MP, CICIG y SAT reafirman trabajo conjunto; Aceros de Guatemala realizó pago

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Autoridades de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Ministerio Público (MP) y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), anunciaron en una conferencia de prensa que la empresa Aceros de Guatemala, canceló el pasado 6 de mayo el monto que habría dejado de percibir el Estado y que incluso podría ayudar a reducir de gran manera la brecha fiscal para finales de mayo.

La investigación del Caso “La Línea”, según el comisionado de la CICIG Iván Velásquez, permitió descubrir el Caso de Aceros de Guatemala, puesto que demostró una red de corrupción que operaba a lo interno de la SAT, lo que se permitió descubrir a través de escuchas telefónicas.

Velásquez expresó que con estas acciones, Solórzano tiene ahora la oportunidad de rescatar a la SAT, para que sea una institución confiable “quiero hacer la manifestación pública de respaldo al señor Superintendente”, apuntó.

De acuerdo a Velásquez, la estructura tenía como objetivos no solo librar a la empresa del pago de impuestos, sino también limpiar el récord de reparos ante la SAT, para que la firma realizara los cobros de devolución de crédito fiscal.

El Superintendente de la SAT, Juan Francisco Solórzano, expresó que el pasado 5 de mayo, se presentó el interventor designado a Aceros de Guatemala, para ejecutar el control de finanzas y egresos.

No obstante, Solórzano aseveró que tras esta medida, la entidad decidió realizar el pago el 6 de mayo en forma casi triplicada de lo que se había denunciado. “Correspondía al impuesto defraudado, más la multa equivalente al cien por ciento del mismo impuesto y los intereses por las querellas presentadas por SAT”.

Afirmó que pago que se hizo a través de 18 formularios de ingresos de cobranza a cuentas de bancos afiliados a la SAT, que luego fue trasladado a las cuentas del Banco de Guatemala, que ahora está a la disposición de finanzas del Estado.

“Es el pago más grande que ha hecho cualquier entidad, con relación a lo que se le hayan hecho ajustes o se le haya demandado como origen de un proceso judicial con el cual se estaba dando una defraudación de impuestos o tributaria”, dijo.

Al mismo tiempo el Superintendente, destacó que lo recibido por la entidad, permitirá a la institución cerrar la brecha fiscal, lo que se podría verificar a finales de mayo, aseguró, “la brecha será mínima o inexistente”.

Ahora que ya se recuperó lo defraudado, el MP dijo que junto a Procuraduría General de la Nación y SAT, acudirán a hacer conocimiento al juez de que se hizo efectivo el pago para que se dejen sin efecto las medidas precautorias.

En tanto a través de un comunicado Aceros de Guatemala, manifestaron su colaboración las autoridades en las investigaciones, al mismo tiempo que expresó confiar en el debido proceso y el principio de presunción de inocencia.

“ACEROS DE GUATEMALA ha gestionado financiamientos bancarios para realizar el pago del monto reclamado por la SAT, el cual ya ha hecho efectivo, sin renunciar a ejercer su derecho a que continúe el debido proceso hasta que un juez dicte sentencia”, aseguró la entidad.