidad, tras culminar diversificado, dice que soñaba con continuar en la Universidad una carrera en la Facultad de Agronomía o Arquitectura, pero al no pasar las pruebas específicas optó por elegir otro tipo de estudio.

“No me quería quedar sin estudiar o perder un año, así que en la última oportunidad fui a la Escuela de Comunicación y gané, y yo pensé, ¡genial¡, voy a estudiar el primer año y voy a seguir intentando en las otras facultades y después solo hago equivalencias de filosofía, vida universitaria, formación social que son las clases que tienen todos el mismo año. Pero primero terminé la carrera 2012-2016 antes de entrar a otra facultad”, recordó.

Lo ocurrido para Bridget se lo atribuye a que Dios tenía un propósito distinto para ella. La entrevistada se describe como una persona inquieta, a quien no le gusta la rutina y le encanta siempre aprender y hacer cosas nuevas, así que por varios años dice que se ha dedicado a compartir diferente tipo de contenido a través de las redes sociales.

Además del espacio, realiza actividades para orientar y fortalecer a la mujer. Foto La Hora/Bridget Poitan

UN LIBRO DE STEVE JOBS LA MARCÓ

Aunque su experiencia en la universidad no fue como esperaba, dice que se siente feliz de la oportunidad que tuvo de estudiar una carrera de Ciencias de la Comunicación y el privilegio de graduarse de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

La profesional menciona que también ha buscado capacitarse en diferentes ámbitos, por ejemplo, ha completado cursos y talleres en el Intecap, en la Escuela Municipal de Arte y Cultura de Correos en New Horizons, cosmética natural y otros.

“Me gustaba mucho visitar la biblioteca central cuando llegaba a la U y me topaba con el edificio estaba cerrado yo pasaba esas horas que se suponían eran de clases en la biblioteca, ahí encontré el libro de Steve Jobs y en el encontré una frase que decía: La creatividad es simplemente conectar cosas” entonces me di cuenta de que entre más se aprende más posibilidades de innovar existen. Recuerdo que hubo un profesor que me dijo: “El que mucho abarca poco aprieta, mejor especialícese en algo” pero yo le hago caso a Steve Jobs, la vida es muy corta como para dedicarnos a una sola cosa”, comentó.

La lectura, menciona que ha sido una parte esencial en su vida y de hecho la formó y la ha llevado a impulsar emprendimientos.

Desde niña cuenta que emprendía, en el colegio recuerda que vendía pulseras, le gustaba estar ocupada en algo, además, empezó a trabajar a los 17 años como vacacionista en una cafetería, luego en un call center en inglés e incluso como representante de servicio al crédito en ese idioma.

Posterior a esas experiencias, encontró un libro de bienes raíces y a los meses se enteró de un diplomado en formación inmobiliaria, en ese momento recordó el momento en que pensó en estudiar Arquitectura, aunque ahora ya tenía la capacidad de pagar el curso, pero decidió seguir con el aprendizaje que leyó en uno de los libros que había llegado a sus manos antes.

Al trabajar en ese campo, cuenta que tuvo la oportunidad de integrarse en proyectos alternos, algunos de ellos funcionaron y otros no, mencionó.

Los libros siempre han sido una parte esencial para la guatemalteca y le han ayudado en sus emprendimientos y actitud. Foto La Hora/Bridget Poitan

QUIERE EMPODERAR A LAS MUJERES GUATEMALTECAS

Bridget no se cansa de emprender, pero ahora lo llevo a otro nivel y decidió impulsar un grupo en Facebook en donde reúne a mujeres guatemaltecas emprendedoras al que nombró Mujeres Aliadas Guatemaltecas (MAG), ahí todas ofrecen diferentes tipos de servicios, productos y brindan talleres que empoderan.

“La idea surge porque yo compartía los emprendimientos a través de historias, pero me di cuenta de que una historia de 24 horas no era mucha ayuda. Entonces pensé que en el grupo se podían reunir mujeres interesadas apoyar la economía local”, dijo.

La profesional menciona que ya tiene tres años de recibir mensajes solicitando ideas o apoyo en sus emprendimientos y explica que lamentablemente en Guatemala, cuando se emprende muchas veces se hace por necesidad y porque las personas han perdido sus empleos.

LEA: Fundador de Ecofiltro a emprendedores: se necesitan buenas tácticas de ventas

Para ella, auxiliarse de las redes sociales en este momento es importante y destaca que eso puede hacer la diferencia y es algo que puede potenciar, porque hay muchas personas que necesitan de apoyo para impulsar sus negocios en las redes sociales.

“He recibido mensajes de costureras para que les enseñe como abrir su página de negocio en Facebook”, aseguró.

Bridget ha destacado la importancia de compartir con otras mujeres sus experiencias. Foto La Hora/Bridget Poitan

UN GRUPO DE MUJERES EMPRENDEDORAS

El grupo de emprendedoras destacó que decidió impulsarlo con mujeres, porque siente que existe confianza, aunque reconoce que como mujer ha sufrido de acoso, ya que tuvo experiencias en las que solo la contactaban para conocerla y la hacían perder el tiempo.

“Entonces por ese aspecto machista que aún se da, comercializar entre mujeres nos hace sentir más seguras protegidas, que quienes nos contactan son mujeres igual a nosotros y no quieren nuestros productos con malas intenciones de fondo”, aseveró.

El grupo ha tenido un gran alcance y paso de tener a un reducido número de integrantes a congregar a más de 3 mil en pocos días y en este se puede encontrar de todo, incluso profesionales que ofrecen servicios de asesoría, hasta quienes venden todo tipo de productos.

LEA: AGEXPORT destaca a exportador de software que se ha reinventado en la pandemia

HAY OPCIONES

Bridget lo tiene claro, sabe que en Guatemala es difícil salir adelante pero no imposible, así que les envía un mensaje a los jóvenes, para que cuando no tengan un empleo se lo inventen.

“A pesar de ser profesional he tenido que coser, he vendido zapatos, he hecho de mensajera. Pues en estos momentos mi fuente principal de ingresos está prácticamente muerta, vivimos una incertidumbre con el mañana, realmente no sabemos si sobreviviremos a esta enfermedad. Por lo que mi consejo es tomar precauciones y buscar formas de ayudar a las personas los emprendimientos exitosos son aquellos que ayudan a las personas”, enfatizó.

La guatemalteca contó su experiencia a La Hora y cómo ha logrado crecer en el emprendimiento. Foto La Hora/Bridget Poitan

A su parecer es necesario que todos se quiten del pensamiento “¿qué me va a dar más dinero?” por otro: cómo ayudar a más personas.

A futuro sueña con seguir apoyando a las mujeres a que lancen sus emprendimientos desde casa y logren mejorar su economía familiar para tener una vida digna.

Bridget finaliza la entrevista y anima a las guatemaltecas emprendedoras a que se unan al grupo si quieren un empujón en su emprendimiento o simplemente apoyar a más mujeres.